Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

La invención del papel



Resulta que hace un montón de años (en el año 200 a. C. aproximadamente), un chino llamado Han Hsín, estaba buscando la forma de inventar una bata calentita para estar en casa. (El antecedente de la batamanta, para que os hagáis una idea). El caso es que va el chino y se equivoca y consigue algo que sirve de soporte para escribir sobre él. A mi estas cosas me hacen ver que las equivocaciones no son malas, como a priori parecen, sino que a veces te hacen descubrir otras cosas que no andabas buscando. Resulta que, de un invento mediocre, porque vale, las batas son calentitas y eso pero yo que sé, hay mil formas de calentarnos, tampoco es un invento de la leche. Sin embargo el papel ha hecho que podamos tener nuestros libritos impresos y aunque ahora la cosa tira más hacia lo digital siempre habrá un romanticismo en los libros en papel que no puede darnos el digital, al menos para mí.

Años después, como siempre ocurre, llega el emperador de turno, en este caso Ts´ai Lun, en el año 150 d. C y va y se atribuye el invento porque lo perfecciona un poco y listo, ale, ya es él el inventor…pues no, mira, el invento fue un error de cálculo de nuestro colega Han así que no le quites méritos al azar y al caos del mundo…

Y a todo esto, ¿cómo hacían el papel? Pues yo os lo cuento. Resulta que deshacían en unas grandes pilas trapos de lino y cáñamo, hasta que se maceraban y fermetaban consiguiendo una pasta. De esta pasta se formaba un producto de fribillas de celulosa que se depositaban en una cubeta metálica. Encima de ésta se formaba una película muy fina y se dejaba secar. Luego se alisaban una a una y se encolaban. ¡Y ya tenemos los folios primitivos! Casi nada…

A mi me parece que había que hacerle un homenaje a este chino, que este invento está muy presente en mi vida y también me hace gracia la forma en que surgió. Hay muchos inventos y descubrimientos que se hacen sin querer. No deja de resultar curioso y me pregunto si en la vida pasa lo mismo. Que si estamos buscando algo que creemos que va a ser muy bueno para nosotros y por el camino nos topamos con algo que es mejor y ni siquiera nos damos cuenta en un principio…


Deberíamos estar muy atentos no vayamos a perdernos la oportunidad de inventar el papel solo por intentar inventar una vulgar bata.
Publicar un comentario en la entrada