Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Blogger: esa nueva especie…

¿Os habéis dado cuenta de que ahora tenemos un nuevo rol en la vida?, a parte de ser hijos, hermanos, amigos, estudiantes, trabajadores, “escritores”, ahora además somos blogueros.
¿Y qué significa ser un bloguero? Tenemos varias cosas en común, básicamente que tenemos uno o más blogs. Y aunque hay muchas diferencias entre unos y otros, (ya hablamos una vez de la diferencia de ser un bloguero y tener un blog), los blogueros nos pasamos la vida pensando en las publicaciones que vamos a hacer para seguir engordándolo. Publicamos, como si fuéramos periodistas. Pero no las llamamos noticias, sino entradas, peor aún, post. Cuando te introduces en la blogosfera todo te suena a chino. (Vale, es inglés, pero yo que sé, nunca se me ha dado bien), y vas poniéndole nuevas cosas al blog y aprendiendo.
Es curioso porque por ejemplo, gracias al blog, me manejo de maravilla por la página web de mi trabajo (en el que tengo que colgar los cursos), seguramente me habría sido más difícil de no saber como editar un blog, porque en la parte de configuración se parecen.
El caso es que nos ha cambiado el lenguaje, porque cuando hablas con otro bloguero de los blogs, el lenguaje te sale fluido, que si voy postear, que si voy a cambiar el template (esto lo aprendí el otro día), que si me hago seguidor de este blog, que si miro el perfil del face, que si me meto en el formspring para preguntar a no se quién y ya no te cuento si hablamos de twitter… pero si hablamos de nuestro blog con alguien que no esté en el mundillo, cual secta, acabamos explicándolo de otra manera, ¿no os ha pasado? Es muy gracioso. Sobre todo para explicárselo a aquellas personas que no están tan familiarizadas con Internet.
El otro día por ejemplo, le enseñé los blogs a mi abuela y le encantó la página 47. Se quedó embobada leyendo las frases y me decía: “que buena frase”. Ella no tiene ordenador ni se maneja (aunque si lo tuviera seguro que le cogía el ritmo pronto), y con mi madre me pasa un poco lo mismo. A veces le voy enseñando el blog y como manejarse (porque sus amigas son asiduas al blog: por cierto, "un saludo!"). Entonces se lo explico en plan: "voy escribiendo cosas algunos días y se van publicando, como si fueran noticias y esto fuera un periódico digital". Y así me entienden.

También pienso en el tiempo que les dedico. Ya no solo a mis blogs, que tiempo y energías gastan, sino también para ir visitando mis blogs favoritos y entonces pienso en que ese tiempo antes, ¿en qué lo utilizaba?, porque yo sigo haciendo de todo, sigo escribiendo, a veces incluso más porque te hace tener más despierta tu vena creativa, sigo saliendo y haciendo de todo, leyendo más incluso con la tontería de las reseñas y viajando, y además ahora ¡curro más horas! ¿Cómo lo consigo?
Será que, cuando hacemos algo que nos gusta, ni nos damos cuenta.
Yo disfruto con mis blogs y me alegro de haber tomado la decisión de crearlo un día, hace más de dos años. Por el trabajo realizado, por la ilusión de seguir con él y de los blogueros amigos que me llevo.
Ser bloguero es un chollo, ¿o no?
.
Publicar un comentario