A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

La verdad sobre el Fin del Mundo


Últimamente he vuelto a prestar atención a la curiosidad que me despierta el Espacio. No logro entender porqué esta curiosidad no se nos despierta a todos ya que es el mundo en el que vivimos. Si te pones a pensar que nuestras vidas transcurren encima de una esfera en mitad de un enorme Universo te invaden un montón de preguntas y un sentimiento de ser muy pequeñito.
He asistido a varias charlas de astrónomos profesionales y he leído algunos libros, entre ellos Ágora. Ya había visto la película pero os recomiendo su lectura. Podéis leer una pequeña muestra en mi blog la página 47.
Como decía, en estas semanas he refrescado conocimientos que ya había aprendido y aprendido otros nuevos. En el instituto podías elegir Astronomía como optativa y me gustó mucho la experiencia. No es que sea una astrónoma frustrada (me siento incapaz de resolver los problemas matemáticos que se plantean) pero el gusto por saber de nuestro planeta, de unirnos con lo que nos rodea, de fascinarme con aprender lo que no se sabe, siempre me gustó.
La última charla a la que acudí, fue una a la que llamaron “El último día maya”. Tenía preguntas acerca de por qué el día 21 de diciembre es tan susceptible de ser el fin del mundo o de que muchas personas así lo crean, así que llena de curiosidad y de preguntas me dirigí a la charla.
Expertos en el tema, nos contaron la verdad acerca de las predicciones mayas para el día 21 de este mes. Nos explicaron el valor que le otorgaban al cielo y a su estudio y como inexplicablemente consiguieron medir en qué momento ocurrían los tránsitos de los planetas o los eclipses, además de otros fenómenos. En sus mediciones del tiempo, inventaron el calendario y una forma de medir los días y los años. Por explicarlo de la forma más sencilla, diremos que agrupaban los años en 20 (que ellos llamaban Katunes) y después de unos cálculos más determinaron periodos de 5.125 años como diferentes etapas que estaban regidas por el Sol. Estos 5.125 años ellos los agrupaban en 13 Baktunes. Este periodo de 5.125 años se cumple el 21 de diciembre, pero no es el primer periodo que se ha vivido sino que este día estaríamos bajo en influjo del Sexto Sol. Ellos nunca hablaron en términos del fin del mundo sino solo en un cambio para la humanidad. Ingenuos los mayas, decían más bien que los seres humanos podrían experimentar un cambio de mayor tolerancia entre nosotros, solidaridad, unión con la naturaleza y una huida del capitalismo. De hecho hay predicciones futuras dentro de dos mil setecientos años hechas por ellos.
Todo esto me lleva a preguntarme: ¿a quién le interesa la idea de Fin del Mundo? ¿Por qué han utilizado una de las civilizaciones más avanzadas e inteligentes que hubo en la Tierra para atribuirles tal afirmación? Entonces oigo noticias de personas que están haciendo negocio vendiendo víveres o refugios para la catástrofe, por ejemplo. Que digo yo que ¿qué se pensarán toda esa gente que puede ocurrir, por qué creen que si explota la tierra o cae un súper meteorito o hay gran nube tóxica nos invade, ellos se van a salvar solo por estar ahí dentro? O yendo más lejos, ¿de verdad quieren vivir solos en un mundo desolado y destruido? ¿cuánto podrían sobrevivir si todo está arrasado?...

Pero no solo se aprovechan los poderosos de sacar dinero de los más ignorantes, también estamos todos aquellos que tampoco sabemos del tema y que sin investigar, nos creemos algo que nos infunde miedo y nos vuelve vulnerables y a mi entender manipulables. Porque es mucho mejor crearnos miedos, (ahora en España esto se lleva mucho: no te manifiestes porque te pueden abrir la cabeza los antidisturbios, no te quejes porque puedes quedarte sin trabajo, no pidas derechos porque lo pagarás más caro, etc) que contarles que los mayas hablaban de una humanidad que se da cuenta de lo que está haciendo mal (dejando el mundo en las manos de los poderosos, para que así destruyan la Tierra y esclavicen a los demás seres humanos) y evolucionemos a algo mejor.
Los expertos lo tienen claro, tenemos muchas mas posibilidades de destruir la Tierra nosotros mismos (contaminando mares y ríos, haciendo estallar bombas nucleares y creando más armas, emitiendo gases tóxicos a la capa de ozono, etc) que por culpa de que algo se cruce en la órbita de la Tierra. La vida en la Tierra es finita ya que sobrevivimos gracias al Sol y a este le quedan cuatro mil millones años de vida, pero hasta entonces podemos hacer dos cosas: o seguir destruyéndola tal y como quieren los poderosos o hacer que los mayas cumplan su profecía y dar un paso adelante, yo desde luego, lo tengo claro.

6 comentarios:

LaU. dijo...

¡Hola!

Solo comentar que no creo que al Sol solo le queden cuatro mil años de vida. ¡Supongo que querrías decir cuatro mil millones!

¡Me he sentido muy vulnerable al leer esto!

¡Saludos de una lectora (que no comentarista) fiel!

Proyecto de Escritora dijo...

Pues sí, ha sido error mío, pero no creo que la Tierra, o más bien la vida en la Tierra tal y como la conocemos, vaya a durar tanto como para ver como se apaga.
De todos modos, si lo piensas bien que más da que sean 4000 años o 4000 millones de años...
Con todos los peligros con los que nos acecha el hombre que nos deberíamos sentir vulnerables o más bien empujados a combatirlo.

Saludos! y gracias por pasarte!

Roswell dijo...

Gracias por esta preciosa entrada. Da gusto leer algo de sentido para variar tras toda la mierda que nos están echando encima con todo lo del Fin del Mundo (que por cierto, ¿a cuántos hemos sobrevidido ya?).
Qué ganas que tiene la gente de perder el tiempo augurando muertes y destucción en lugar de preocuparse por hacer algo constructivo.

Feliz 21 de Diciembre. Yo también intentaré que mi fin del mundo sea tal y como lo veian realmente los Mayas :)

Cielo dijo...

Muy interesante aunque no soy
creyente, sin embargo creo en la
vida después de la muerte.

Ah y soy hijo del sol
no directo, pero alguno de mis ancentros si que lo era.


Un beso
y un placer la visita.

Proyecto de Escritora dijo...

Me alegro mucho Roswell, de que te haya gustado, comentarios así animan mucho, gracias a ti! :)

La verdad que sí, en vez de hablar de cosas positivas para estar mejor, se dejan llevar por lo negativo para tenernos amargados.

Feliz Nueva Era y Sexto Sol a ti también! :)

Proyecto de Escritora dijo...

Lo bueno, Cielo, es que cada uno pueda creer y pensar lo que quiera, sin que nos manipulen con información falsa.

Saludos a ti también!