Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Bélgica: Bruselas, Halloween en Brujas y Ele (en) Gante

Visto el éxito (lo primero personal, lo segundo para algunos de vosotros) que fue la crónica en lista de Budapest y Praga del año pasado, he pensado que tendría su gracia hacer lo mismo con el viajecito que he hecho a Bélgica.

1. La forma más rápida de gastar dinero sigue siendo pillar un taxi.
2. Al entrar en los controles, una tía borde me dijo: -“¿eres española?” Y yo pensé: “no, australiana”. Y me dijo: “pues quítate las botas”. Estuve a punto de tirárselas a la cabeza, pero al final no. Digo yo que si no pitaba ¿por qué me las tenía que quitar e ir descalza por todos lados?
3. Los auxiliares de vuelo, aunque se llamen Luis te hablan en inglés, y si no les entiendes, pues en caso de emergencia no te salvas y punto.
4. Los amaneceres desde el avión tienen un montón de matices que cambian a cada minuto.
5. Prefiero despegar que aterrizar, aunque está bien hacer las dos cosas, por lo que conlleva.
6. Si algo tiene que salir de la maleta cuando sacas algo deprisa, será lo más comprometedor que lleves en ella…
7. Casi aterrizo por segunda vez con la maleta por las escaleras del avión.
8. Los mensajes de móvil parece ser que llegan.
9. Bruselas es muy tranquila.
10. Aquí es muy difícil reciclar, porque en cada sitio los colores para cada envase son distintos.
11. En weekend se tarda más en las colas de los billetes que en el camino en el tren al destino.
12. El primer día supimos que no llevaríamos los horarios de los belgas.
13. Pasar Halloween en Brujas tiene su gracia.
14.
Los belgas no son ni bordes, ni simpáticos ni todo lo contrario. Se podría decir que son neutros, o grises, más que sus cielos.
15. El tiempo corre más despacio.
16. Es más caro que España.
17. Es mas limpio que España.
18. Bruselas está todo empedrado y queda muy bonito, lo malo es que parezco un pato y me he tropezado en todas las calles, lo bueno es que parece ser que tengo los tobillos flexibles.
19. Aquí también hay palomas asesinas.
20. Si te llaman piti no sé si es bueno pero putiki no debe ser malo porque así se llamaba una tienda. (Y una calle se llama Putterie…)
21. Bruselas saca tu lado más jeanneke.
22. No tienen término medio, o los baños son totalmente mixtos o hay dos baños: uno para el wc y otro para el lavabo o la bañera.
23. Hay perros de todas las razas habidas y por haber (hasta algunas que yo creo que ni había visto nunca) pero ni un pastor belga.
24. Los españoles tienen cara de españoles y los italianos de italianos.
25. En el aeropuerto en España no tengo cara de española pero en Bélgica sí.
26. Un raro nos dijo: “¿parle france?”, le contestamos que no y dice: “¿españoles, portugueses, italianos…?” Y le volvimos a decir que no. Dijimos de inventarnos un idioma nuevo para ese tipo de situaciones…
27. Por la noche los belgas duermen.
28. Se alimentan de gofres (waffels), cerveza y chocolate.
29. Los dos primeros días necesitamos paraplu.
30.
Ele (en) Gante
31.
Tengo un nuevo castillo (y de los guays) para mi colección de castillos.
32. Si te pides un gofre sin chocolate ni nata ni cosas por encima, te echan un polvillo blanco sospechoso que no sabe a nada, pero después te entra la risa tonta y te recorres todo Gante partiéndote.
33. En Gante son más simpáticos e intentan hablarte en español.
34. Las patatas o las verduras en un plato se llaman suplementarias.
35. No son muy guapos (sobre todo las chicas)...
36. ...Pero tienen buen gusto al vestir.
37. Las tiendas cierran a las 18 h (En Gante).
38. cuando nosotros comemos, ellos meriendan y cuando tú quieres merendar, ellos cenan, y así hasta el infinito…
39. En los baños, los pomos te llegan por la rodilla y el water por la cintura.
40. El parlamento parece una estación espacial y los autobuses van a Andromeda.
41. Tienen un trozo del muro de Berlín.
42. Allí las “a” son “q” y las “m” se van de farra.
43. Hay muchas tiendas de comic.
44. Hay estatuas de perros.
45. Tienen buen gusto en cuanto a música (el primer día en el súper pusieron el don´t speak de No doubt) mientras comprábamos y descomprábamos.
46. Hay hilo (y no tan hilo que está bien alto) musical en el metro.
47. No se puede tener flequillo.
48. Bruselas está lleno de galerías.
49. He aprendido a no hacer compras si no me caben en la maleta.
50. He probado todas las cervezas habidas y por haber y no me gusta ninguna.
51. Son respetuosos y no te molestan pero si te empujan o algo, no te dicen nada.
52. No hablan casi por no tener que elegir el idioma.
53. Ahora resulta que todo es belga (hasta el libro que me estaba leyendo esos días).


Misiones secretas

Encontrar al Manneken pis y luego a la jeanneke pis, que estaba muy escondida en un callejón y no todo el mundo la encontraba. Misión realizada con éxito.

Tenía que encontrar dos monedas para la colección de mi padre pero solo encontré una de ellas. Eso sí, conseguí otra mucho mejor. Misión reconvertida.

Gastar toda la comida que compramos. Misión completada.

Encontrar un baño gratis. Pues había uno en la calle pero solo de chicos.

El súper castillo para la colección. Y además conquistado por dentro. Eso sí, la sala de tortura me revolvió.

Ver un pastor belga. No conseguido. Pero bueno, ¿esto qué eeeees?

Encontrar las farolas con forma de árbol. Misión completada y no eran muy bonitos, pero con la tontería encontramos la estatua de perro.

Conseguir ordenador libre en el hotel. Los dos primeros días parecía misión imposible, pero al final lo conseguí, aunque luego había unos que me miraban mal…

Que cupiese todo en la maleta para volver. Misión en suspenso.

Hacerme una amiga japonesa, que se me ha antojado. Bueno, para esta misión me voy a dejar más tiempo para cumplirla.

Ver Gante y Brujas. Verlas no, las he disfrutado y me han encantado ambas dos. (L)

Fotografiarlo todo. Pues menos el pastor belga, sí. Porque también hay alguna foto de perritos.

Coger metro, bus, tren, tranvía y avión. Solo me he dejado un transporte, la bici, y había de alquiler, pero bueno, no nos dio por ahí.

Hacer una foto bonita con una bici. Hice unas cuantas y algunas han salido chulas.

La foto en el Atomium. Una no, unas cuantas.

Probar todos los chocolates. Imposible, con la cantidad que había.


Moraleja: No todas las misiones se han podido cumplir pero creo que ha sido un éxito más para Elisbeth Salandernal.
Publicar un comentario en la entrada