Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

"Hablaba de barcos..."

Es curioso como cualquier texto, según quien lo lea, puede percibir una u otra cosa totalmente distinta. Seguramente mucha parte de la culpa la tiene quien escribe (en este caso yo, en mi blog), es un defecto que tengo, que escribiendo a veces me expreso de una forma demasiado enrevesada, que quieras que no, tiene que ser un hándicap sí o sí, para querer escribir novelas…pero bueno, eso es algo que tendré que mejorar con el tiempo, poco a poco. No es algo que haya descubierto en el blog, aunque sí que he podido comprobar que me pasa más de lo que creía.

Por ejemplo el tema de la publicación anterior. No estaba decaída ni mucho menos, (aunque agradezco a quienes han querido subir mi ánimo de todos modos), de hecho ya os dije que en abril nací y renazco cada año. Cosa que no quita para que también esté más pensativa, que para nada creo que sea malo, porque la verdad es algo que me inunda de ideas nuevas.

La entrada más bien venía a decir que cada uno cuidara su barco y los barcos que le gustaban. (Por barco entendemos blog, que al final os voy a hacer un cacao importante). La dejadez de los demás me da rabia. Es tan fácil abandonar las cosas, no cuidar a los amigos, sentarse y no hacer nada, no esforzarse por escribir algo bonito. Escribir no es verter palabras en un papel. No es ni siquiera que suene bien. Que tenga sentido. Es algo más que eso. Y para descubrir lo que hace a un texto-verso-relato, sublime, hay que descubrirlo con tiempo y esfuerzo. (Y quizás ni siquiera así escribamos nunca nada digno de mención).

Por supuesto que cada uno puede abrir un blog y cerrarlo en dos meses. No tiene que despedirse de nadie. Cada uno hace lo que quiere, porque somos libres. Pero yo también lo soy para opinar, y muchas veces nuestro blogs es reflejo de lo que somos (y si no es así es que algo va mal) y si no valoramos a quienes nos leen, a quienes gastan algo de su tiempo en nosotros, a quienes se interesaron por nosotros en algún momento, entonces seguramente no lo haremos en nuestra vida cotidiana, y si no somos así creo que nos irá mal. Pero como siempre digo, es mi forma de pensar, no tiene porqué ser la de los demás.
Me refería a todo esto en la otra entrada.

Si fuera una cuestión de “mendigar vuestros comentarios” porque sino dejo de escribir el blog, os contaré algo para que saquéis vuestras propias conclusiones. Cuando empecé este blog, tuve muchas entradas en las que nadie me comentaba ni me leía. Lo curioso es que si miráis las más antiguas podréis encontrar una de ellas que fue la más sincera e íntima que he escrito (seguramente porque tampoco pensaba que me acabaran leyendo tantas personas). Sigue teniendo cero comentarios (y no llegué a eliminarla, aunque a punto estuve) y dudo que se la hayan leído más de diez personas. Es algo que me hace meditar también, aunque seguramente esto es parte de otra entrada.
Y como diría mi padre cuando la gente pregunta que de qué hablaba: “hablaba de barcos…”
.
.
Os dejo esta canción que últimamente estoy escuchando mucho, que define un poco lo que os decía. Espero que la disfrutéis y si a alguien se la descubro y resulta que le encanta, pues mejor que mejor. :)
.
Y esta otra del mismo grupo, que le queda al post que ni pintado. ;)
.
Publicar un comentario