Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Fenómeno Lisbeth

Seguramente cuando escribimos una historia y creamos al protagonista (o a otros personajes) nos gustaría que fuera original, genuino y que a quienes leyeran la historia y lo conociesen, les marcara. ¿Cúal es la fórmula para conseguirlo? Todos podemos nombrar aquellos personajes de novela, series o películas que nos llamaron la atención tanto como para recordarlos con cariño una vez que acabamos la novela, película o lo que sea. A cada cual le gustará unos personajes en concreto, ya que va en gustos y en como nos identifiquemos con ellos, pero también hay otros que son más comunes a la opinión en general y es de ellos de los que vamos a hablar ahora.
En concreto, por ejemplo, del personaje de Lisbeth Salander a quien todo el mundo conoce aunque no haya leído las novelas o visto las películas. Este es el primer síntoma de que el personaje se ha creado con gran éxito.
Además ocurre que parece que es una persona real incluso. Un personaje que ha traspasado las páginas y es como si en algún lugar del mundo pudieses cruzarte con ella. (Parte de "culpa" la tiene una elección de actriz que casi da hasta miedo. Ni siquiera sé como se llama o si ha hecho más papeles, ella es Lisbeth y ya está.)
Algo que me llama también mucho la atención es que tanto en las novelas como en las películas (bueno, hasta ahora solo he visto la primera dos veces, en breve veré las otras dos), sin este personaje, no sería tan llamativa. Sé que a muchas personas les pasa lo mismo, por eso el segundo libro es el que más gusta, porque es en el que más se centra en su historia. Es curioso porque la película recoge muy bien la esencia del libro, o al menos es lo que a mi me parece, y es que los demás personajes son tan planos y monótonos que quizás por eso ella destaca tanto.
Pero, ¿por qué un personaje tan huraño, esquivo, antisocial, a veces maleducado y muy hermético, nos atrae tanto?, pensemos por un instante en personas reales que tengan alguna de sus características. Me atrevería a decir que no son ni mucho menos admirados. Pero Lisbeth tiene carisma. Incluso diría que cuando hablamos de una persona así en un libro, nos produce cierta “compasión” queremos entenderlo y ayudarle, cuando muchas veces, personas que tenemos alrededor con muchos menos problemas, solo nos producen rechazo.
Algún día me gustaría crear un personaje tan bueno como Lisbeth. Es curioso pero mi primera novela (año 95) tenía una chica gótica, antisocial, huraña y misteriosa como ella pero claro, para juzgar o compararlas, antes tendríais que conocer a Susan. (Para los más curiosos, podéis conocerla aquí).
En vuestra opinión, ¿qué tiene Lisbeth? ¿Os gusta el personaje? ¿Os gustaría la saga Millenium sin ella? ¿Habéis creado algún personaje que se le parezca?


PD: Supongo que ya sabríais que me gustaba Lisbeth, sobre todo por la rallada de Elisbeth Salandernal, pero mi afición por la investigación y el espionaje me viene de antes, de otro personaje que me marcó que se llama Sydney Bristow. ¿Qué no sabéis quien es? Pues investigad, investigad…

Y sino, ya os hablaré de ella próximamente.
Publicar un comentario