A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Las mejores ciudades del mundo

Gracias a vuestra ayuda con las crónicas de viajes que me dejasteis en el blog, y con alguna información de Internet, he podido seguir una de mis últimas novelas. Llevaba varios meses sin escribir nada de ella, incluso la había dejado tan aparcada recopilando información, que se me habían entrecruzado dos nuevas novelas. Una de ellas de ciencia ficción, de la que os hablaré más adelante, y la otra de problemática social, que es solo una idea, aunque ya he escrito algunas páginas. De momento quiero centrarme en ésta, ya que he cogido ritmo, e ir escribiendo un poquito todos los días que puedo.
Natalia es una joven que por x motivos se ve viajando por todo el mundo. Por eso necesitaba cierta información para poder ambientar su historia en cada una de las partes del mundo. Y vosotros, si pudierais hacer un viaje con todos los gastos pagados a, por ejemplo, 10 ciudades del mundo, ¿cuales serían vuestras elegidas? Supongo que tendréis mas en mente, pero tenéis que elegir solo 10. A ver que sale de esta encuesta y si tenéis algo que ver con la protagonista de esta novela.

Las preguntas serían:

¿Cuáles son las 10 ciudades que quisieras visitar? ¿Cuáles y por qué?
¿Has ido ya a alguna de ellas? ¿Cuál?
¿Se cumplieron tus expectativas? ¿por qué?
¿Te gustan las novelas de viajes? ¿has escrito alguna?


Y tú, ¿para quién escribes?

A raíz de un comentario de mi amiga bloguera Carolina Pérez, de la que podéis visitar su estupendo blog: crónica de mi antifaz, se me ocurrió sacar este nuevo debate. Me decía, en su comentario que suponía que los escritores escriben pensando en sus lectores. Supongo que los escritores ya consagrados lo harán pensando en ello, también en lo que les pide su editorial. Que escriben un poco por encargo.
Desde luego los que no somos aun escritores, escribimos lo que nos gusta. Creo que es generalizado que escribamos sobre nuestros intereses porque lo hacemos para divertirnos. Quizás, cuando intentas ganar un concurso o presentarlo a alguna editorial puedes enfocar la historia hacia lo que les podría gustar. Quien lo consiga es todo un triunfo, porque yo no puedo. Si una historia no me interesa, no la escribo, porque me aburre y se convierte en un trabajo.
Así que tengo claro que yo, primeramente escribo para mí. Quizás empecé a hacerlo porque no encontraba libros que fueran exactamente como yo quería. A veces no me gustaba el final o no me identificaba con el protagonista, o la historia giraba hacia un tema que no despertaba mi curiosidad. Por eso mis historias, o las historias de cada uno, nos gustan primero a nosotros porque ocurre lo que nosotros queremos y los protagonistas están diseñados para que sean afines a nosotros o nos parezcan interesantes.
A partir de ahí, si le gusta a mas gente genial, pero creo que no sería capaz de escribir un libro por encargo si el tema no me gusta. Quizás esa es la prueba de que nunca seré escritora, pero nunca dije que lo conseguiría. Soy feliz siendo lo que soy, un proyecto de escritora. (También prueba de todo esto es mi otro blog, en el que, por cierto, ya hay una nueva entrada. Si te apetece, puedes entrar y votar por tu personaje favorito).
.

Sorpresas para acompañar los veintiséis

Por ahora creo que han terminado las celebraciones para iniciar estos veintiséis años. Parece que va a ser un buen año, al menos seguirá siendo muy literario gracias a todos vosotros. Y también a los regalos que me han hecho.
Ahora tengo un portátil y es desde donde ahora escribiré muchas de las cosas que publicaré en el blog (como esta entrada) o mis escritos (ahora un poco aparcados por las circunstancias). También me han regalado los dos libros de Larsson: los hombres que no amaban a las mujeres y el de la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Así que ya os diré que tienen estos libros para que les guste a tanta gente. También me han regalado el perfume de Hechizo, (que digo yo que cual mejor si soy un poco hada, jeje).
Además del viajecito a Granada y de algunas cosillas más, cuando volví al blog me llevé una gran sorpresa con vuestras felicitaciones y además me dedicaron una canción en el precioso blog: cuando te cuelgan los pies, de Silvia, que os recomiendo. Os pongo la canción que fue, que es muy bonita.




Por último quiero dar las gracias también a todos los que entráis y os estáis a dedicarme unas palabras y a opinar sobre la que fue mi primera novela. Os lo agradezco mucho, es muy importante para mi que me deis consejos, sobretodo también para saber si debo o no continuar con él. Así que para acabar esta entrada remix de cosas, os voy a hablar de Mel y Susan.

¿Quiénes son?, quien haya entrada en mi blog secreto ya las conocerá un poquito, pero me parece bien dedicarles una entrada en este blog también. Mel es la protagonista de mi primera novela y Susan la coprotagonista.
Me gustan mucho estos dos personajes y tienen un valor sentimental grande para mí ya que Mel es la primera protagonista que me inventé y a la que le di vida. Mel tiene muchas partes de mí, no es que sea autobiográfica (y menos mal, porque le pasan muchas cosas horribles…), pero si que se asemeja a mi en muchas características de la personalidad. Es muy curiosa y quiere hacerse amiga de Susan, la nueva compañera de clase que llega de tierras gallegas, aunque nació en Inglaterra.
Pero claro, Susan no está por la labor, y ni quiere a Mel de amiga ni a nadie, porque un oscuro secreto del pasado sigue persiguiéndola aún cuando llega a Getafe con su familia para buscar una nueva vida.
Susan es gótica. Siempre me ha llamado la atención este movimiento juvenil, nunca he sido gótica pero me llama la atención la ropa y los gustos que tienen la gente que lo sigue, por eso me pareció buena idea que Susan lo fuera, porque además así su secreto se hacía más misterioso y siniestro.
La protagonista se obsesiona con descubrir su secreto y acercarse a ella, por eso acaba haciéndose con su diario secreto en el que descubrirá muchas cosas de ella. Entre otras, que es muy creativa, que dibuja y escribe poesías muy bellas.
En mitad de todo, un primer asesinato y un asesino al que atrapar. Mel, que solo es una adolescente que solo intenta ayudar a Susan, se verá envuelta en un laberinto de secretos entre los misteriosos miembros de la familia de Susan. Con lo que acabará sospechando de todos…
Todos los detalles de esta novela están en mi otro blog, pero os iré hablando de ella en este. Y de las demás novelas que os iré presentando, que esta solo es la primera.
.

Cumpleaños en Granada

Oh, vaya, es dejar unos días el blog, y tengo intrusos…menos mal que esta vez no son ladrones y es una pequeña hadita…¡y encima me ha preparado una fiesta sorpresa! Os agradezco vuestra asistencia y vuestras felicitaciones. Hay quien dice que el que recuerden o no la fecha del cumpleaños de uno no es importante, y yo más bien pienso que es una fecha más para que se acuerden de una, y que si no lo hacen, es una fecha mas para que no se acuerden. Siempre he dicho que si no te felicitan pero si que se acuerdan de ti durante el año, no pasa nada, pero claro, hay quienes no se acuerdan de ti ni siquiera en este día. Pero no será a ellos a quien les de protagonismo, sino a todos vosotros que sí lo habéis hecho. ¡¡Muchas gracias!!
Os quiero contar, ya que estoy, mi viaje a Granada. Porque cada viaje es una aventura que nos puede servir de escenario para algún cuento o novela, ahora o quizás mas adelante.
Lo primero que me sucedió, nada más pisar el centro, fue un extraño mareo. Dicen que es el mal de altura. Este, se convirtió en una risa tonta por las calles de Granada como si estuviera fumada. Fue divertido porque es que además sus calles están hechas para que las patosas como yo nos vayamos escurriendo y tropezando por todos lados…
El día del cumpleaños, es decir el viernes, lo pasé acompañada de llamadas todo el día de mis familiares y algunos amigos, y mis chuches en mano, por las calles de Granada. Vimos desde el barrio del Albaycín de día la Alhambra desde el mirador. Con precaución porque dicen que hay mucha delincuencia por este barrio que había que visitarlo cuando hubiese más turistas. Y así lo hicimos.
Por la tarde fuimos a Salobreña. Para los que viváis en la costa os será más habitual, pero para mi fue especial porque nunca lo había pasado al lado del mar.
Y por la noche, vimos la Alhambra desde el río. El entusiasmo estaba un poco menguado porque no fuimos con entrada y como no la íbamos a poder verla por dentro, me desilusioné un poco.
Sobre las comidas, antes de salir de Madrid busqué sitios recomendados para ir a buscarlos y estuvimos en varios de ellos. Para los que estéis pensando en ir, os cuento un poco los sitios en los que estuve. Para tapear estuvimos en la Antigualla, es muy céntrico y siempre está lleno, por lo que lo tomamos en la calle. Está bastante bien porque con la bebida te ponen bocadillitos o hamburguesas. Otro que estaba cercano, que me gustó mucho es la Riviera. Hay más sitio para sentarse (aunque tuvimos suerte de pillar una mesa) y las tapas están muy bien también. Según vas pidiendo te van poniendo una diferente.
Al lado de este hay un sitio muy bueno para cenar que os recomiendo (que ahora no recuerdo el nombre) Es más fácil encontrar sitio y cenas muy bien. Son platos baratos y muy grandes.
También estuvimos, porque allí otra cosa no, pero bares todos los que quieras, fuimos a uno que se llamaba el Nido del búho que me gustó mucho, además el nombre es muy gracioso, donde podías elegir las tapas, que eran muy grandes también. Con un par de tapas o tres comes. Y el último día estuvimos en otro que se llamaba El Arenal, que me lo recomendó un compi de mi curro, donde las tapas eran también muy grandes y caseras, (la primera era lomo con patatas, la segunda calamares a la romana con ensalada de repollo, la tercera albóndigas…) aunque para encontrar sitio era más difícil.

La parte mala de Granada fue que había procesiones por todos lados. Sobretodo el sábado, que por todas las calles que ibas te encontrabas una, encima con olor a incienso por todos lados. Así que aquella noche nos la pasamos huyendo, jeje…
También que por eso precisamente había gente por todos lados. Y coches, muchos coches que entraban por las callejuelas mas pequeñas y turísticas. Me gustan las ciudades que tienen muchas calles peatonales, y Granada muchas no tenía. Además el barrio del Albaycín, que es la que más tiene de este tipo, como os digo, no era aconsejable ir por la tarde y menos por la noche.
Tampoco me han parecido demasiado simpáticos. La gente con la que hablamos eran un poco secos, imaginaba que serían de otra forma. Solo conozco, de Andalucía, Córdoba y ahora Granada, y la verdad me parecieron más simpáticos los cordobeses, así en general claro, nunca se puede decir que todos, pero era un poco lo que vimos allí. Y ya no solo simpáticos, sino que vi que faltaba educación, así que muy buena imagen no me han dado.

Ahora, eso sí, lo que más me ha gustado de la ciudad es que en cada rincón había un perro. ¡Todo el mundo allí tiene un perro! Y también me gustó la zona del río con toda la vegetación alrededor. También me gustó mucho una pared de un instituto a las afueras en la que habían pintado muchos cuadros famosos. Y claro, me tuve que hacer una foto con cada uno.
La sorpresa del último día fue que, por probar suerte, subimos a la Alhambra a preguntar si había entradas, y curiosamente sí que había. Solo para visitar los jardines y la alcazaba, pero era mucho más de lo que pensábamos que íbamos a ver. (Además que en una tarde tampoco da tiempo a más). Así que por la tarde pudimos entrar, y había gente, pero tampoco era tanto agobio, así que pudimos disfrutar del paseo y de un poco de sol, porque fue el día que más despejado estaba.
Al subir a la torre de la alcazaba, otra vez el mareillo preliminar a la risa floja. Bajé todas las escaleras y la cuesta riéndome de todo, en fin…



La última noche, la de domingo, para despedirnos, fuimos a cenar a la Bella Dama. Un sitio súper curioso por su decoración inclasificable pero digno de ver, (lleno de chismes y vitrinas con artilugios de todas clases) donde además se cena muy bien y los camareros eran más simpáticos (pero no granadinos).
El resto ya os lo sabéis. Vuelta a Madrid mas cansada que descansada, y esa misma tarde a currar…pero bien, porque de nuevo a celebrar el cumple. (Que eso es lo bueno que tiene que caiga en estas fechas, que lo celebras varias veces). Y encontrarme esta sorpresa en la que habéis participado que os agradezco enormemente. ¡¡Gracias de nuevo!!

Y para acompañar, esta canción que me gusta mucho, y que escuchaba allí.

.
.

Cumpleaños secreto

Toc Toc.
¿Hola? ¿Este es el blog de Proyecto de Escritora?, bien, me he colado para contaros un secretillo del que su dueña no se puede enterar…soy una pequeña hada que muy bajito, muy bajito, casi, casi en un su susurro, os voy a contar un cuento…

"Hace 26 años exactamente, bueno, exactamente los hará el 10 de Abril, nació un pequeñísimo proyecto de escritora. Naturalmente sus padres, ni siquiera ella, sabían cuando nació que aquella pequeñaja se pasaría media vida inventando historias y escribiéndolas en un papel.
Como veréis no es un cuento demasiado original, que le voy a hacer, no soy yo la que se dedica a escribir las novelas, pero al menos es el único cuento que se ciñe a la realidad"



Aprovecho que está en Granada celebrándolo, (no le gusta que su cumple caiga en semana santa, pero se podrá quejar con el pedazo viajecito que se ha preparado…) para contároslo, porque a veces cree que la gente no se acuerda de ella. ¿Qué os parece si le hacemos entre todos, una fiesta sorpresa, y cuando vuelva se encuentre este bonito homenaje?, me tenéis que ayudar, que yo sola no puedo, solo soy una pequeña hadita fruto de su imaginación.

Aquí va mi regalo y el de todos los personajes que se ha inventado a lo largo de su vida, Mel y Susan, a las que ya conocéis de su primera novela, de las cinco protagonistas de la trilogía de ciencia ficción que pronto conoceréis, de todos los demás que esperan ser muchos más en próximos años.

De regalo, en vez del típico cumpleaños feliz, que ya se encargará su familia de cantárselo, le dedicamos esta canción que le gusta especialmente que Gwen Steffani le interpretó y le canta cada vez que se lo pide, que para algo es su cantante favorita.









26 primaveras investigando, curioseando a su alrededor.
26 primaveras aprendiendo.
26 primaveras soñando.
26 primaveras
inventando historias.

Y que sean muchos más…
.

La literatura juvenil

Últimamente he leído varias cosas sobre el crecimiento de la lectura en jóvenes y niños. Parece ser que la literatura juvenil está en auge y es una buena noticia para todos. La cultura siempre es buena, y alguien que lee desde pequeño, es alguien que lee de mayor, y también alguien que inculca a sus hijos, si los tiene, que lea, y así infinitas veces…algo así como la cultura hace cultura. Como aquella frase del dinero hace el dinero, (que es algo que es cierto pero que solo beneficia a los ricos), esta otra nos beneficia todos.
También es una buena noticia para los que escribimos novelas para ese público ( o creemos que lo hacemos, porque cuanta mas novela juvenil leo, mas me pierdo en donde encajan mis novelas), pero bueno, sé que es novela juvenil, a partir de 14 años diría yo, porque de 14 años pasa ya a novela para adultos.
Algunos se quejan de la acogida de algunos libros como la saga de harry potter o la de crepúsculo, y es algo que nos hace un gran favor a todos. Porque los adolescentes que hayan podido leerse las dos sagas, ya estamos diciendo que se han leído 12 libros bien gruesos, con lo que les entrarán ganas de leer otros títulos y además ya tienen la costumbre de hacerlo, tanto si son finos como si son mas gordos.
Supongo que quien echa pestes sobre estos libros es porque les hubiera gustado ser ellos los escritores o los editores de tales libros, porque a quien no le guste con no leérselo ya tendría suficiente.
He leído que los temas preferidos por los adolescentes son historias fantásticas, de aventuras, humor y social. Vamos que es variado y eso es bueno porque los enriquece a ellos y nos da un amplio abanico de posibilidades para escribir a nosotros.
¿Quién no ha conocido a gente joven que decía no haber leído un libro en su vida? Creo que no hace falta ni que lo juren porque su vocabulario les delata pero también se nota en otras cosas que quizás más adelante les cierren ciertas puertas. Lo bueno es que nunca es tarde para leerse un libro (ahí están mis abuelos con noventa y pico años leyendo cada día), lo malo es que por sí mismos igual nunca sabrán que podrían aportarle los libros.
Aunque parezca que me he ido del tema, no es así. Es muy bueno hacer campaña desde niño para que se lea, porque así será una práctica habitual que no se perderá de mayor.
Y vosotros ¿escribís para jóvenes?, ¿habéis conocido gente que afirma que nunca ha leído un libro en su vida?, ¿creéis que es bueno que los niños lean desde pequeños? ¿os gusta leer literatura juvenil aunque seáis mayores de 14 años?
.

Nota: nueva entrada en Escritos y Proyectos. Conoce a Mel, la protagonista de mi primera novela.

.