Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Entrevista del Blog: Escritura Indie

Hace unas semanas, me hicieron una entrevista en un blog muy interesante en el que Alba, su autora, habla de aspectos de la escritura para principiantes que os pueden venir bastante bien, llamado: Escritura Indie.
Cuando me propuso el encuentro, acepté encantada ya que creo que hace muy buen trabajo. Os dejo por aquí la entrevista íntegra y también un enlace para que podáis visitar el blog y haceros asiduos de él porque merece la pena, además Alba es encantadora y muy amable, y se merece que le vaya genial en sus proyectos. Desde aquí le doy las gracias, una vez más, por la oportunidad.

Leer la entrevista en Escritura Indie



Entrevista con Elena Cardenal: “el primer consejo es disfrutar con la escritura”.

Hoy tengo el enorme placer de inaugurar una sección que llevaba tiempo cocinándose: las entrevistas a autores independientes. Un espacio en el que espero poder recoger la experiencia y el saber de quienes trabajan cada día por dedicarse a su pasión: la escritura. En esta primera cita no podríamos haber encontrado a una persona más facilitadora, amable e interesante que Elena Cardenal, a la que desde aquí agradezco sus ganas de participar en este discreto refugio de una escritora en prácticas.
Ya es capaz de referirse a sí misma como escritora, aunque reconoce que le ha costado y que aún siente la presión de tener que demostrar su oficio en algunas ocasiones. Puede hacerlo: tiene tres novelas publicadas (La ciudad de Zénnox, Historias escritas en el viento y Sueña conmigo), más de catorce terminadas y lleva la friolera de dieciocho años cultivando este género. Además, es autora de dos guías de escritura de gran éxito en Amazon: Cómo escribir una novela y Cómo crear personajes, y acaba de publicar un El vuelo de las libélulas, un libro de poesía o como ella misma define “un capricho” que ha querido darse.
Elena es una chica madrileña. Habitante a tiempo parcial entre Getafe y Lavapiés, que define como su segundo barrio. Allí me cité con ella para tomar dos cafés en la calle Argumosa. Desde el primer momento notas que a Elena no se le escapa ni una: aunque hace tiempo de terraza, piensa si el ruido no será un problema para la grabación. Y lo dice sin pretensiones, solo por echar una mano. La sonrisa constante con pequeñas trazas de amable timidez marcan la primera impresión que tienes de ella. A los pocos minutos de conversación notas que la escritura para ella no es solo un oficio sino una naturaleza, una especie de condición de la que no podía escaparse y a la que adora. Hablar con ella del oficio de escribir es una toda una experiencia que te permite asomarte al potente mundo interior de esta escritora y observadora del mundo.
Es la primera entrevista que le hacen y dice estar nerviosa, aunque su naturalidad y su buena disposición lo pondrán todo muy fácil.

¿Cuándo y cómo decidiste dedicarte a la escritura creativa?
Ha sido siempre mi hobbie. Realmente empecé a escribir por afición como a los quince años. Dedicarme profesionalmente ha sido hace tres años. Me quedé sin trabajo y me surgió la idea de intentarlo, por probar. Amazon te da la oportunidad de probarte como escritora así que empecé por ahí y en este tiempo he publicado tres novelas, dos guías de escritura y un libro de poesía.

¿Crees que el escritor nace o se hace?
Creo que tienes que tener ciertas características de inicio. Las personas que escriben son muy observadoras, creativas, que necesitan de alguna manera sacar lo que tienen dentro y lo hacen así, como otros lo hacen pintando, haciendo fotografías… El estilo es otra cosa, eso se hace, una cosa es que seas creativo y te inventes buenas historias y otra distinta es que sepas plasmarlas en un papel.

¿Te has formado de alguna manera orientada a la escritura?
Sí. He hecho dos ciclos de artes gráficas y hace nada hice diseño y producción editorial, por ver el otro lado del mundo de los escritores, y algo de diseño, maquetación y demás. Te da una visión muy completa de ese mundillo.

¿Cuáles crees que son las mejores cualidades que puede tener una persona que escriba?
Tener una mente siempre abierta a inspirarse en cosas, observar el mundo… Más que hacerlo tienes que ser ya así. Ser observador. Yo no me pongo a observar a la gente para luego escribirlo, es que yo soy así y luego uso las cosas que observo para escribir.

¿Y los peores rasgos para un escritor?
Creo que ante todo hay que ser humilde. Me da mucha rabia cuando veo gente que se lo tiene muy creído simplemente porque escribe. Bueno, es una profesión más. No tienes porque ser menos ni ser más. Esa actitud de “soy escritor y tengo que hablar de mí, de mis libros y mis cosas y nada más”, creo que no gusta a los lectores, que no son tontos. Somos muchos los que escribirmos y al final el lector elije leer al que le cae bien. Creo que eso se detecta y se nota si conoces y sigues el trabajo de alguien, se ve enseguida si vas de ser más que los demás.

¿Cuántas novelas has empezado?
Empezadas tengo once, terminadas catorce.

¿Te costó terminar la primera novela?
Elena Cardenal escritora
Añadir leyenda
Si te digo la verdad, no me costó nada. Yo al principio escribía historietas y cosas cortas en folios, pero nunca llegaba a acabar nada por lo difícil que es escribir a mano algo más largo. Un día me regalaron un ordenador y nada, escribí la novela, me salió sola. No sé si estará mejor o peor pero no me costó nada. Otras me han costado más porque quería presentarlas o publicarlas y era más cuidadosa pero la primera como era una cosa que era para mí y que nadie iba a leer, no me costó.

Basándote en tu experiencia has publicado un par de guías de escritura: Cómo escribir una novela y Cómo crear personajes, que están teniendo bastante éxito en Amazon. ¿Cuáles son las claves para vender un libro por tu cuenta?
Yo creo que tienes que estar día tras día trabajando en ello. La constancia es muy importante. Si puedes dedicarte cien por cien a ello, mejor, aunque nada te puede asegurar que vayas a tener éxito. A lo mejor tu libro no gusta y no es por falta de calidad, puede que no llegues al público por inexperiencia con el marketing o por otras causas. Es mucho de estar día tras día enviando información a gente e intentando que circule.

Tienes un blog, El Proyecto de Escritora desde el cual has dado consejos a escritores noveles desde tu experiencia y tu punto de vista. ¿Qué recibes a través de esa herramienta?
Aporta muchas cosas buenas porque de otra forma no sabes en qué fallas o puedes mejorar, entonces lo que la gente indica o pregunta da ideas sobre material que luego puedo producir, incluir en las guías. Me parece muy importante.

¿Te ha llegado buenas opiniones sobre las guías?
Pues sí, me han llegado buenas críticas, me dicen que lo explico todo de forma sencilla.

Cuéntanos algún truquillo de escritura…
Sobretodo yo creo que es muy importante el punto de partida: que tú vayas abierto al mundo, con ocho ojos, mirando todo, escuchando todo, porque puede surgir una novela de cualquier cosa. Eso es primordial, ir por el mundo abierto a que te llegue un momento de inspiración de donde sea.

Hay algún momento especial que te haya pasado eso?
Me ha pasado varias veces con sueños. No sé si eso es plagiarme a mí misma. He soñado una imagen que me ha sugerido cosas y de ahí han salido novelas.

¿Cuáles son tus temas más recurrentes a la hora de escribir?
Yo escribo sobre las emociones humanas. Me invento tramas y ambientes diferentes pero siempre voy a contar lo que siente el personaje y cómo vive la situación.

Crees que es posible ganarse la vida como escritora independiente?
Imposible no es, pero es muy, muy complicado. Más que ganarte la vida con eso puede abrirte la puerta a otras cosas que sí pueden llevarte a ganarte la vida. Que te conozca alguien , le guste tu trabajo y te lo edite, por ejemplo.

¿Cómo valoras el papel de la industria editorial con respecto a los autores noveles?
Entiendo que ellos no puedan estar a ver todo lo que hay y todo lo que se escribe porque es que hay muchísimo. Por eso me parece tan importante el papel de internet porque te da la oportunidad que nadie te da. Es la manera en la que los profesionales del sector te pueden ver, comparar con lo que hay y hacer una primera criba. Creo que todos debemos tener la oportunidad de mostrar nuestro trabajo.

¿Cuáles crees que son las nuevas tecnologías imprescindibles para un escritor que se lo esté montando por su cuenta?
Principalmente un blog o un espacio para poder escribir textos libremente y tranquilamente, para que la gente te conozca y pueda ver cómo escribes y si quiere pueda convertirse en lector habitual. Luego Facebook, Twitter, Instagram… Quizás probar varias redes sociales y luego elegir las que mejor te funciona o te sientas más cómodo para desde ahí trabajártelo. Estar en muchos sitios y no cuidar los perfiles no sirve para nada.

Tú tienes más de 500 seguidores en tu blog y más de 5.000 en Facebook. ¿Cómo se consigue eso?
Pues siendo un poco plasta… (risas) De otra manera, sin medios y sin poder gastar en anuncios, lo que te da publicidad gratuita es estar cada día mandando y compartiendo cosas. No creo que sea bueno tampoco el spam a saco, pero que se conozca tu trabajo de alguna manera lo tienes que hacer, si no no llegas a nadie.

De las novelas que has publicado, ¿cuál es tu favorita?
Yo diría Historias escritas en el viento. La protagonista me llega más, tienes quizás más de mí y por cómo está narrada y lo que cuenta es la más personal. Le tengo especial cariño.

Háblanos del último libro que acabas de publicar, El vuelo de las libélulas.
El vuelo de las libélulas. Elena CardenalEse libro nace de esa novela, precisamente. La protagonista de esa novela, Julieth, escribe cuentos, escribe poesía, se va inspirando por el mundo… Un poco como soy yo. Pensé que estaría bien recopilar esos escritos que tenía ella y que tenía yo por ahí. Lleva cuatro días publicado y está ahí buscando su sitio. Entiendo que la poesía es muy difícil de vender pero la verdad es que este libro ha sido como un capricho mío, me he dicho, voy a darme un homenaje y se lo voy a dar a mi protagonista, ya que me ha dado muchas alegrías con la novela.

Querríamos saber algo más sobre tus gustos literarios: ¿cuáles son los tres libros que siempre recomiendas?
Me gusta mucho la literatura juvenil, entonces tiendo a recomendar ese tipo de libros. Me encantó La ladrona de libros, que me hizo reír, me hizo llorar, me cambió también, me identifiqué con la protagonista y le tengo mucho cariño. Como también me gusta mucho el realismo mágico, las distopías y este tipo de libros también recomiendo Los Juegos del Hambre y Harry Potter, y muchos más.

¿Cuál es tu género literario favorito?
Yo escribo lo que me gusta leer. Empecé a escribir cuando me mandaban leer libros en el instituto y tal y veía que nunca llegaba a pasar realmente lo que a mí me apetecía que pasara, entonces me dije “pues me los escribo yo”. Supongo que será el género social el que más me gusta aunque me encanta la ciencia ficción, el realismo mágico…

Hablando del instituto, ¿tú eras las que te leías el libro que mandaban aunque no te gustase y lo terminabas o te ibas a internet y buscabas el resumen para salir del paso?
Me los leía, pero he sufrido mucho con las lecturas que me han mandado. Al principio, como me mandaban libros que no me gustaban pensaba que no me gustaba leer. Luego tendría como quince años y me mandaron un libro de Lorenzo Silva, que de ahí se convirtió en mi autor favorito. Y entonces si pensé “esto sí me gusta”, investigué al autor, su novela juvenil, me leí un libro que me encanta, Algún día cuando pueda llevarte a Varsovia, y desde ahí me empezó a gustar leer.

Entonces tú crees que cuando la gente opina que no le gusta leer, ¿realmente es así o es que no se han topado con su libro?
Creo que no se han topado y realmente creo que la escuela tiene un papel importante. Mandarte que leas libros de hace 500.000 años es contraproducente porque no lo vas a entender ni te va a apetecer leerlo. Si a esas edades te mandan leer literatura juvenil y va a empezar el gusanillo de querer leer más.

Quizás El Quijote hay que dejarlo para más adelante…
Exacto, creo que se confunden.

Ya sabes que Escritura Indie es un blog orientado a gente que quiere buscarse la vida escribiendo, que quieren empezar de forma independiente y que tienen a gente como tú como ejemplo. ¿Qué nos dirías a los que estamos en ese punto de querer empezar un camino en este oficio?
El consejo que daría sería que, lo primero, disfruten con la escritura, que es lo que se van a llevar. Si sale mal, si sale bien, si te leen o te compran libros ya se verá. Yo empecé de otra manera, yo no dije iun día “voy a escribir un libro, y lo publico” sino que estuve escribiendo años y años para mí, mis cosas. Un día pensé, a ver, de todo lo que tengo, que había escrito para mí y sin pensar en que lo fuera a leer nadie, ¿qué es lo que puedo publicar? Lo primero es disfrutar de lo que haces. Y no precipitarte. Los escritos también tienen que madurar en un cajón y pasado un tiempo se le da un repaso, se corrige y se decide si quieres publicar eso. Objetivos no somos nunca con lo que escribimos así que menos con lo que acabamos de escribir. Yo he dejado novelas a medias, un montón. De hecho creo que se tenían que quedar ahí, dejar esa historia que era incapaz de seguir escribiendo, y al dejarla me ha salido otra con la que sí he podido continuar. A veces no nos sale una historia y nos angustiamos, pues no, te alejas, quizás no es el momento. Yo he dejado novelas y las he acabado tres o cuatro años después. Están ahí y nadie te lo va a quitar. Lo importante es escribir lo que te apetezca, no escribir sin ganas. Es mejor aparcar y decir “pues voy a empezar otra cosa con estas otras ideas”, para conseguir siempre disfrutar de lo que hacemos.

Me parece un consejo fantástico para cerrar la entrevista. Muchas gracias, Elena y muchos éxitos.
Publicar un comentario en la entrada