Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Métodos de trabajo para escritores



En ocasiones, he leído que es más óptimo aplicarse en un solo trabajo para centrarse en él y avanzar, ver los resultados y así animarse a continuar. No dudo de que sea cierto y de que le sirva a muchas personas pero, en mi experiencia, he comprobado que a mí, esa táctica, no me funciona. 

Ahora mismo estoy ocupada en tres proyectos a la vez. ¿Por qué se puede hacer esto sin que se nos mezclen? Pues igual que cuando leemos varios libros en un mismo periodo de tiempo, si son de diferentes temáticas o géneros, es difícil que lo hagan. Con los proyectos es igual. Si cada uno es de diferente índole, entonces no podrán embarullarse. 

En mi caso, estoy atareada en: una novela (ya la he terminado, ahora la estoy corrigiendo), un poemario (a veces escribo algunos poemas nuevos, otras veces selecciono cuales quiero incluir en él, otras veces diseño partes del libro) y un proyecto para escritores noveles, del que ya os iré hablando en breve.

Tal como veis, son tres proyectos totalmente diferentes y no corren el riesgo de contaminarse los unos a los otros. Además creo que, organizarse así tiene una ventaja muy importante, y es que no todos los días tenemos la inspiración igual para escribir, que para corregir, que para diseñar, así que, según el día que tenga, y dependiendo de la tarea que más me apetezca, voy progresando en un proyecto u otro. Se me hace mucho más ameno y trabajo más a gusto.

Como me fijo pequeñas metas y objetivos de cada uno de ellos, sí que veo avances todos los días por lo que eso tampoco es un problema para motivarme.

De todos modos, cada cual se organiza como más productivo cree que es. Podemos probar distintos procedimientos para ver con cuál nos apañamos mejor.


Y vosotros, ¿qué método utilizáis?

Es de valientes


 El otro día, en una de mis tutorías de poesía, un alumno me mostró este poema. Debatimos sobre su significado y me pareció interesante acercároslo aquí al blog.  

"Hay que asumir las derrotas, 
porque eso 
es de valientes"


Echadle un vistazo, leedlo cuantas veces sean necesarias, (yo suelo hacerlo varias porque sino nos podemos perder matices importantes. Hay versos que puedo darles vueltas durante días, y saco perspectivas diferentes que no había visto en las primeras lecturas). Ahí va, a ver qué os parece, a mí, ya me ha inspirado varias cosas para escribir:






Cuando a medianoche se escuche
pasar una invisible comparsa
con música maravillosa y grandes voces,
tu suerte que declina, tus obras fracasadas
los planes de tu vida que resultaron errados
no llores vanamente.
Como un hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
di tu adiós a Alejandría, que se aleja.
No te engañes
no digas que fue un sueño.
No aceptes tan vanas esperanzas.
Como un hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
como corresponde a quien de tal ciudad fue digno
acércate con paso firme a la ventana,
y escucha con emoción -no con lamentos
ni ruegos de débiles- como último placer,
los sones, los maravillosos instrumentos de la
comparsa misteriosa
y di tu adiós a esa Alejandría
que pierdes para siempre. 




Konstantin Kavafis, El dios abandona a Antonio




Constantino Cavafis (en griego Κωνσταντίνος Πέτρου Καβάφης, Konstantinos Petrou Kavafis. Alejandría, Egipto; 29 de abril de 186329 de abril de 1933) fue un poeta egipcio, una de las figuras literarias más importantes del siglo XX y uno de los mayores exponentes del renacimiento de la lengua griega moderna.
Trabajó como periodista y como funcionario, y publicó relativamente poco en vida, aunque tras su muerte su obra cobró paulatinamente influencia. 

Info de Wikipedia.

Terminando retos literarios




Es 6 de Julio y acabo de terminar uno de los propósitos que me había propuesto para este verano. Aunque ahora me quede corregir y añadir detalles, he acabado la novela que comencé en Abril. Tres mesecillos he tardado, no está mal, y eso que tuve muchas dudas con el narrador. Es una novela que tiene parte de biográfica, un reto al que no me había enfrentado hasta ahora, y me ha parecido muy enriquecedor. 

Cuando conseguí enfocar bien el punto de vista de ésta, la escritura ha sido más fácil. Eso sí, te ves en bastantes dilemas a la hora de elegir qué cosas verídicas incluir y cuáles no. No se trata de contar tu historia pero quieres hacer honor a la verdad así que tienes que hacer malabarismos y crear personajes que sean inventados. Engendrar situaciones que no sean reales pero que se entremezclen con tus vivencias. Vamos, un juego bastante difícil pero estimulante con el que he disfrutado sobremanera.

Con el final también he tenido muchas dificultades. Llevaré varias semanas pensando como terminarla porque no sabía que enfoque era más correcto. Suelo tener bastante claros mis finales, pero con esta novela he dudado un montón. Tenía como dos ideas totalmente opuestas y no sabía por cual decidirme. Hasta pensé en escribir ambos finales y después elegir el que me satisficiera más. Esa era la idea, cuando me he puesto a escribir el primer final pero, como suele ocurrir en estos casos, la historia y el personaje principal ha hablado por mí y, cuando lo he terminado de escribir, me ha dicho: “no hagas otro final, este es el auténtico”. 

Y yo no voy a contradecir a la escritura.

Así que aquí me hayo. Escribiendo otro punto final a una novelita más. He puesto ese ansiado colofón 15 veces, que se dice pronto. Es liberador. Además así me pongo con otros proyectos que tengo, con el proceso creativo a medias, mientras doy forma a este texto y lo corrijo, como son tareas muy diferentes puedo ir compaginando. Algo que además recomiendo hacer.

Y vosotros, ¿cómo lleváis vuestros retos literarios?