A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Carta de despedida 2010

Es la tercera entrega de la carta de despedida del año en el blog, (para leer la del 2008, y para leer la del 2009) pero en realidad es la séptima, ya que antes la escribía en un correo y se la enviaba a todas aquellas personas que habían formado parte de mi vida en ese año, y que quería conservar en el siguiente. Una forma de despedir el año, hacer balance y desearles a los demás un feliz año. No sé como empezó la tontería, supongo que no me cuesta nada escribir y quería hacer una felicitación un poco más original. Nunca me han gustado las típicas felicitaciones que además no son personalizadas. Aquí podéis leer las dos anteriores, las demás las poseen aquellos que fueron protagonistas en su día, que tal vez la hayan perdido o se hayan desecho de ella. Yo, las guardo todas. Tampoco es que sean gran cosa. Son importantes para mí porque es como un pequeño resumen del año, y espero que también lo sean un poco para aquellos que son nombrados en ellas, pero poco más.
Este año no ha sido del todo bueno. Y creo que eso influye también mucho a la hora de escribir, incluso esta carta me está costando más que ningún año. He escrito bastante menos que otros años en lo que se refiere a novelas, también en el blog y bueno, espero que solo sea un pequeño bloqueo y que el año que viene vuelva a escribir fluido.
Iba a hacer muchas cosas en el blog para poner el broche final al año. No sé si recordáis un email que os mandé, sobre algo secreto que estaba realizando. Pues bien, lo voy a hacer, pero sé que me va a llevar tiempo y tendrá que ser pospuesto.
También quiero hacer muchas cosas en el blog. Volver de alguna forma al origen y comenzar nuevos proyectos. Que palabra tan bonita: proyecto. Espero que en la vida nunca deje de tener nuevos proyectos que desarrollar.
Empezaré el año con una nueva lista de propósitos, para variar, y escribiré todo lo que quiero hacer y todo lo que no pude hacer en este año e intentaré realizarlo todo. Para algunas de esas cosas, algunos de vosotros tenéis que ayudarme así que ya os iré diciendo.

Como este año, una de las cosas que mas me ha gustado descubrir, surgió de un libro además, y la idea me ha acompañado desde entonces, es eso de lo que os hablé una vez, los je me souviens o "me acuerdos". Lo mágico que tienen, además de vivirlos y poder recordarlos después, es que nos muestran quienes son importantes en nuestra vida. Por ello, habrá quienes identifiquen muchos de esta lista, habrá algunos puntos en concreto que solo identifiquen unos pocos. Y aquellos que no entendáis ninguno, puede ser debido a que ya solo sois plantas marchitas que quedaréis para el recuerdo de "me acuerdos" pasados. También puede servir para darnos cuenta de para quien queremos ser importantes, en qué "me acuerdos" de otras personas nos gustaría estar en este año. Es bonito pensarlo.

Como me encantó la idea desde el principio, pues pensé en hacer la lista de los me acuerdos de este año, así que ahí van:

Me acuerdos 2010

1. Me acuerdo del penoso comienzo de año y que pensé que seguramente me auguraba un mal año.

2. Me acuerdo de la nueva estrategia virtual que me propuse este año. Y mi teoría de Internet.

3. Me acuerdo de cuando me ascendieron en el curro por méritos propios, en vez de a otros candidatos.

4. Me acuerdo de los blogs que se cerraron este año, por problemas de plagios, por problemas de críticas, por problemas de ser públicos, por falta de ganas e ilusión.

5. Me acuerdo de los sueños que he tenido que me han dado ideas para novelas en este año.

6. Me acuerdo de mis paseos por la calle Fuencarral y de la poesía que escribí.

7. Me acuerdo de cuando creí que la P.J. y yo podíamos llevarnos bien y fue mentira.

8. Me acuerdo del listado de motivos para ser feliz que he ido escribiendo, y que es infinito.

9. Me acuerdo de desenmascarar a algunos blogueros. De las críticas que he tenido, de los problemas en Blogger para publicar y de los errores varios que me salían.

10. Me acuerdo de los cuatro repartos de libros en mi trabajo y de todos los libritos que por ello he conocido. Scott Pilgrim, Almas perdidas, Generación Dead, Breve diccionario chino-inglés para enamorados…

11. Me acuerdo de cuando escribí el email que nunca envié.

12. Me acuerdo de lo especial que me pareció escuchar la entrevista en la radio de Ergo aquel viernes por la tarde.

13. Me acuerdo de la primera vez que quedé con un bloguero.

14. Me acuerdo de la entrada de Sergio de la Generación del XXI

15. Me acuerdo de lo estresada que estaba en el trabajo y de quien me apoyó y de quien no me ayudó nada o me lo puso mas difícil.

16. Me acuerdo del viaje a las Alpujarras y de que escribí: proyecto de escritora, con piedras.

17. Me acuerdo de todas las risas que me han sacado en el Hormiguero, y de cuando vi a mi querido Marron por la calle.

18. Me acuerdo de la primera vez que escuché Marinero de agua amarga y de las veces que la he vuelto a escuchar a lo largo del año.

19. Me acuerdo de los mensajes del tíodelapipa y de todas aquellas peticiones raras que me han ido llegando en el correo.

20. Me acuerdo de algunos reencuentros con amigos.

21. Me acuerdo de quien me felicitó en mi cumpleaños, y me acuerdo de quien no lo hizo y de lo que disfruté ese día.


22. Me acuerdo de cuando hablábamos de barcos.

23. Me acuerdo que acabé la novela número 14 (que es de Ciencia Ficción).

24. Me acuerdo de la primera vez que vi a un bloguero por la calle.

25. Me acuerdo de las conversaciones de mil horas por msn.

26. Me acuerdo de la entrada que escribió Carol sobre sus cinco blogs favoritos.

27. Me acuerdo del primer concierto que vi de Ergo y de lo especial que me pareció escucharles en directo.

28. Me acuerdo de cuando fui la chicaesponja y conocí al Hombre Esponja, de las hamacas y de la exposición de fotografía en la calle.

29. Me acuerdo de cuando descubrí los "me acuerdos".

30. Me acuerdo de las jornadas de la Feria del Libro. Me acuerdo de cuando Lorenzo Silva se acordó de mi nombre. Me acuerdo del reencuentro con Javi. Me acuerdo cuando creé una caseta bloguera en el blog. Me acuerdo de la presentación de Tempus Fugit.

31. Me acuerdo del debate sobre libros sesudos o de entretenimiento.

32. Me acuerdo de buscar videos para dibujar manga.

33. Me acuerdo cuando me cree el Formspring.

34. Me acuerdo de la noche de los libros y cuando me arrepentí de haberme comprado “perdona si te llamo amor” y de cuando le cambié el título a: "perdona si NO te llamo literatura".

35. Me acuerdo cuando me llevé la plantita a mi curro para que me diera alegría y de lo que ha crecido.

36. Me acuerdo de cuando me dijeron que mi blog hacia labor social.

37. Me acuerdo de la gente que me dijo que hablaríamos y quedaríamos, y nunca lo hicimos.

38. Me acuerdo de los viernes después del curro en el Afnac aprendiendo sobre comics.

39. Me acuerdo de la cena en el griego.

40. Me acuerdo de cuando me creé la página de Anobii.

41. Me acuerdo de la segunda vez que vi al Increíble paso y de cómo diluvió después en la Puerta del Sol.

42. Me acuerdo de todas las veces que he mareado libros.

43. Me acuerdo de las quedadas blogueras por msn.

44. Me acuerdo cuando mis libelulitas ganaron a César en el concurso de Carol.

45. Me acuerdo de los comentarios del troll en el blog de Erre.

46. Me acuerdo del debate sobre tener un blog o ser bloguero.

47. Me acuerdo de mi página 47.

48. Me acuerdo del viaje a Gijón, de los comics que descubrí y de investigar el caso de la Pluma Negra y de cuando nació Elisbeth Salandernal.

49.
Me acuerdo de los fuegos artificiales en el castillo de Peñíscola.

50. Me acuerdo del viaje a Barcelona. De todo lo que aprendí de Gaudí. De la visita al Camp Nou. De la Casa de la Pedrera y de la Casa Batló. De la fuente de colores, de los largos paseos.

51. Me acuerdo de la promesa que me hice a mí misma.

52. Me acuerdo del concierto de Ergo en el García Lorca.

53. Me acuerdo de cuando volvió a aparecer el ogro-alumna de mi curro.
54. Me acuerdo cuando me prohibieron reirme.

55. Me acuerdo de la super huelga de metro que hizo volar máscaras.

56. Me acuerdo del día del Pulpo y de las conversaciones para arreglar el mundo. (Sois geniales chicos!)

57. Me acuerdo cuando me cree el twiter.

58. Me acuerdo de cada uno de mis prefes de cada curso.
59. Me acuerdo de la super quedada bloguera. (Disfruté un montón esos días, gracias a todos).

60. Me acuerdo de cuando todo estaba a media hora.

61. Me acuerdo del momento en que nació la chica Gin Tonic.

62. Me acuerdo de jugar al gestionary

63. Me acuerdo de cuando el club de escritores noveles se me empezó a ir de las manos con tanta gente.

64. Me acuerdo del batido de vainilla entre confidencias.

65. Me acuerdo de aquel día de extrañas conversaciones.

66. Me acuerdo de coger moras entre las zarzas.
67. Me acuerdo del perrito de Toledo y la comilona a lo Águila Roja que nos dimos.

68. Me acuerdo de cuando me enviaron el libro de la editorial Destino.

69. Me acuerdo del baño relajante debajo del chorro y del único té que me gusta que sale de una fuente. Pero sobre todo del masaje de media hora.

70. Me acuerdo del paseo por el Parque de Europa.
71. Me acuerdo de los escritos del concurso Escritos Proyectados y del video que hice tipo ikea. Y de los ganadores: Blas, César y Carol.
72.
Me acuerdo de cuando recibí la agendita y de cuando me regalaron el nuevo de Millás. (De nuevo, ¡gracias a los dos!)
73. Me acuerdo de todos los buenos momentos de risas con los profes y con algunos alumnos.

74. Me acuerdo del viaje a Bélgica. De la plaza de Bruselas, de los paseos por Brujas y de la noche de Gante.

75. Me acuerdo cuando me di cuenta que había lavado el mp 3 y de que me compré el mp4.

76. Me acuerdo de las fotitos tan bonitas de los blogs de Mer y Dara Scully.

77. Me acuerdo de todas las canciones que he descubierto este año.

78. Me acuerdo de todos los comentarios bonitos, interesantes, amables, que habéis escrito en el blog. Y me acuerdo de todas las fotitos, textos, entradas bonitas que habéis publicado en los vuestros. (Gracias a Laube, Isi, César, Dara, Mer, Carol, Toño, Phant, Princesa Ono, Enrique, Armando, Blas, Erre, Zarapico, Carlos, Juan, Shige, Gacela, Andreu Romero, Sergio José, Javier, Eva, Willy, Bche, Cris, Lola, y todos los demás que han pasado por aquí. Espero que no se me olvide nadie).

79. Me acuerdo de cuando me teñí el pelo de rojo y parecía un pimiento.

80. Me acuerdo del ascensor naranja.

81. Me acuerdo de la terapia de los abrazos.

82. Me acuerdo de aquel paseo en la lluvia.

83. Me acuerdo de que es la V.

84. Me acuerdo de los momentos del Bohemia.

85. Me acuerdo del día en que me desperté con la banda sonora de Amelie.

86. Me acuerdo de la ducha helado en pleno diciembre.

87. Me acuerdo del salón del comic y de los momentos de "la chica de comic"

88. Me acuerdo del cóctel y de la comida de navidad.

89. Me acuerdo de todas las veces que me he emocionado por algunas palabras.
90. Metz acuerdo.

91. Me acuerdo de las conversaciones transcendentales y profundas que he tenido este año.

92. Me acuerdo de aquel mensajero.

93. Me acuerdo del "momento Amelie" entre luces.

94. Me acuerdo de todos los perros que he tocado o he visto este año.

95. Me acuerdo de todas las risas que me he pegado este año y de las personas que lo propiciaron.

96. Me acuerdo de todos los momentos que he disfrutado en el blog.

97. Me acuerdo de todo el cariño que he recibido este año, sobre todo en los momentos más bajos.

98. Me acuerdo de las personas que me hacen más fácil mi vida y de quienes me la hacen más difícil.

99. Me acuerdo de todo esto y de muchas cositas más que son mías y secretas y de quienes las compartí o de aquellas que son solo para mí.

Espero que este nuevo año pueda recopilar un montón de me acuerdos más, que estéis en algunos de ellos y que los compartamos. Que tengáis un bonito año y que no dejéis de aumentar también el listado de cosas bonitas que hay en la vida, porque ella os hará sonreír hasta en los peores momentos.

Muchas gracias a todos por estar ahí durante todo el año, sobre todo cuando este blog y su autora estaban en un momento bajo. Espero que sigamos apoyándonos, aprendiendo los unos de los otros y descubriéndonos ya sean películas, música, fotos, textos, libros o cualquier otra forma de arte, porque para las cosas feas del mundo siempre hay quienes se encargarán de mostrárnoslas. Eso es lo fácil, quien nos trata mal, o se burla, o es borde o no sabe ser feliz y lo paga con los demás. Todos tendremos algunas personas de este tipo en nuestras vidas, y muchos problemas del tipo que sea. Pero la blogosfera es nuestro rincón. Para olvidarnos un poco del exterior en ocasiones tan malvado, para evadirnos, para disfrutar, para encontrarnos, para conocernos.
El mío en particular siempre tendrá las puertas abiertas para invitaros a unas cuantas letras y su autora también.

Feliz año 2011 a todos y que lo disfrutéis.

¿Qué "me acuerdos" de la lista os gustan más? ¿tenéis algún "me acuerdo" de este año que tenga que ver con este blog?, ¿Te apetece contarnos algún "me acuerdo" importante de 2010?
.

Un año de música y libros

Leí hace unos días, en uno de mis blogs preferidos, una entrada que me gustó especialmente. Escribió una nueva forma de resumir de algún modo este año. Él lo hizo con canciones (podéis ver su listado aquí), y yo, he rescatado su idea y le he añadido un aspecto más. ¿Cuál? Los libros. Así que, este ha sido más o menos mi año, si hablamos de canciones y literatura. Está claro que faltan canciones importantes y alguna que otra frase que me ha marcado en este año. Muchas diría incluso, pero ésta es una buena muestra. A ver que os parece.

Enero

Scott Pilgrim

"Luchan las sombras de madrugada, salen demonios debajo mi almohada, me visto pardo como los gatos si no hay luz, reflejo de la noche en la mirada. Ya no te busco en derrotas, marinero de agua amarga". Marinero de agua amarga. Ergo

Febrero

"Será que se junta todo, que lo quiero a mi modo, que empiezo a deber". Será. Gastelo.


"Buscando el sol nublado. Vientos y lluvias, y vientos y llamas. Y tiempos de furias y tiempos de nada./y dirán y dirán mas no volverán, esas malvas caprichosas que entre lirios y rosas reían y lloraban por no callar, porque a la luz de campo abierto, la vida apesta la piel se paga, y aunque tampoco sea cierto, es camino aquel que se anda". Luz de campo abierto. Ergo.

Marzo

"Alguien me robó mi sonrisa pero me da igual porque tengo más para regalar, y no me cuesta nada poner buena cara y pensar que mañana será otro día". Me da igual. El Pacto.

"Cómo sobrevivir a este mundo infiel. Cómo ser capaz de comprender a los días que estan locos y nos vuelven del revés. Tengo miles de razones para ser feliz". Cuatro vidas. El Pacto.

"Caminar a mi manera, andar sobre la arena, contar estrellas que ya no están. Caminar en esta tierra, que da miles de vueltas y nunca supe como parar. Caminar a mi manera, que no es mala ni buena, que nunca tuvo nada especial". Déjame soñar. El Pacto.

Abril

"Cada día acorta el tiempo. Cada paso acorta el camino"

"Hará todo lo posible para volver a ser quien es".

¿Por qué, piensa Lyn, no podrá seguir también sus pensamientos? ¿Colarse en ellos y saber en que piensa?

"En la orillita del mar los barcos se hacen los dormidos./Eran las cosas del mar las que me decían que me quedara ahí sentadita mirando las olas y no pasa nada y no pasa nada, ya vienen solas". En la orillita del mar. Quinto Parpadeo


Mayo

"Nada excepcional para luchar con la maravillosa excepción, o mejor aún, convertir la excepción en una norma".

"Desde aquella primera decepción creo que empecé a buscar en los textos aquello tan extraño y misterioso que solo se denominar de una manera insuficiente: lo que merecía ser verdad, aunque no lo haya sido nunca".

Así que puede que lo que Georges Perec nos dijera con su ristra de “me acuerdos” no fuera otra cosa que: nadie puede ser más yo como yo lo he sido, solo quienes se acuerden de todo esto de lo que yo me acuerdo…

"Apunta alto al corazón no a la cabeza, que si me voy mañana vuelvo con más fuerza./Cuando las cosas del alma se traducen en un verso y los hombres utilizan el lenguaje como medio, se recupera la esencia de los antiguos misterios, y se airean las razones de los ingenuos secretos. Cuando las cosas del alma rompen con el silencio, el hombre se hace más hombre al arañarse por dentro, y su mundo se descompone para crearse de nuevo, se comparte la vida se contagian los sueños. Y cuando las cosas del alma no se toman tan en serio, y los mundos se reducen a cuestiones de dinero, la vida pierde sentido y pierde los argumentos y los hombres empequeñecen y se sienten como los cerdos". La lluvia y más cositas del alma. Quinto Parpadeo.

Junio

"Dónde está el límite entre el ser y el no ser algo".

"Se preguntó porqué no era capaz de ponerlo todo patas arriba, dar rienda suelta a la rabia que sentía, maldecir, romper objetos, por qué prefería que todo pareciera en orden aunque no lo estuviera".

"Luchar contra ciertas partes de nuestro ser es imposible".

"Se puede enfermar de recuerdos, y ella enfermó con el de aquella tarde en el coche frente al parque, cuando le tapó con un beso la visión de aquel horror".

"Recordaba, sí, aquel momento, pero había olvidado muchos otros, porque el recuerdo de las personas que no amamos es superficial y se evapora pronto".

"Por primera vez sintió que la distancia entre los dos era insignificante. Estaba convencida de que él seguía en el mismo sitio, donde ya le había escrito algunas veces, muchos años antes. Si se hubiera casado, ella lo habría percibido de algún modo. Porque estaban unidos por un hilo invisible, oculto entre mil cosas de poca importancia, que solo podía existir entre dos personas como ellos: dos soledades que se reconocen".

"Las decisiones se toman en unos segundos y se pagan el resto de la vida".

Julio

"Todos sabemos que las grandes decisiones nacen del estado alterado de las cosas que es el absurdo".

"…pensé que el cantante tenía razón: muchas veces, inventamos palabras porque se quedan cortas a la hora de definir la importancia de su concepto asociado".

"Esta obsesión acompañará a Julia por siempre, mucho después de que este relato termine, cuando haya dejado de manipular sus cuerdas de marioneta y pase horas tumbada en la cama, esperando instrucciones que no llegan. Porque ya no será nadie, Julia, cuando yo selle esta novela –escriba la palabra fin, escriba la fecha y salga a tomar unas cervezas para festejar que acabé con ella-y sin embargo seguirá temiendo que Aurelio vea fantasmas como filminas proyectadas sobre el papel de las paredes. Siempre será pelirroja, cirrótica, escuchará a Patti Smith en las noches. Estos rasgos que definen a Julia como personaje resonarán como un eco, como un repetidor de radio estropeado que trasmite una señal que fue creada hace años".

"Y si seguimos con el plan establecido nos cansaremos al ratito de empezar, probablemente no encontremos el camino pero nos sobrarán las ganas de volar". El secreto de las tortugas. Maldita Nerea.

Agosto

"Brindo por no olvidar. Brindo porque merezco algún día celebrar. Y así brindo a los amigos, que no vuelvan a fallar/y también a la inocencia que no se puede comprar/y así brindo a los tropiezos y que me hagan aún mas fuerte/ brindo porque el llanto fuera ahogado entre sonrisas". Brindis. Ergo.

Septiembre

"Quiero crear mi propio “nushu”. A lo mejor este cuaderno que uso para poner vocabularios nuevos ingleses es un nushu. Así tengo mi propia privacidad. Conoces mi cuerpo, mi vida cotidiana, pero no conoces mi nushu".
"La soledad viene hasta mi a ciertas
horas cada día, como una visita. Como una amiga nunca esperada, una amiga con la que nunca quiero estar, pero siempre te visita y te quiere de algún modo".

"La vida más sencilla posible es la cosa mas complicada de alcanzar me digo".

"El guerrero supremo es el que gana la guerra obligando al enemigo a rendirse sin librar batalla".

"Si un corazón tiene miedo, nunca aprenderá a bailar".

"No me importa que dijiste de los artistas. Me gustaría escribir sobre ti, algún día. Me gustaría escribir sobre este pais. La gente dice que hay que separar la propia vida real de la obra de arte, y que hay que proteger la vida real de la vida de ficción. Así se tiene menos dolor, y se es capaz de ver el mundo sensatamente. Pero creo que es una actitud egoista. Me gusta lo que dijo Flaubert de los griegos. Si eres artista de verdad, todo en tu vida es parte de tu arte. El arte es un monumento de la vida. El arte es la forma abstracta de la existencia diaria".


"Que hacer si siempre encuentro a lo lejos motivos para seguir, que hacer si no me van los consejos, si te preguntan dile a los demás, que fui un cometa errante, una luz que se perdió buscando el norte. /Qué hacer si no se quedarme quieta sentadita en mi sillón, mejor soñar, perder la cabeza./ Bailar, cantar, sentir el swin, creer que todo cambiará, asi me siento mas feliz, da igual lo tengo que intentar, cada nota me hace sonreir". Mejor mañana. Vega.

Octubre

"De vuelta a casa contando estrellas, todo me da vueltas mientras pienso en lo perdidos que estamos". Solo quiero bailar. Zentric.

Noviembre

"Como persona, se retorcía de aversión ante la idea, pero como escritora, no cabía en si de jubilo".

"Hoy mi corazón no va a trabajar". El juego de la verdad. Deluxe.

"Quiero amanecer mañana./
Vidas que dejé cruzadas vienen encendiéndose, vidas que dejé cruzadas vienen persiguiéndome./Lucha con un movimiento, una luciérnaga azul y tú, para ya no ves que hay una luz en el fondo de mi corazón"
. Vidas cruzadas. Iván Ferreiro y Quique González.

Diciembre


"Y no quiero que el mundo me vea, porquer no creo que ellos comprendan, cuando todo está hecho para estar roto, solo quiero que tú sepas quien soy". Iris. Goo goo Dolls.

"Llueve y en mi ventana te echo de menos, los dias pasan y son ajenos, el frio me abraza y me parte en dos. Llueve las palabras se quedan mudas, todas las noches las mismas dudas..." La lluvia. María Villalón.

"Del olvido y sin razón, y pese a las horas tiradas y a las mal aprovechadas, los errores del camino. Disfruté cada paso del camino, disfruté". Agua fría. Ergo.

Y vosotros, ¿Os atrevéis a hacer vuestro listado?
¿Qué libros y que canciones resumirían vuestro año?
.

Pekín Express y la Justicia Poética

Ayer terminó la tercera edición del programa de Pekín Express. Es un programa que me gusta, ya que está estéticamente bien realizado y además puedes aprender de las culturas los países por los que han ido pasando, en este caso Vietnam, Laos, Camboya, Tailandia e Indonesia. (También tiene emoción porque los concursantes tienen que ir haciendo pruebas y es entretenido, pero normalmente suelo mosquearme con el resultado, ya que, que una pareja gane o no las etapas depende mucho de la suerte, de la caradura de los participantes y algunos otros factores, así que muchas veces no ocurre lo más justo). Además la presentadora no es que me agrade demasiado. Pero bueno, lo que quería comentar en este caso es que en esta edición, posiblemente concursó la pareja que más me ha gustado de todos los programas. Un padre y su hija de dieciocho años que son un ejemplo a seguir.
Desde el principio, el padre ha hecho gala de unos valores y unos principios que ha querido inculcarle a su hija, para que aprendiera de su paso por el programa. Para mí, la esencia de lo que tendrían que ser los participantes de ese concurso, ya que se han divertido en todo momento, han luchado, se han superado, han aprendido, se han mezclado con los lugareños de cada sitio donde han ido, han sido amables y respetuosos con todos y porque no decirlo, también nos dejan en buen lugar como españoles que hacen turismo y no van gritando por todos lados y haciendo el moña, cosa que luego crea la imagen que tienen de nosotros de monigotes borrachos.
Manolo y Marta llegaron a la final y fue tan merecido como que en todo momento, en vez de zancadillear a los demás participantes o compitiendo suciamente, han ayudado a sus contrincantes, aunque la hija al principio le gruñía a su padre por ayudarlos, ya que era una competición, ella acabó haciendo lo mismo, demostrando así que como ella misma dijo: “el fin no siempre justifica los medios”.
Sin embargo, las otras dos parejas finalistas han sido ejemplo de competitividad insana, de intentar pisar al contrario y de burlarse de los demás.
La tercera pareja, curiosamente, se eliminó gracias a una prueba. Consistía en encontrar un libro de un dragón rojo en una biblioteca. Uno de los susodichos dijo: “odio leer”, y después: “los libros y yo tenemos un asunto pendiente, es que no me llevo bien con ellos…”, estuvieron dos horas buscándolo (y teniéndolo en las manos, pero desechándolo y tirándolo al suelo con desprecio varias veces), gracias a lo cual llegaron tarde a destino y los eliminaron. ¿Justicia poética o no? Ahora espero que recapacite y se de cuenta de que los libros no son malos aunque supongo que los odiará un poco más, una pena…

.
Pero comentemos la final. El último programa, donde Marta y Manolo seguían con sus buenas artes (en la prueba del libro, Marta les enseñó a las otras contrincantes Sandra y Belinda, como era el libro, y gracias a eso, pasaron a la final) consiguieron ganar todas las pruebas de la gynkana y así ir consiguiendo unas llaves que supuestamente les iban a proporcionar una buena ventaja para un juego final (que luego fue mentira).
La última prueba era localizar un lugar y las instrucciones se las daban un familiar por teléfono. Llegó antes Sandra que Manolo porque le dijo a su madre (que hacía 45 que no hablaba con ella) que se dejara de rollos y fuera al grano. Así que llegó antes y la presentadora pudo gritar lo que estaba deseando, ya que la pareja de Sandra y Belinda tenía que haber sido eliminada en la mitad del programa, pero se sacaron de la manga una regla de que la pareja que fuera expulsada ese día volvía a la competición como si tal cosa. A veces a los programas le viene bien que sigan unos participantes y no otros, y estas eran muy competitivas y malas, así que supongo que daban morbo. (En la página de cuatro hay muchos comentarios en los que opinan igual que yo, si queréis echarles un vistazo).
El resultado es que habiendo ganado toda la gynkana el padre y la hija, siendo un ejemplo a seguir en todo momento, habiendo superado todas las pruebas, etc. Las dos malvadas hermanas se llevaron los 45.000 euros del premio final. Y entonces, ¿por qué he puesto de título a esta entrada justicia poética?, pues porque esos 45.000 euros que se llevan las hermanas vascas les ayudará a tener la entrada de un piso como mucho, donde seguirán con sus tristes y amargadas vidas donde se tendrán que soportar durante toda su vida.
Y Marta y Manolo, además de una preciosa experiencia, ya que Manolo lo que quería por encima de todo era ver los cinco países, y que su hija creciera como persona, lo ha conseguido. Porque en la chica se ha visto una bonita evolución (aunque ya venía de casa con buena parte aprendida), que hoy en día es difícil de ver en alguien de 18 años, que admire a su padre, que se divierta con él y que lo quiera de esa manera. Y además, y por si fuera poco, “mi pequeña Lisbeth” que es como yo la llamaba cariñosamente, conoció a un muchacho y quien sabe si la historia de amor seguirá por mucho tiempo…
No consiguieron el premio final, (que querían destinar a los estudios de Marta) pero seguro que serán igual de felices porque seguirán haciendo gala de esos valores en los que lo material no es tan importante, y eso les acompañará toda vida.
¿Es o no justicia poética?

Yo creo que sí.
.

Fenómeno Lisbeth

Seguramente cuando escribimos una historia y creamos al protagonista (o a otros personajes) nos gustaría que fuera original, genuino y que a quienes leyeran la historia y lo conociesen, les marcara. ¿Cúal es la fórmula para conseguirlo? Todos podemos nombrar aquellos personajes de novela, series o películas que nos llamaron la atención tanto como para recordarlos con cariño una vez que acabamos la novela, película o lo que sea. A cada cual le gustará unos personajes en concreto, ya que va en gustos y en como nos identifiquemos con ellos, pero también hay otros que son más comunes a la opinión en general y es de ellos de los que vamos a hablar ahora.
En concreto, por ejemplo, del personaje de Lisbeth Salander a quien todo el mundo conoce aunque no haya leído las novelas o visto las películas. Este es el primer síntoma de que el personaje se ha creado con gran éxito.
Además ocurre que parece que es una persona real incluso. Un personaje que ha traspasado las páginas y es como si en algún lugar del mundo pudieses cruzarte con ella. (Parte de "culpa" la tiene una elección de actriz que casi da hasta miedo. Ni siquiera sé como se llama o si ha hecho más papeles, ella es Lisbeth y ya está.)
Algo que me llama también mucho la atención es que tanto en las novelas como en las películas (bueno, hasta ahora solo he visto la primera dos veces, en breve veré las otras dos), sin este personaje, no sería tan llamativa. Sé que a muchas personas les pasa lo mismo, por eso el segundo libro es el que más gusta, porque es en el que más se centra en su historia. Es curioso porque la película recoge muy bien la esencia del libro, o al menos es lo que a mi me parece, y es que los demás personajes son tan planos y monótonos que quizás por eso ella destaca tanto.
Pero, ¿por qué un personaje tan huraño, esquivo, antisocial, a veces maleducado y muy hermético, nos atrae tanto?, pensemos por un instante en personas reales que tengan alguna de sus características. Me atrevería a decir que no son ni mucho menos admirados. Pero Lisbeth tiene carisma. Incluso diría que cuando hablamos de una persona así en un libro, nos produce cierta “compasión” queremos entenderlo y ayudarle, cuando muchas veces, personas que tenemos alrededor con muchos menos problemas, solo nos producen rechazo.
Algún día me gustaría crear un personaje tan bueno como Lisbeth. Es curioso pero mi primera novela (año 95) tenía una chica gótica, antisocial, huraña y misteriosa como ella pero claro, para juzgar o compararlas, antes tendríais que conocer a Susan. (Para los más curiosos, podéis conocerla aquí).
En vuestra opinión, ¿qué tiene Lisbeth? ¿Os gusta el personaje? ¿Os gustaría la saga Millenium sin ella? ¿Habéis creado algún personaje que se le parezca?


PD: Supongo que ya sabríais que me gustaba Lisbeth, sobre todo por la rallada de Elisbeth Salandernal, pero mi afición por la investigación y el espionaje me viene de antes, de otro personaje que me marcó que se llama Sydney Bristow. ¿Qué no sabéis quien es? Pues investigad, investigad…

Y sino, ya os hablaré de ella próximamente.

Expocomic Madrid 2010

Este fin de semana se ha celebrado el XIII expocomic de Madrid. Llevaba tiempo queriendo acercarme, aunque no ha sido hasta este año cuando he empezado a tener más gusto o curiosidad por el mundillo. Es cierto que desde que estaba en el Módulo de Artes Gráficas, esos dos años me quedé con las ganas de ir. También pensaba que era otra cosa, porque había una en mi clase que invitaba a los demás a ir y yo pensaba que no se podía ir sin invitación, sino seguramente habría intentado ir antes.
El caso es que es una feria muy curiosa. La gente se disfraza de sus personajes favoritos de comics o series, incluso de películas. Hay quienes parece que van disfrazados pero no es así. Te puedes encontrar cualquier cosa, la verdad, es muy divertido.
Además de que a quien le gusten los libros disfruta. Están más baratos, aunque algunos sigue siendo imposibles de pagar, o al menos si quieres llevarte unos cuantos.












Como los de Luis Royo, que por cierto estaba firmando (hacía en un momento unos pedazo dibujos que te quedabas extasiado mirando) y además me gustó que al finalizar la feria, en vez de irse a la sala vip, se tomara algo en la cafetería con todos los asistentes al evento.
En la cafetería daban unos tarros que se llamaban cup noodles, que eran fideos con caldo que estaba deliciosos y te hacía meterte más en la cultura. Yo además me compré varios comics. Encontré las dos primeras partes de Megalex. Ya comenté que en Gijón compré uno de los comics y era la tercera parte, por lo que no podía leerlo. Estaban además muy baratos también. Me compré un par de comics de Ed Bubraker ya que eran baratos y me gustó mucho la serie de Dead Enders. Por otro lado me compré uno llamado I love Tokyo que es un poco infantil pero los dibujos me encantaron porque son así de mi rollo. Y uno de una japonesa que me llamó mucho la atención llamado Love fragments o algo así. También me traje un par de chapas y un comic de regalo con la entrada.
Además de infinidad de puestos de comics, ilustraciones y objetos varios de todas las series, también había mesas para jugar al rol (donde los personajes estaban sentados en las mesas y no en las tarjetas del juego), otros te enseñaban el arte del pen spining, que es hacer movidas con bolis. Y también había un japonés que hacía el cubo de rubik con una sola mano y en pocos segundos. Podías jugar a videojuegos, escuchar radio ritmo (que es una emisora de Getafe, donde hicieron en su día la primera entrevista al grupo Ergo) o ver una exposición de comic antiguo.
Fue una tarde muy curiosa, así que yo al año que viene, repito.

¿Habéis estado alguna vez en algún salón del comic? ¿Qué os pareció? ¿conocéis alguno de los comics que os comento?