A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

1.001 lectores en facebook



Esta entrada es simplemente para agradecer el apoyo recibido a este blog de cuatro años y medio. Resulta que hace un tiempo creé una página en el facebook para que todos aquellos que quisieran, pudieran seguir las publicaciones a través de esta página, (vaya, lo que hace mucha gente, no es nada nuevo) cual es mi sorpresa al ver la cantidad de personas que han apostado por este trabajo que ha flaqueado en algunos momentos. Es lógico. Es mucho tiempo escribiendo sin saber lo que al otro lado quieren leer, pero por lo visto, cuando algunas personas, he acertado.

Le agradezco sobre todo, a aquellos que están desde el principio y que han creído o se han interesado por lo que escribía en esta página.

Quizás algunos piensen que es solo un número, una página más y que hay muchas otras que tienen miles de seguidores y que tampoco es para tanto. Bueno, yo me lo tomo como una especie de reconocimiento, por qué no. Escribir un blog no está remunerado y la forma en que tienes de ver si tu trabajo gusta es porque los lectores que entrar a él, te lo dicen. Seguramente no todos ellos leerán el blog todos los días, ni todas las semanas, quizás ni siquiera hayan entrado más de una o dos veces, pero eso ya entra dentro de la decisión de cada uno. Yo me quedo con aquellos a los que en algún momento les gustó alguna entrada, les hizo pensar algo que escribí, que sintieron alguna de mis líneas, descubrieron algún lugar o libro, en definitiva, con esas personas que en algún momento han disfrutado este blog de una u otra manera.

A esos lectores especialmente, muchas gracias.

Nota: si tú también quieres seguir las publicaciones y muchas cosas más, que publico en la página de facebook, puedes inscribirte en este enlace: Página Proyecto de Escritora en Facebook

Cómo se hizo Frankenweenie




Con la llegada del estreno de la última producción de Tim Burton, en el Conde Duque de Madrid se realizó una pequeña exposición que mostraba el making of de la película llamada Frankenweenie. Nos mostraron lo trabajoso que es la realización de las marionetas que daban vida a los personajes y al protagonista de esta historia: un perrito que muere al que su amo le devuelve la vida.

La recreación de algunas escenas, la habitación del niño con todos los detalles o de la clase en su escuela, eran para pasarse un buen rato admirando cada rincón.

La expectativa de la exposición fue demasiado grande y estaban desbordados. Hicimos una larga cola y la exposición duraba muy poquito, pero creo que no pensaban que fuera a acudir tantos espectadores.
Logré hacer varias fotos para poder admiran más detenidamente el trabajo minucioso de los trajes, las expresiones de los personajes y los elementos de la mesa de trabajo de Tim, así como algunos bocetos originales previos a la película.


Tim Burton es un director que suele gustarme. Es cierto que en esta producción, no parece haber algo desmesuradamente novedoso, ya que los dibujos nos recuerdan a los de la novia cadáver, y la historia en sí es una adaptación de una película anterior suya. Seguramente acabe viéndola, pero no creo que me acerque al cine, más que nada porque la entrada ya es demasiado cara para un bolsillo como el mío y la película no me llama especialmente la atención como otras del director.


Nota: Le dedico esta entrada a Lince, el gatito de mis vecinos, que nos ha dejado y me da mucha penita. Ha dado la casualidad de que iba a publicarlo.

Presentaciones literarias que dejan mucho que desear



Una de las cosas buenas de no trabajar por la tarde es que puedo asistir a presentaciones literarias, conciertos y demás eventos culturales. Estoy aprovechando mucho la agenda cultural que ofrece Madrid y de la que hace siglos que no podía echar mano. Me estoy desquitando de lo lindo.

Me gusta asistir a presentaciones de libros que ni conozco. Creo que es una buena manera de abrir la mente y de descubrir cosas nuevas. Además, creo que siempre hay algo nuevo que aprender y el asistir a este tipo de cosas, lo garantiza.

Así que me acerqué a la presentación de una novela juvenil. Tenía la creencia de que la historia iba a ser diferente. A mi me gusta leer novela juvenil y de hecho escribirla también, así que pensé que era buena idea. Lo que ocurrió es que la novela en sí es más bien del género romántico o algo llamado Chick-lit que es un género que no me llama demasiado la atención y creo que después de esta presentación, algo menos.

Os pongo en situación. Un miércoles cualquiera, se presenta una novela cualquiera. A mi el título me pareció ingenioso y me entraron ganas de saber a qué se refería. Es cierto que luego vi la cubierta y las ganas se me pasaron. 

Los títulos de esta editorial también me suelen gustar y no sé si es que el género no me motiva y entonces no me van a llamar la atención ninguno de los libros (ya sea de esa editorial o de otra) pero es que después de la presentación no me dieron ganas de leerla. Me pareció, más que una presentación de un libro, una reunión de amigas que ya se conocían (incluso casi, casi una reunión de tupper sex) y que conocían la historia, por otro lado que vendían como original y que adiviné el argumento sin saber nada de ella, pareciéndome bastante previsible. 

Además se refirieron a los asistentes (había como quince chicos) como “vosotras”. Ya sé que hay algunas personas que piensan que decir “vosotros” es algo machista y más si el número de mujeres es más elevado, pero tengo dos premisas para refutarlo: una de ellas es que yo veo el “vosotros” como el género neutro, que casualmente es igual que el masculino, algo que no me quita el sueño. Y dos: me parece que intentar vender una novela poniendo en la cubierta un tío bueno, que luego te llevas a la presentación y de lo único que se habla en ella es de que se quite la camisa, creo que tira por tierra todo intento de igualdad de géneros.

Apenas se habló de la historia, de edición, de la publicación ni de nada meramente interesante. Es verdad que es muy difícil hablar de tu propia novela frente a los asistentes y yo sé valorarlo, pero la mayor parte adoraban a la autora y nadie fue mínimamente crítico, así que hubiese agradecido un poco más de humildad por su parte.

Al finalizar el evento, agradecí la invitación de unos copazos y un regalo súper ñoño que me encantó. Mientras las demás se hacían fotos con el modelo e intentaban meterle mano, yo escuché que ni siquiera los asistentes creían que aquello fuese literatura

Creo que aprendí también algunas cosas yendo al evento y por ello mereció la pena, como que hay una gran diferencia entre unas presentaciones literarias y otras que ciertamente y según ellos mismos dicen, no lo son.
Sacad vuestras propias conclusiones.

Ranking de comic y novela gráfica 2011



RANKING DE COMIC Y NOVELA GRÁFICA  2011

1. Scott Pilgrim (6 tomos)
2. Go go Heaven (3 tomos)
3. Megalex (3 tomos)
 







4. Pollo con ciruelas
5. Misterio de un asesinato
6. X Men paraíso perdido
7. Alias (serie de televisón)
8. Héroes (serie de televisión)
9. Como Lily
10. Sky Doll (primer tomo)








11. Amistad estrecha
12. Cruz del sur
13. Felon (primer tomo)
14. X men tolerancia cero
15. Como borregos
16. Pantera negra (primer tomo)
17. Incógnito (primer tomo)

19. Finals
20. Originals







Nota: para mayor información sobre estos libros, no te pierdas las entradas de "recomendaciones de libros" en donde explico más caractéristicas de ellos.

Un nuevo proyecto-experimento



Últimamente acudo a muchos eventos culturales: presentaciones de discos, de libros, charlas, exposiciones, documentales, etc. Y me he dado cuenta de que después de acudir me gusta escribir sobre ellos. Pensé después que ya que escribo crónicas sobre eventos culturales el blog podía enriquecerse con ellos, por eso ha habido últimamente en el blog entradas sobre algunos de ellos. Pero es lógico que de todos los que acudo, hay algunos que no me gustan o hay algo que les falta o que les sobra a mi parecer, vaya, que la crítica se torna más negativa. Cuando esto sucede, podría escribir tal cual pienso y publicarlo en el blog, pero creo que no es beneficioso para nadie. Entonces se crea el conflicto: ¿no escribo una crítica personal y sincera aunque sea mala? ¿Escribo solo lo bueno de un evento aunque no sea de mi gusto? ¿No publico las que sean algo más negativas?

A veces escribimos, por ejemplo, sobre un concierto. Imaginemos que se han tocado quince canciones y decimos: "me ha encantado el concierto y todas las canciones pero la tercera me desagradó". Tendemos a quedarnos con el dato negativo, que la tercera era horrible y que ya no gusta. Quiero evitar eso pero quiero escribir lo que realmente pienso de cada evento, así que se me ha ocurrido un proyecto-experimento que iré viendo como se desarrolla.

Se trata de hacer crónicas sin dar nombres. Así de sencillo. Daré mi visión del tema pero si en general el libro, la música, la presentación o los autores no me agradan, no daré nombres. Así evito los problemas anteriores.

Y ¿por qué publicar entonces estos actos? Pues porque en muchas ocasiones aunque una presentación no me guste, siempre hay algo bueno que sacar de ella. Me hacen reflexionar sobre algún tema interesante o se me ocurren ideas. Por eos pienso que cada evento cultural aporta algo aunque sea indirectamente. A parte que es muy personal y lo que a mi no me guste, a otra persona le puede encantar y al revés y no soy yo nadie para criticar o no los gustos de los demás, aunque eso me haga replantearme algunas ideas.

Dicho lo cual, la siguiente entrada será el estreno de esta sección, podéis opinar sobre lo que os parece esta idea sin problemas, en comentarios.

Charla sobre arquitectura en Madrid con Elvira Lindo



Por casualidad, nos encontramos con unas charlas sobre arquitectura en el Fnac. No me habría llamado la atención no de no ser porque las daba Elvira Lindo. Llegamos un poco tarde y ya había empezado, pero fue interesante escuchar hablar a los alumnos de arquitectura que se habían acercado a dar su opinión. Hacían preguntas y daban su opinión de una manera inteligente y clara. Me dio envidia la facilidad de oratoria de personas, algunas muy jóvenes, con la cabeza tan bien amueblada.

La conversación se centró en Madrid. En como se construían barrios que luego quedaban desangelados, en que ahora no podías apenas elegir donde vivir (a veces es imposible hasta independizarte a cierta edad en que ya es necesario) y por supuesto se habló de la crisis. Es inevitable hablar de arquitectura y vivienda y hablar de la burbuja inmobiliaria que provocó la crisis de este país.
Cuando escucho charlas, presentaciones de libros o incluso conciertos, siempre me evado en ciertos momentos del lugar donde estoy y empiezo a analizar algunas de las cosas que se están diciendo o lo que estoy sintiendo en ese momento. (Ideas que te llevan a otras ideas) Es inevitable que pierda la atención en algunos momentos para poder sentir lo que estoy viviendo y en uno de esos instantes, pensé en que aquella reunión, en la que había tenido el placer de asistir para escuchar y aprender, era interesante y esperanzadora, viendo como eran los asistentes: preocupados por la situación actual y por buscar soluciones para mejorarla. Pero en otro de los momentos me sentí abatida, porque se daban grandes ideas y se notaba que había ganas de cambiar las cosas, pero de momento, pienso que hay muchas buenas palabras, ideas y debates, pero a la acción se llega muy poco a poco. No es culpa del ciudadano en todo caso, que hace lo que puede saliendo a las calles y luchando por sus derechos a veces jugándose la integridad física. 


Supongo que éstos grandes cambios van muy lentos y hay que ser pacientes y seguir adelante. Y también me inundó otra idea aún más oscura, y es que tal vez, dentro de unos meses o un año, ese tipo de eventos y reuniones estén prohibidas. No sé por qué sentí que en el futuro pensaría en aquel día y lo echaría de menos. Ciertamente, espero estar equivocada.