A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

test musical: (47 canciones)

Este test musical lo han hecho ya varios de mis amiguitos blogueros. Yo he hecho varios intentos y como veo que siempre hay algo que falla, le voy a cambiar un poco las reglas, sí, así soy yo. Vamos a decir que en vez de toda la música voy a hacer la selección solo de las canciones que ahora mismo tengo en el mp4 (bueno, alguna añadiré que no). (Perdí un montón de música cuando se me estropeó el ordenador y no la he recuperado :S) Y algunos de los puntos también los voy a cambiar ala. Al final del test original no quedará nada (había que elegir 30 canciones, pero me he tomado la libertad de escoger 47) pero os enseñaré cancioncillas que me gustan. De eso se trata en realidad, no? pues allá van.

1. tu canción preferida.
Elegir solo una canción es chungo pero cuando es así y tienes que decirlo rápidamente a mi siempre me sale ésta: Dont speak de No Doubt.


2. Una canción que sueles escuchar cuando tu madre limpia la casa los sábados por la mañana:
mejor vamos a poner la música que me pongo yo cuando limpio. Suelo ponerme música así movida, tipo Shakira, lo que pasa que a veces acabo bailando en vez de limpiar...claro, es mas divertido... Por ejemplo ésta: suerte.

3. Una canción que te haga feliz:
Mario de M clan y la de Maggie despierta.

4. Una canción que te ponga triste: la de Ecos de Luz Casal.


5. Una canción que te recuerde a alguien:
Y yo no lo sabía de Elefantes, Como camarón de Estopa y Nasío pa la alegría de Estopa.

6. Una canción que te recuerde algún lugar:
Standby de Extremoduro me trae muchos recuerdos.

7. Una canción que te recuerde algún evento o acontecimiento:
By the way de No Doubt

8. Una canción que te sepas entera:
me sé muchas canciones enteras (solo en español) y algunas que no sé ni porqué me las sé. En fin, que os pongo una que me guste que me sepa entera pues, por ejemplo ésta: Dias de verano de Amaral y el que quiera entender que entienda de Mago de Oz.

9. Una canción que puedas bailar:
me gusta bailar a Shakira. Por ejemplo ésta: Hips dont lie

10. Una canción que te duerma:
así en plan tranquilita me gusta la Nana de Ewduard.

11. Una canción de tu banda favorita:
just a girl de No Doubt

12. Una canción de un grupo que odies:
Odiar es tan feo...ay no sé...a que grupo odio...

13. Una canción de una de tus películas favoritas:
la banda sonora de Amelie, es tan bonita :) y la de los chicos del coro y la boda de mi mejor amigo.

14. Una canción que nadie esperaría que te gustase:
no sé, yo casi mejor pongo todas las canciones y luego ya si eso decís cual os ha sorprendido.

15. Una canción que te describa:
creo que una de mis canciones, que además me anima bastante y me gusta mucho es: Come on Eileen en esta versión que ya no sé muy bien de quién es pero bueno. Y la de Nika Ser yo y la de Amaral kamikaze.
16 Una canción que te gustaría escuchar en la radio: no suelen poner las canciones que me gustan. Vamos a poner por ejemplo Cartas a ella del Increíble Paso porque eso querría decir que tienen éxito y hacen mas canciones y las de Marta Tchai que son muy bonitas.
17. Una canción que antes amabas y ahora odias. que yo recuerde, no me ha pasado. Igual me he cansado de escuchar alguna mucho tiempo pero la retomo y me sigue gustando.
18. Una canción de tu disco favorito... uno de mis discos favoritos es la maketa de Estopa y la canción que mas me gusta es ésta: vuelvo a las andadas.
19. Una canción que escuches cuando estás enfadado. Bueno enfadada, digamos que se la dedico a algunas personas. Pues por ejemplo: Molinos de viento de Mago de Oz, Mala reputación: Abriendo camino y Poncho K kolegas, Dikers Tengo un plan.
20. Una canción que escuchas cuando estás triste. Cuando estoy triste y quiero estarlo más, me pongo a Zahara, Con las ganas. Y así acabamos llorando las dos y me gusta mucho también la de Marea marea en acústico, bueno, casi todas de acústico son muy bonitas.
21. Una canción que te gustaría poner en tu boda. vale, cambiemos boda por acontecimiento especial. Me gustaría que sonara Stop and stare de Baseballs.
22. Una canción que te gustaría que sonara en tu funeral. Que pongan cualquiera que les recuerde a mí.
23. Una canción que te hace reír. ¿Una canción que me haga reír? No sé, mejor que me ponga de buen rollo, por ejemplo la de La pulquería mala cara y la de Deluxe el juego de la verdad, que te dan ganas de ponerte a dar saltos. Y bueno también la de Amaral: Salta.
24. Una canción que te gustaría tocar en un instrumento: soy malísima tocando cualquier instrumento y cualquier parecido con la realidad sería casualidad.
25. Una canción que te gustaría que alguien te dedicase. Me dedicaron, hace mil años, una canción por la radio, era la de The Cramberries Zoombie, y me gustó. Pero ahora preferiría que me dedicasen Metz de Violet Carson.
26. Una canción que te gusta escuchar cuando andas. Aquí tengo varias: Maldita Nerea la de el secreto de las tortugas, la de Alexander Rybak Fairytale y para pisar con fuerza Pink: Sober.
27. Una canción de tu infancia. Todas las de los dibujos animados, por ejemplo la mítica Juana y Sergio (que en mi cole estaba versionada a Elena y Sergio, en fin...) y las de Christina Rosenvinge tu por mí.
28. Una canción que te gusta cantar en la ducha: antes cantaba las de disney (la que mejor se me da es la de Pocahontas: colores en el viento)
29. Una canción veraniega: las de quinto parpadeo: la lluvia y otras cositas del alma, en la orillita del mar y déjame jugar y la de Juanes me enamora
30. Una canción invernal. La sonrisa de Julia llevo tu voz
31. Una canción para escuchar cuando estás estudiando: No escucho música para estudiar porque sino acabo cantando la canción o olvidando el estudio y eso no es práctico.
Creo que faltan categorías para meter otras canciones pero bueno si encuentro otro test musical por ahí ya las meteré. Seguro además que se me olvidan muchas canciones preciosas que me gustan pero si me estoy a pensar eso no hago esta entrada jamás, así que mal que bien, ahí está. Espero descubriros alguna buena canción.

¡3º Cumple blog y se hizo la música!

Tras varios intentos e investigaciones con ayuda clandestina, he conseguido subir el video como era originalmente, Yuhuuuuu!! eso sí, a ver si lo van a quitar o algo, os aconsejo que lo escuchéis cuanto antes y me digáis si os gusta así más. Ya veréis, se nota la diferencia.

Bueno, como el cumple blog para mi duraba todo el puente (bueno puente, para quien lo haya tenido) pues seguimos celebrádolo, ahora ya con musiquita :)

Espero que os guste y muchas gracias a todos!

Ver video: El Proyecto de Escritora cumple 3 años


El Proyecto de Escritora from Proyecto de Escritora on Vimeo.

Nota: no olvidéis el concursillo, ya estoy maquinando como hacerlo...
.

¡Tercer cumple blog Proyecto de Escritora!


Que mejor manera de celebrar y agradecer a todos los lectores de este blog, este tercer aniversario, que este montaje. Dadle al play, subid los altavoces (que anda que no me ha costado cuadrar las canciones y elegirlas, jaja, y aún así ya sé que los cortes no están del todo conseguidos, pero bueno, es el primero que hago) y esperad hasta el final, porque a veces parece que se acabe, pero hay más, jaja. Así que ahí hasta el final de la última canción, que ya sé que son 14 minutos, pero yo creo que valen la pena. A mí por lo menos me ha gustado mucho como ha quedado.
Edito: por problemas al subir el video, he tenido que quitarle la música. Originalmente sonaba:
1. Moorning life (solo música del principio) hasta que terminan las letras de presentación
2. Metz de Violet Carson
3. Stop and stare de baseball
4. Banda Sonora de Amelie (pista 4)
5. Its muy life de No Doubt

Si os las ponéis como os digo, os hacéis una idea de como era :S
En fin, no es lo mismo, pero al menos veis el video:






¡Muchas gracias a todos por estos tres años!

Nota: también estreno Canal en Youtube, ahí encontraréis todos mis videos (que de momento son poquitos).
Nota importante: Por cierto, he pensado en hacer un concursillo después de verano. Os contaré de que va en próximas entradas, ¡así que estar muy atentos!

Feria del libro (III)

No puedo dejar de ir a la Feria del Libro sin ir por la tarde de fin de semana. Hay más bullicio, se anda peor, te chocas, te desesperas, hay casetas a las que no puedes llegar de ninguna de las maneras…sí, se ve peor, que le vamos a hacer. Pero también hay cosas buenas. Entre ellas, que los autores se dejan ver por las casetas mucho más, que a lo mejor tienes la suerte de que te den algún regalín y que te encuentres a alguien conocido.

En esta Feria he intentado por todos los medios no comprarme ningún libro. En estos últimos meses me he hecho con una biblioteca importante y me gustaría ir leyéndomelos y no acumular mas libros de momento. Por eso los he mirado y remirado pero me los he apuntado para un futuro. Eso sí, que tú no quieras comprarte libros no significa que no haya acabado con algunos en mi casa. Uno de ellos me lo regalaron allí, en la Feria. Estaban repartiendo ejemplares y a mi me dieron uno (solo se lo daban a chicas), es Lágrimas oscuras de Arthur De Jeufosse. Deben haber hecho la peli porque en la cubierta sale Isabel Aboy (sí, la niña de Médico de Familia). Después me regalaron dos libros más, esta vez dos amigos: El alquimista impaciente de Lorenzo Silva y Beso de vida de Daniel Waters. Es la segunda novela de Generación Dead, el cual me sorprendió mucho y me gustó. (Aún siendo una novela de zoombies que parece una americanada. En este caso las apariencias engañan).

Hay ciertas cosas que se repiten cada Feria del Libro desde que tengo el blog. ¿Hacemos una lista?, venga, va.

- No puedo pasearme por la Feria del Libro sin tener un ojo en los libros y otro en los perros que acompañan a sus dueños.
-
No falla que me coma un solero después de una jornada de Feria.
- Siempre me acabo cagando en alguien que va a firmar. (este año Moccia, la San Sebastián…)
-
Siempre comento a mis acompañantes los libros que tengo o que acabo de leer en ese momento.
-
Siempre acabo haciéndole una visita a Lorenzo Silva (sí, este año le he visto mas de una vez y saludar así saludar no le he saludado…)
-
Siempre me acabo recorriendo mil veces las casetas de punta a punta buscando alguna en concreto. ¿Es posible que nunca me aclare con donde empiezan los números?
-
Siempre me vengo con libros.
-
Siempre hay frases para recordar. Este año ha ganado: escribe así como sin texto
-
Es típico sentarte en algún banco del Retiro y ojear tus adquisiciones.
-
Siempre conozco a alguien de alguna caseta.
-
Siempre le veo regalos a los demás que a mi no me dan. (Este año es la única vez que he tenido la suerte y me dieron el libro).
-
Después de ir a la Feria, lo tengo que contar en el blog.

Pues nada eso, que he cumplido objetivos. Así que ¡hasta la próxima Fería!

Nota: solo faltan 7 días para la Gran Sorpresa. ¡No os la perdáis!

Feria del libro con agua (II)

Parece mentira la de ángulos y maneras que hay de ver la Feria del Libro. Cada año descubro una nueva. Por ejemplo, el lunes 6 fui por la mañana pensando que ya estaba abierta, y llegamos con las casetas aún cerradas. La verdad que daban un aspecto un poco tristón. Menos mal que tardaron pocos minutos en comenzar a abrirlas y así diera paso a una nueva jornada librera. Nueva jornada pero pasada por agua. Menos mal que todas las casetas tienen sus toldos y así nos protegíamos de la lluvia.
Por las mañanas la feria invita a ir tranquilamente por las casetas. A escuchar algunas conversaciones entre visitante y “tendero”. Se aprende mucho escuchando este tipo de cosas, o si algún librero tiene ganas de charlar, como uno de ellos muy majete que nos comentó y nos enseñó muchos comics. Lo que ocurre es que en un mes y poco iré a la Feria de Gijón y allí se encuentran comics muy baratos, así que preferí esperarme.

También es bastante más fácil ir tocando perros, como no hay mucha gente, los dueños están más relajados. Además suelen ser simpáticos y no les molesta que los toques, yo creo que es por el tipo de persona que está allí.

..........
Os cuento también que estuve en el teatro este fin de semana viendo a Ángel Martín. Tenía ganas de verle en el teatro porque desde el programa: “sé lo que hicisteis…” me gustaba mucho. La obra es divertidísima. Estuve riéndome la hora y media que dura. Eso sí, el Teatro Maravillas, no es ninguna maravilla. Las butacas son super pequeñas y no ves bien el escenario porque las butacas no están puestas en rampa.
Aún así es altamente recomendable, porque tanto Ángel como Ricardo Castella son muy graciosos. Y por cierto, cantan y tocan instrumentos ¡muy bien! me sorprendió bastante, e incluso porque las canciones son así en plan graciosas, pero algunas tenían un toque disney muy curioso...

Nota: en breve os cuento la última entrega de la Feria del libro, que es del último finde de ésta.
Ahh, y por si no os acordáis, en diez días habrá una sorpresita en el blog…

Carta a Ana Frank

Querida Ana Frank,

Lo primero que quería decirte, es que conocía ya tu historia pero hasta ahora no me había leído tu diario. Leer un libro en donde aparece un diario siempre es interesante, incluso te cuento que mi primera novela tenía uno muy valioso. Pero aunque interesante, no es igual que leer un diario real de una persona. Algo tan íntimo que la persona solo escribe para sí, nunca debiera ser leído por otra persona. En tu caso, resulta que es un diario histórico. Que tiene el valor añadido por lo que representa: todo el horror vivido por el pueblo judío a manos de la dictadura de Hitler. Pero te diré que para mi tiene mucho más valor incluso. Y es que hablas de problemas que todo joven ha podido tener. De las dificultades para hacerse mayor, de las dudas con el sexo, de como relacionarte con otras personas, del trato con tus familiares, de la resignación, la impotencia y la injusticia llevada a la máxima potencia.

Y aún habiendo vivido todo eso, de estar escondida dos años en una pequeña casa con personas ajenas y con tu propia familia que a veces eran más ajenos aún. Sin poder salir al exterior. Sin poder volver a ver esa naturaleza con la que tanto disfrutabas. Sin comer otra cosa que no sean patatas podridas y espinacas o lechuga. Sin poder relacionarte con otras personas. Sin tener tu propio espacio para poder escribir tranquila, o poder enamorarte. Sin poder viajar y conocer otros mundos o tener todo tipo de experiencias con las que soñabas. Aún así no pierdes el entusiasmo y las ganas de seguir con el día a día.

Te privaron, como a muchos otros de todo eso, simplemente por ser judía. Y a pesar de ello dabas las gracias todos los días por seguir viva. Y no solo por eso, sino que sacabas el lado bueno de las situaciones y seguías formándote. Es admirable ser así. Reconocer tu miedo y seguir adelante. Pensando en todo lo bueno que está por venir, sin dejarte llevar por las quejas constantes y la tristeza.

Eres un ejemplo a seguir y no solo por la entereza y la fuerza con la que viviste hasta el final de tu encierro, de tu vida. Sino por ser simplemente una niña que mostró al mundo entero sus sentimientos, sus anhelos, sus miedos. (En muchísimas veces me siento bastante identificada).

Querías ser periodista y una gran escritora. Ser alguien en la vida, ser diferente. Llegarle a la gente con lo que escribieras. Siento que haya sido de esta manera, pero puedo decirte desde aquí que lo has conseguido. Que me hubiera encantado conocerte en algún momento aunque tú fueras una anciana centenaria y yo una niña. Habría sido fantástico.

Por último quisiera agradecerte el hecho de que quisieras dejarnos tu diario escrito para que lo leyéramos personas desconocidas. Porque con tu testimonio, además de refrescar la memoria de la historia del mundo, que siempre hay que tener presente para no repetir, porque nos recuerda que por muy difícil que sea nuestra situación siempre hay maneras distintas de sobrellevarla. Y esas distintas maneras, lo cambian todo.

Gracias de corazón,

Tu Elena.


Nota: A pesar de conocer el fatal desenlace que tuvo la vida de Ana Frank, no pude por menos, que después de leer su diario y quererla, derramar un par de lágrimas, pensado en otra gran pérdida para la humanidad.

De celtas, pétalos y violines

Si un finde no sabéis que hacer y os apetece ver algo diferente (y vivís cerca de Madrid o ciudades grandes), una buena alternativa es ir a espectáculos. Últimamente estoy acudiendo a unos cuantos y la verdad que enriquece bastante (intelectualmente hablando, porque os podéis imaginar de donde os empobreceréis). Lo curioso es que se me había juntado, en este fin de semana tres eventos culturales. Uno de ellos no pudo ser, pero a los otros dos si que acudí.
Uno de ellos se llamaba Celtic Legends. En el que un grupo de músicos acompañaban a unos bailarines sonrientes y vitales que taconeaban por todo el escenario como si tal cosa. Se deslizaban con una facilidad pasmosa, como si fuera muy sencillo hacerlo. También había, de vez en cuando piezas musicales donde los instrumentos hacían unos solos impresionantes. El que tocaba la flauta travesera se estuvo varios minutos sin descansar y el gaitero lo mismo. Sin duda, el instrumento que más bonito sonaba era el violín (en su solo, llegó a estremecerme), pero cuando lo acompañaba la guitarra, sonaba espectacular. (Siempre me han gustado las guitarras). Si tenéis la oportunidad, os aconsejo que lo veáis porque es algo distinto y se disfruta mucho. Vaya, que sales con ganas de taconear también.
El segundo espectáculo que vi, fue una obra de teatro llamada: Ni con el pétalo de una rosa. Debo, antes de explicaros de que iba y que sensaciones me creó, la odisea antes de llegar al Teatro Lara. Resulta que, como hacía un sol resplandeciente y era pronto se nos ocurrió ir a tomar algo. No nos dimos cuenta, pero a la salida caía una lluvia torrencial que nos impedía salir del establecimiento.
El caso es que la lluvia no cesaba y el tiempo se iba agotando así que decidimos jugárnosla y salir corriendo por la Gran Vía. Llovía mucho pero había que cruzarla. Justo en mitad de la Gran Vía se puso a llover aún más y casi pierdo un zapato corriente abajo…fue como cruzar el Mississippi…cuando llegamos al otro lado tuvimos que seguir adelante porque no podíamos resguardarnos en ningún sitio así que cuando llegamos al hall del teatro, parecía que me había hecho unos largos en la piscina, ropa incluida. Me sentí muy observada, pero nos pusimos en un rincón a maldecir la lluvia. Como no podía ni entrar al baño, me peiné como pude y me acabé secando con un folleto que tenían en la mesa…fue muy surrealista. Encima la obra no se representó en un escenario y no teníamos butaquitas donde parece que vas a tener menos frío, no. Se representaba en las escaleras. Nos colocaron unas frías sillas y el frío del suelo y de las paredes del viejo edificio parecían decir: “verás mañana, te vas a poner mala”. Estaba calada y me desagradaba sentir la ropa mojada. Lo que pasa es que la obra me gustó mucho. Era diferente por el lugar donde estaba siendo representada.
Básicamente trataba de malos tratos. Una mujer era maltratada por su marido y nosotros lo escuchábamos desde abajo, donde estaba la vecina. También estaba la hermana de la víctima y cada uno representaba el papel que tomaban en bastantes ocasiones las personas cuando se ven en esa horrible situación. La mujer tenía miedo y se sentía perdida y aturdida (creo que fue el personaje mejor representado, el que mas me gustó). La vecina no sabe muy bien que hacer y le ofrece ayuda. La hermana le recrimina que siga con él y lo defienda y el hombre se intenta defender.
Además las luces y un violinista le daban un toque muy bohemio. Me gustó mucho pero fue muy cortita.
Creo que este tipo de cosas nos abren la mente y nos pueden dar ideas para escribir, por ejemplo, así que yo pienso ir a todas las que pueda y mi economía me permita.

Nota: os imagináis la de puntos que he obtenido este finde para mi asignatura de Arte, ¿verdad?

Feria del Libro de Madrid 2011 (I)

Jornada 1: Novela Negra en Getafe y perros

Si describimos la Feria del Libro de Madrid, de este modo que a continuación os relato, cualquiera diría que montan todo este tinglado para mí.

Os cuento. La feria, como todos sabéis se hace en el Retiro, un lugar fantástico que está en pleno Madrid. Si además decimos que hay un montón de casetas de libros (que de eso se trata), pero que además, me aprovecho de tocar todos los perros de los dueños despistados que están mirando libros, la cosa se pone, si cabe, más interesante. Por ejemplo toqué a un carlino pequeñito y estaba súper suave...

Para rematar, en esta Feria han puesto un pabellón con una exposición de comics, y algunos ejemplares que se pueden ojear. Hacen también firmas, pero de esto no estoy muy puesta. También hay varios libros electrónicos colgados para probar y ver información sobre la exposición.

Por si todo esto fuera poco, y de casualidad, anunciaron que en otro de los pabellones, que iban a hablar de la Novela Negra de Getafe. Nos fuimos para allá y me encontré con una mesa un tanto peculiar y familiar. No solo estaba Lorenzo Silva, que es un placer escucharle hablar, sino que también estaba el alcalde de Getafe. (Que se puso a hacer una metáfora entre el evento de la Novela Negra con un barco, que me recordó a mi cuando hablaba de barcos en el blog, jeje)

De todos los que intervinieron (creí escuchar allí que decían intervinientes, pero lo he buscado en la RAE y no viene, ¿alguien sabe como se dice correctamente?) en la conferencia, me quedo con Lorenzo Silva. Le dejaron para el final creo que por lo mismo. Además de explicar las cosas muy claras, incluyó un final muy novelesco que a mi es lo que más me gusta, en plan cita de libro. (Me vais a perdonar pero mi mala memoria me impide ahora mismo acordarme, espero que recuerde algo en próximas horas). Como soy así de tonta, no fui a saludarle, en fin…

Este año espero estar más enterada de los eventos que hagan en Getafe, porque el año pasado me pareció un poco birria, pero quizás es que no me enteré de todo lo que hacían, porque casetas de libros ponen poquísimas. También me empezaron a entrar ganas de ir a la Novela Negra de Gijón. Ya tengo los billetes así que espero disfrutarlo mucho.

Una jornada de diario en la Feria de Madrid tiene sus ventajas. No había mucha gente y llevan a los niños de colegios de excursión. Cuando yo era pequeña, también me llevaban. Me hace mucha gracia ver como actúan los niños. Por ejemplo, uno de ellos que tendría como 7 u 8 años, le pidió un par de libros de una serie. Estaba todo emocionado, y cuando fue a pagar, le dio un billete de 10 euros. El hombre del puesto le dijo que eran 16 euros. Y entonces miró en la cartera y vio que solo tenía un billete de 5 euros. Se quedó pensativo y le dijo: “bueno, mejor solo dame el 1”. Me dieron ganas de dejarle un euro. Me pareció súper entrañable. Además, con la tontería de que a los niños les dan cosas, dejaron unas libretitas muy chulas de Scooby doo, cuaderno de detective, y yo me cogí una…

Lo único malo que tiene la Feria del Libro es que en cuanto vas un día, ya solo piensas en volver, y solo dura tres semanas…