Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Qué es un bullet journal y cómo hacerlo

¿Qué es y para qué sirve?
 
Es un sistema de organización analógico personal creado por Ryder Carroll. Básicamente se trata de coger una agenda en blanco y rellenarla tal y como mejor nos venga a cada uno para organizar nuestras tareas.

MATERIALES

Para comenzar tu propio bullet journal solo necesitas escoger un cuaderno o libreta que tengas las hojas en blanco. (Yo prefiero que no tengan nada, ni rayas ni puntos, pero hay gente que se apaña mejor con ellas). Escoge bien tu agenda porque la vas a ver muy a menudo.


También necesitarás un boli o rotulador y tantos accesorios como quieras para decorarla. Hay infinidad de ideas y formas de hacerlo, solo hay que echar un vistazo a las redes sociales.





Pero básicamente, se trata de rellenar nuestra libreta con algunas partes básicas que nos van a ayudar a reorganizar nuestras tareas y a aprovechar nuestro tiempo de la mejor manera posible. Os dejo, como idea, el video del propio Ryder (y su página principal: bullet journal) explicando como lo hace él, aunque luego cada uno debe utilizar su propio método para que se adapte a sus propias necesidades.





Las partes de un bullet journal son:

ÍNDICE: En él iremos anotando dónde se encuentra cada página para que nos sea más fácil encontrar lo que estamos buscando en ese momento.

CÓDIGO: El código es el sistema de símbolos que vamos a utilizar para marcar las actividades que vayamos realizando o posponiendo en nuestro registro diario.

TÍTULOS: podemos utilizar páginas para titular los meses, las estaciones, el año… todo lo que queramos. Suele quedar bastante vistoso hacerlo además de servirnos para diferenciar unos meses de otros.

REGISTRO FUTURO: en él escribiremos esas tareas o citas que tengamos programadas de antemano y no queremos olvidar. Como el bullet journal se va creando a medida que avanzan los meses, esta es la manera de no perder esas fechas importantes que necesitamos recordar.

CALENDARIO MENSUAL: en él anotaremos los objetivos de ese mes en concreto.



REGISTRO DIARIO (POR SEMANAS): se anotan las tareas diarias que tenemos que realizar en ese día. Las que no realicemos, las “migramos” a otro día para acabarlas, si son realmente importantes.

COLECCIONES O LISTAS: Se pueden realizar todas las listas que nos plazcan. Hay mucha gente que hace listas de deseos, de películas por ver, de libros qué leer, etc.

HABIT TRACKERS: Los habit tracker son registros de una actividad que queramos convertir en hábito. Por ejemplo: si queremos levantarnos todos los días a las 7 de la mañana, anotaremos en esta página los días que lo hemos conseguido. Así, además de ver si lo estamos realizando y tener conciencia real de cuanto lo estamos haciendo, nos empujamos a intentar cumplir esos objetivos. También hay muchos temas para un habit tracker, puede ser de comer fruta, beber agua, hacer ejercicio, etc.


BENEFICIOS DEL BULLET JOURNAL

A mi parecer, realizar nuestra propia agenda, te da libertad de hacerla cómo tú quieras, así que tendrá los elementos totalmente personalizados, no sobran páginas en blanco y ahorras papel. Además te hace ser más creativo, porque al final terminas por decorarla. Aprendes caligrafía y con ello tu práctica de meditación. Aprovechas tu tiempo con las tareas que realmente son importantes y no olvidas realizarlas. Te inspira, te relaja y además lograrás estar orgulloso de las tareas que realices. Yo creo que todo son ventajas.


Si os interesa el tema, iré publicando más entradas sobre elementos del bullet y del mío propio para que tengáis ideas para el vuestro. De todos modos, en mi instagram ya estoy publicando algunas fotillos del mismo, os invito a verlas: Elena Cardenal

¿Qué es una distopía?





¿Qué es una distopía? 

En contadas ocasiones, cuando me preguntan de qué géneros escribo, suelo tener que explicar que es una distopía, ya que es uno de los géneros que más me gustan, tanto para leer como para escribir.
Les suelo decir que es algo así como lo contrario a la utopía, donde todo es perfecto. El mundo imaginado, ha tomado el peor de los caminos y ahora es un lugar postapocalíptico.

Por ejemplo, si explico de qué va la última novela que estoy escribiendo (estoy escribiendo la segunda parte y me parece que será una trilogía), básicamente cuento cómo es el mundo 200 años adelante. No es que yo crea que será así, pero en mi historia, el mundo está bastante destruido y las personas que lo habitan están en situaciones bastante extremas.

¿Disfruto haciendo que mis personajes pasen penurias? Pudiera ser, aunque más bien es al contrario. El grupo de personajes que habitan el planeta en ese momento son como una especie de superhéroes (aun siendo personas normales) que tratarán de buscar una vida mejor a la que les ha tocado vivir, y eso ya no es lo mismo.

Es divertido imaginarse cómo será nuestro planeta dentro de varios años pero también difícil. Nos tenemos que convertir en visionarios y adivinadores, pensar en cada característica de la Tierra e imaginarnos como sería la evolución en ese aspecto en concreto. 

También necesitamos documentarnos en aspectos variopintos de los que no tenemos por qué saber nada y con lo que se aprende un montón de cosas, sobre todo sobre naturaleza.

La distopía se centra también en el problema que ha llevado al mundo a estar en ese futuro apocalíptico. Esto es básico para que tengamos historia. ¿Por qué el planeta está en esas condiciones? ¿Quiénes contribuyen a ello? ¿Por qué?

Como ejemplos de novelas distópicas, tenemos algunas muy conocidas, y seguro que alguna de ellas habrán caído en vuestras manos (y si no ha sido así, os las recomiendo): Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins, Divergente de Veronica Roth, 1984 George Orwell, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. (Estas últimas las tengo pendiente de hace siglos). Y algunas novelas gráficas y comics como Dead Ender, No son como nosotros, Akira, etc. Y también en cine y series, hay un montón, pero estos son algunos ejemplos: Matrix, Galáctica, Yo robot, La quinta ola, In time, Gattaca, V de Vendetta, etc.

Os animo a que leáis y a que intentéis escribir algo de este género, imaginando como sería el mundo que conocéis dentro de muchos años. Seguro que disfrutáis la experiencia.

Y vosotros, ¿recomendáis algún libro/película/serie del género? 
 

10 consejos para escribir

¡Hola proyectitos!

¿Estáis escribiendo mucho este verano?
Pues aquí os traigo diez consejos de la gran Virginia Woolf para escribir, elaborada por eraseunavezqueseera.com. 



Cómo quiero seguir una novela que dejé a medias hace meses, y me está costando retomarla, voy a seguir sus consejos a modo de ejemplo para que os animeis vosotros también.


1. Crea tu propio método

Es una novela que dejé a medias y además la segunda parte de otra (pretende ser una trilogía) pues el método ya lo tengo creado, simplemente es continuar la historia con ideas que dejé apuntadas y con otras nuevas que vayan surgiendo.


2. Ten una disciplina

Mi mejor momento para escribir es por la mañana. Intentaré ponerme al menos una hora 4 o 5 días a la semana. Vosotros podéis buscar el horario que mejor os venga para hacerlo.


3. Lee a los clásicos

Lo tengo en la lista de pendientes desde hace tiempo. No me vendría mal leer algo de ciencia ficción ya que es de lo que pretendo escribir.


4. Escribe a diario

Con que escriba 4 o 5 días es suficiente, ya con eso se coge una rutina que no se suelta, al menos en mi caso, porque la historia está fresca en la mente y no hay que releer tanto lo escrito anteriormente.


5. Confía en tu talento

Cuando dudo de mis capacidades suelo pensar en lo que ya he conseguido escribir, es un buen método. Si otras novelas me hacen sentir bien puedo escribir una nueva.


6. No te apresures

En mi caso llevo meses (por no decir un año) sin escribir esta historia, así que con que poco a poco vaya completándola, me doy por satisfecha.


7. Enfréntate a tus fantasmas

Lo peor que podemos hacer es tener miedo a seguir escribiendo por si no tenemos nuevas ideas, quizás algo que me ha pasado con ésta. Esto se soluciona volviendo a escribir porque así van surgiendo.


8. No devalúes tu obra

Como es la segunda parte de otra novela, no verá la luz hasta dentro de muuuucho tiempo.


9. Sal de casa

Bueno, creo que no hace falta que me animen más a esto, jajaja. Salir de casa, entre muchos otros beneficios, tiene el de inspirarnos.


10. Pon en valor tu trabajo

Con esta novela, de momento mientras la acabe, estaré pagada.


¿Os animáis a seguir los consejos de Virginia?