A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Decepción en el Expocomic 2012



Hace un par de semanas se celebró Expocomic 2012. Tenía muchas ganas de que volviesen a celebrar esta feria. Con el problema sucedido en el Madrid Arena, hasta última hora el ayuntamiento no decidió donde iban a ubicar este año la expo. Supongo que el poco tiempo y la precipitación de dicha decisión provocó que la feria no estuviese ideada de la manera mejor para acogerla. 

La verdad es que el Matadero no fue la mejor opción para mi gusto y cuando estás acostumbrado a ver Expocomic o Expomanga en las instalaciones del Pabellón de Cristal, pues se queda un poco corto, la verdad. A parte del caos de la señalización (sin apenas carteles y con un mapa que no se entendía), hubo que esperar una inmensa cola para comprar las entradas y otra mucho peor, congelándonos de frío, antes de entrar en el recinto. Hay que tener en cuenta que a estas ferias muchas personas van disfrazadas y muchos de esos trajes no son precisamente de invierno (para que os hagáis una idea, hay chicas que van en bragas y chicos con el torso al descubierto), así que creo que eso se podría haber organizado de otra manera.
 


Los trabajadores eran muy amables y te indicaban todo cuanto les preguntabas, y tenías que preguntarles todo, hasta donde había que recoger el comic que supuestamente te regalan con la entrada. La entrada cuesta cinco euros, así que el comic te cuesta cinco euros. Un comic que ni siquiera te gusta, pero bueno. Recuerdo que cuando fui al Expocomic en Granada nos dieron a escoger entre varios y estaban mejor. Aquí en Madrid los comics regalados no suelen gustarme, pero bueno.

Otros años no me ha importado pagar la entrada ya que siempre he encontrado comics más baratos, he disfrutado del ambiente, he visto los colsplays, te regalaban marcapáginas o tarjetitas, etc. Pero este año me costó un montón encontrar algún comic que me gustase, no había apenas eventos, el rollo de la gente era más de empujón que de abrazo (¿dónde estaban los típicos cartelitos de “regalo abrazos”?) y los precios de los comics nuevos no es que no tuvieran rebaja es que estaban más caros que en fnac…así que me sentí un poco engañada, pagando la entrada para esperar en la calle muerta de frío, para ver los puestos entre empujones, para encontrarme muchos comics más caros y sin poder disfrutar de cosas originales que en otros sitios no se ven. Además decían que había varias exposiciones, pero me parece muy atrevido llamar exposición a cuatro láminas colgadas en la pared. Si el año que viene no mejora, creo que dejaré de ir y es una pena. He visto muchas opiniones iguales a la mía o incluso mucho más cañeras, así que como no se pongan las pilas se acabarán cargando el evento.