Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy a continuación pueden serte útiles.

Ser especial es una virtud, querer serlo un defecto.

¿QUÉ ES LA QUÍMICA? (Esta es la definición que nos ofrece la real academia de la lengua): Relación de peculiar entendimiento o compenetración que se establece entre dos o más personas.

¿Qué es la química? ¿de dónde procede? Nadie sabe porqué nace pero todo el mundo sabe detectarla. A veces en cuanto conoces a una persona. Así, de un golpe. Pac!! Lo notas, lo sientes. Otras veces cuesta un poco más.
Con algunas personas tenemos química y con otras no. Es así de simple. No se puede hacer nada por intentar tenerla con quien no la hay, o querer eliminarla en donde sí. Es una de las extrañezas de la vida. Tenemos química con mucha menos gente con la quisiéramos tenerla. A veces pasamos largas temporadas sin conocer a alguien que encaje con nosotros de esa manera. No es que no nos llevemos bien con otras, sino que es mucho más especial y lo peor es que no sabemos porqué.
Con esas personas la vida es más placentera y los sentimientos más profundos. Son esas personas las que conforman nuestra felicidad.
En las épocas en que nos sucede esto te sientes un poco solo. A veces llegas a un grupo nuevo, ya sea en clase o en algún trabajo, y no congeniar con nadie de esta manera hace perder el interés. Supongo que a todos nos ha pasado en algún momento, estar rodeado de gente y sentirte solo, pensar que desearías estar en cualquier otro sitio menos allí. Más aún, rezando porque sin más tardar, aparezca una de estas personas y te rescaten del avismo. ¿Por qué no?, son como los héroes de las novelas que a veces aparecen cuando más las necesitas y pareces estar viviendo un sueño.
Yo tengo una rara habilidad. Debe ser por mi condición de obsevadora nata, esa mezcla de timidez con un toque de cautela a la que me enfrento a las relacciones interpersonales. Muchas personas piensan que ser así es malo. Pero tiene cosas buenas y cosas malas. Las malas, principalmente son para los que lo somos, no para los demás. Porque a veces nos gustaría actuar de una forma en la que en ese momento nos sentimos incapaces. A mi me pasa sobretodo con las personas a las que aprecio. No demuestro del todo el cariño que las tengo si no es por escrito (que siempre me es más fácil expresarme). Y las buenas, principalmente se basan en un porcentaje más pequeño de error frente a las otras personas, que hemos observado antes de hablar con ellas.
No estoy a favor de ser como yo soy, o de cómo es otra persona, cada uno actúa como puede, sino de que se respeten las distintas maneras de ser. De pequeños sufrimos más este tipo de cosas, pero a veces la inmadurez de algunas personas te vuelven a llevar a episiodios muy lejanos en los que tus defectos o las cualidades que la gente quiere transformar en ellos, eran motivo de burla o humillación. Cosa común en todos los que no humillábamos a los demás.
Decía que tengo una extraña habilidad, que consiste en que, cuando conozco a una persona, una de dos: o desde el principio me da buenas vibraciones (y no me equivoco mas tarde), o me cae fatal de primeras (y luego se convierte en mi mejor amigo). Pero en lo que no suelo fallar es de quien no me fío.
Esta rara habilidad, sin embargo, es que a algunas personas que en un primer momento he creído especiales y lo han sido, las descubro mucho antes que los demás. No es que me crea la más lista, sino que a las pruebas me remito. Localizo bien a las personas especiales que no son como las demás. Que son diferentes y extraordinarias.
Lo que yo pienso por persona especial es: que es ella misma, que sabe reirse hasta de sí misma, que te hace la vida más feliz, que sabe evolucionar como persona, que tiene cualidades o habilidades que otras no tienen, que saben escuchar y hablar,…pero que son imperfectas. Que hacen que te sientas bien en su compañía. Normalmente ellos no creen tener todas esas cualidades, pero ya digo que yo me encargo de detectarlas en la gente y no me equivoco.
No es fácil ser una persona especial. Porque hay veces que pueden corromperse. He visto a gente que lo era y que se ha despojado de ese halo de ingenuidad y de humildad que les cubría un poco del mundo exterior. Y ese paso no puede deshacerse una vez se ha dado. Es una pena, pero a veces sucede.
Imagino que de la reinserción se encargarán otros, digo yo. Porque mi cometido solo es descubrirlos, y por ahora hago bien mi trabajo.
Así que, para finalizar, podemos decir que hay estas clases de personas (siempre desde mi más personal punto de vista):
-hay personas especiales.
-hay personas que creen serlo y no lo son.
-hay personas que ni lo son ni se lo creen (y ni han pensado en ello).
-hay personas que descubrimos a las personas especiales.
-hay personas que las reinsertan a la sociedad (o quiero creer que así es).
-hay personas que las corrompen (que ni son especiales ni lo serán nunca).

No se puede escoger ser una persona especial o no, pero si que se puede hacer algo por lo menos para no ser los que las destruyen.
Publicar un comentario