Consejos e ideas para escritores noveles

¿Eres escritor novel? ¿Estás escribiendo tu primera novela?
Entonces, sigue leyendo, los consejos y e ideas que te doy, a continuación, pueden serte útiles.

Talleres de escritura y tutorías personalizadas

Talleres de escritura y tutorías personalizadas
Infórmate de horarios y tarifas escribiendo a: proyectodescritora@yahoo.es o en estos enlaces:

Competitividad entre escritores



En ocasiones, cuando comento que me dedico a la escritura, que soy escritora y que además imparto clases, algunas personas me dicen: “pero ¿no te da miedo que consigan más éxito que tú? ¿y si sus textos son mejores y triunfan? 

Me hace gracia que vean eso como una amenaza y que el triunfo de mis alumnos tenga que significar mi fracaso. Lo veo, completamente al revés. Si mis pupilos publican, venden libros y se hacen famosos yo sería la primera que me sentiría muy orgullosa de ellos. En realidad, es un logro que, de alguna manera, he ayudado a conseguir. No es que el mérito sea mío, por supuesto, pero la motivación que intento inculcarles, es muy importante para que sigan adelante y se embarquen en esa aventura. Hay personas que narran muy bien pero que no le dedican el tiempo suficiente, y sin constancia o sin creer en nosotros mismos, es imposible llegar a conseguir esas metas.

Que un aprendiz a escritor de mis clases, redacte mejor que yo no es una ofensa para mí. No es una competición, cada individuo hace las tareas lo mejor que puede y no tienen porqué compararse, sino enriquecerse. No veo a los demás escritores como mi competencia por lo que menos aún voy a ver a mis alumnos, con los que he creado un vínculo maravilloso.

No quiero participar en una sociedad de competitividad, si no más bien en una de ayudarse los unos a los otros. Sé que es difícil de llevar a cabo por lo que nos han enseñado y vemos a diario, pero creo en luchar hacia ese lado de positividad y pienso que, en parte, es por lo que mis talleres tienen tanto tirón: No leemos los relatos para ver cuál es el mejor, sino que mejoramos cada uno de ellos.

Así que, si un alumno/a se convierte en un éxito de ventas, seré una de sus mayores fans, porque le vi empezar, aprender y evolucionar, y eso para un profesor es lo más fascinante que se puede experimentar en la enseñanza.

La derrota del escritor




Hace cosa de dos meses, participé en un concurso de poesía. Se podía enviar un poema, de no más de 100 palabras (lo que, a mí, por lo menos, me limitaba bastante) de cualquier temática. El concurso se hacía por #Instagram (nunca había participado en uno así y quería probar). Cuando el jurado publicó el fallo con diez finalistas, hubo un montón de comentarios de otros participantes indignados por el resultado. En otros certámenes no hay derecho a réplica, pero éste estaba abierto a que cualquier pudiese opinar. Me sorprendió ver como criticaban al jurado (poniendo en duda su profesionalidad) y a los participantes seleccionados. 

Me dio vergüenza ajena ver el mal perder y el ego herido que les llevaba a decir cosas tales como: “ni siquiera se los han leído”, “no tienen calidad lírica” “vaya mierda de concurso” etc. Esto me hizo leer los poemas citados y me parecieron bien (dentro de gustos, pero nada que ver con todo lo que decían las críticas) así que me dediqué a felicitar, uno por uno, a todos ellos en su perfil. Se lo merecían. 

Además, me puse en su piel. Si nosotros somos seleccionados en un concurso de poesía, ¿nos gustaría leer de otros participantes que lo que hemos escrito es basura y no nos lo merecemos? Puedes opinar que no te gusta, pero no poner en duda el saber hacer del jurado por haberlos elegido.

De esta experiencia, lo que más me gustó fue ver cómo me tomaba yo la derrota. Qué importante es saber perder cuando eres escritor…

Escribir en verano




El otro día recibí un email con la invitación a participar en un certamen de novela. Tiré de cajón para ver con cuál quería participar y me acordé de aquella novela, a la que entonces llamé de “viajes”. Algunos os acordaréis porque hace años os pedí ayuda por aquí. Necesitaba que me echarais una mano contándome vuestras experiencias en lugares que yo no he pisado. 

Ha sido la novela que más me ha hecho documentarme y me llevó bastante tiempo escribirla precisamente por esto. Al alargarse en el tiempo, también he tardado mucho en hacerle varias correcciones. La última, para este concurso.

Mi novela no es de aventuras y de viajes, aunque la protagonista se recorre casi el mundo entero, pero es más bien para conocerse a sí misma. Habla de relaciones, de nuestra existencia y de valorar el tiempo que tenemos.

Estoy contenta con el resultado y aunque estas dos semanas a contrarreloj han sido agotadoras, me siento muy satisfecha de haber llegado en fecha para poder entregarlo. La sensación se puede hasta asemejar a poner el punto y final en una novela, es muy gratificante.

Lo que queda de verano quiero aprovecharlo para preparar algunos poemarios para participar en algún concurso más, tengo bastante material y quiero utilizarlo.

Y vosotros, ¿con qué estáis este verano? ¿os presentáis a menudo a certámenes de escritura?