A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Decálogo para escribir microcuentos

La cadena Ser tiene un concurso bastante curioso de relatos encadenados de microrelatos. Lleva ya tiempo pero yo hasta el otro día no había mandado ninguno. Te sirve como entrenamiento para escribir sobre un tema del que nunca se te habría ocurrido escribir. Se concursa por semanas. Escogen primero al ganador de la semana, luego del mes y al final hay un ganador.
En la web cuelgan los finalistas de cada semana y esta lista para guiarnos en el modo de realizarlo. Creo que es muy completa. Aquí os lo dejo:

1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.


3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.


4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.


5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.


6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.


8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.


9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.


10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.
.

Un pequeño inconveniente

La verdad es que el titulo no es del todo acertado. El primer inconveniente que tenía es que me lo leí después de mi querida ladrona de libros, con lo que ya venía con desventaja.
Lo segundo es que de cuatro personajes, solo uno me pareció medianamente interesante. Os pongo en antecedentes:

Resulta que cuando lees el resumen del libro, te recuerda a las típicas películas norteamericanas donde están preparando la boda de la hija, pues bien, curiosamente el otro día echaron en la tele: el padre de la novia, que tiene mogollón de años y seguramente todo el mundo la habrá visto. Pues si estás pensando en leerte este libro, es mejor que veas esa peli, porque está bastante mejor y no te aburre.
El libro, aparte de estar lleno de topicazos (la hija se va a casar con un chico que no le gusta a la familia, el hermano es gay y mas de lo mismo, y la madre tiene una aventura, y cosas así), luego llega el personaje principal que es el padre (que curiosamente se llama también George, como el de la peli), y es el mas coñazo.
Además me parece que está lleno de paja y de descripciones que no aportan nada al texto, como explicar paso por paso lo que hace un personaje, tipo: se levantó de la cama, se puso las zapatillas, se fue al baño, cogió el cepillo de dientes y se lavó los dientes.
No tiene mucho que rascar en mi opinión. Lo venden como divertido y salvo un par de cosas, no me lo ha parecido. Por lo que el inconveniente sería leérselo.
Espero que el prometedor curioso incidente del perro a medianoche, que es el que me quería leer de él y no estaba en la biblio, no me deje tan indiferente.

De todos modos os dejo, una de las frases del hijo gay, que es el que a mi me ha parecido más interesante.

"Si no andaba con cuidado se convertiría en uno de esos hombres que se preocupan más por los muebles que por los seres humanos".
.

LAS SATISFACCIONES DE ESCRITOR

Se da la casualidad de que dos de mis mejores y mas fieles lectoras de mi blog (como son Tamy y Martikka, de las que recomiendo sus respectivos blogs) me han enviado el mismo Meme. Que digo yo que qué es lo que significa Meme (una es nueva y aún no entiendo el argot bloguero del todo). Como es una petición de vosotras dos, pues voy a hacer la lista sobre el tema que acontece en este blog (para no perder la línea). Se trata de escribir una lista con seis cosas que te hagan feliz:

1. Que una frase te salga redonda a la primera. A veces, puedes pasarte días y días sin que nos suene bien del todo.
2.
Inventarte un título con gancho. Que quede bien y que llame la atención a los lectores.
3.
Tener una nueva idea para una novela. Que es el motor para comenzar a escribir, y sin las ideas, no habría creación.
4.
Una tarde productiva con la novela que estés escribiendo en ese momento. Da mucha satisfacción.
5.
Ver una novela tuya acabada. Con lo que cuesta…
6.
Que a alguien le guste lo que escribes. Es la guinda del pastel.


Se supone que yo ahora tengo que invitar a no se cuantas personas a que hagan su lista, pero mira, yo os invito a todos mis visitantes y quien quiera que lo haga y quien no, no. O que los comentéis por aquí.
.

EL MALO DEL CUENTO

Se suele decir que las personas no son ni muy buenas ni muy malas, que esa denominación solo es producto de las circunstancias en las que ha vivido. Pero seguro que hemos conocido a personas, que en el momento que hemos compartimos con ellas nos parecieron perversos. Eso es lo que es para mi el malo de una novela. En el momento en que se desarrolla la novela es malo, después, ya veremos…
Muchas veces el personaje malvado es muy interesante e importante, pero yo no podría escribir una novela con un protagonista que me cayera mal. Es como dedicarle un montón de páginas a alguien que no existe y que además es malo.
Para mí, los protagonistas tienen que caerme bien (aunque después a los lectores no les parezca que merecen tal lujo). Y no es que comparta con ellos todos y cada uno de sus pensamientos claro, no soy yo la protagonista de cada novela, pero siempre hay algo de mi en ellos.
Los personajes de las novelas deben ser lo más parecido a las personas reales, de hecho yo siempre me fijo en la forma de hablar de las personas, en como visten, en como interactúan con los demás, como se expresan, etc. Y no solo le presto atención a las personas que me parecen interesantes, sino que también hay otras que me han servido para configurar las personalidades de este otro tipo de personajes que le dan emoción a la historia. Se trata de ir siempre atento a todo, porque cualquier cosa puede servirnos.
Una amiga me dijo una vez que era tan observadora porque escribía, y yo le di muchas vueltas a sus palabras y pensé: creo que más bien es al revés, que escribía porque era muy observadora.
Hay que pensar que, un personaje que creemos nosotros antes no existía y que si llega al mundo etéreo de las historias imaginadas, es porque nosotros hemos querido. Yo no necesito crear monstruos, bastante tenemos con los de verdad, pero sí que me gusta hacer un homenaje en forma de protagonista (o secundarios) de varias personas que hayan pasado por mi vida haciendo cosas buenas, recopilándolas en un solo personaje.
Las novelas que creemos, es un mundo en el que solo nosotros mismos podemos hacer y deshacer a nuestro antojo y hay que aprovecharlo.
.

LA LADRONA DE LIBROS

Hace ya unas semanas terminé un libro maravilloso del que no me gustó desprenderme. Cometí el error (justificado eso si), de cogerlo de la biblioteca, (que hacer sino, no se pueden comprar todos los libros que crees que te van a gustar) y ahora no me puedo desprender de él. Es curioso como leyendo la ladrona de libros, me he convertido en ella. Bueno, no voy a robarlo, he decidido dejar caer que si alguien tiene que hacerme un regalo y no sabe que, que no piense en regalos originales o prácticos, este sería ambas cosas, porque alimenta el alma. Que a veces tenemos tan descuidado.
El libro se hace publicidad por si mismo. Una cubierta acertadísima, un título llamativo y una explicación:

Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia.
En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra.
Al cabo de un tiempo la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras.
Con esas palabras se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable”

Markus Zusak


Qué puedo añadir. Que entró en mi ranking personal directo. Que me ha emocionado y me ha enamorado. Que sus personajes se hacen querer.
¿Cómo olvidar a la tierna Liesel? ¿y las relaciones con los otros tres personajes masculinos de su vida?, no sabría decir que relación es mas bonita, o cual de los personajes me ha gustado mas. Si Rudy, Max o Hans…

No os dejéis engañar por el principio del libro, que es un poco desconcertante, al menos a mi me lo pareció. Porque no he leído nada igual. Porque tiene una perspectiva diferente de ver la vida.

Que decir tiene que lo recomiendo al 100%. Que algunos libros te cambian un poquito la vida y a mi este me la ha cambiado. Creo que ha marcado un antes y un después, sobre lo que leo y también sobre lo que escribo.
Es una buena influencia.

Y algún día será mío…
.

PERCEPCIÓN DE LOS COLORES

Después de hacer este test (recomendado por uno de mis profes del curso de Producción Editorial), resulta que no soy daltónica, ni siquiera un poquito. Yo creía que sí lo era en algún gado, porque me tocaba discutir siempre con todo el mundo: que si eso es azul verdoso, que si es verde azulado, que si es verde manzana…
Hay gente que no sabe que lo es, así que probaos, a lo mejor tenéis un pequeño grado. Yo por el momento lo he visto todo bien, así que un problema menos…


¿Cómo realizar la prueba?


Un método rápido para determinar la ceguera a los colores son las láminas de prueba de Ishihara. Estas láminas o mapas están dispuestas con una confusión de manchas de distintos colores:
Coloqúese los cerca de 75cm de su monitor de modo que la imagen de la prueba del color que usted está mirando esté en el nivel del ojo, lea la descripción de la imagen y vea lo que usted puede ver!!


1 Tanto con visión normal como con deficiencias para ver los colores, ven el nímero 12




2 Aquellos con visión normal deben leer el número 8. Aquellos que tienen deficiencias para la percerpción de rojo-verde leen el número 3. Quienes tienen ceguera completa a los colores no son capaces de leer ningún número.



3 Aquellos con visión normal debe leer el número 29. Los que tienen deficiencia al rojo-verde deben leer el número 70. Quienes tienen ceguera total a los colores no son capaces de leer ningún número.

4 Visión normal - deben leer el número 5
Aquellos con deficiencia a la percepción rojo-verde deben leer el número 2.
Quienes padecen ceguera total a los colores no son capaces de leer ningún número.

5 Visión normal: deben leer el número 3.
Quienes padecen deficiencias para percibir rojo-verde deben leer el número 5.
Los que presentan ceguera total a los colores no son capaces de leer ningún número.



6 Visión normal - deben leer el número 15.
Aquellos con deficiencias para percibir el rojo-verde deben leer el número 17.
Ceguera total a los colores - no son capaces de leer ningún número.




7 Visión normal: deberán leer el número 74.
Aquellos con deficiencias para la percepción rojo-verde deben leer 21.
Ceguera total a los colores: no son capaces de leer ningún número.


8 Aquellos con visión normal deben leer el número 6.
La mayoría de quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente


9 Quienes tienen visión normal de los colores deben leer el número 45.
La mayoría de quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente.


10 Quienes tienen visión normal de los colores deben leer el número 5.
Quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente.



11 Quienes tienen visión normal de los colores deben leer el número 7.
Quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente.


12 Quienes tienen visión normal de los colores deben leer el número 16.
Quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente.


13 Quienes tienen visión normal de los colores deben leer el número 73.
Quienes tienen deficiencias para percibir los colores no pueden leer ningún número o pueden leerlo incorrectamente.



14 Aquellos con visión normal a los colores y quienes tienen ceguera total a los colores no son capaces de leer ningún número.
La mayoría de quienes padecen deficiencias para el rojo-verde deben leer el número 5.



15 Aquellos con visión normal a los colores y quienes tienen ceguera total a los colores no son capaces de leer ningún número.
La mayoría de quienes padecen deficiencias para el rojo-verde deben leer el número 45.


16 Aquellos con visión normal de los colores deben leer el número 26.
En la protanopia y severa protanomalía se puede leer el número 6 y en la protanomalía leve ambos numeros son leídos per el número 6 es más claro que el número 2.
En la deuteronomia y severa deuteronomalía solo es leído el número 2 y en la deuteranomalía leve ambos son leídos pero el número 6 es más claro que el núm. 2.
17 Aquellos con visión normal de los colores deben leer el número 42.
En la protanopia y severa protanomalía se puede leer el número 2 y en la protanomalía leve ambos numeros son leídos per el número 2 es más claro que el número 4.
En la deuteronomia y severa deuteronomalía solo es leído el número 4 y en la deuteranomalía leve ambos son leídos pero el número 4 es más claro que el núm. 2.
18 Quienes tienen visión normal deben de ver el trazo continuo de las líneas moradas y rojas entre las dos letras X.
En la protanopia y en la protanopia severa solo se percibe el trazo de la línea morada y en la protanopia leve ambas líneas pueden ser percibidas pero la línea morada es más fácil de seguir.
En la deuteronopia y en la deuteranomalía severa solo la línea roja es trazada y en la deuteranomalía leve ambas líneas son trazadas pero la línea roja es más fácill de seguir.

19 La mayoría de quienes padecen deficiencias para percibir el rojo-verde pueden trazar la línea entre las dos letras X.
La mayoría de quienes tienen visión normal y ceguera total a los colores no son capaces de seguir la línea.


20 Aquellos con visión normal de los colores deben trazar una línea azul-verde entre las dos letras X.
La mayoría de quienes padecen deficiencias para percibir los colores no son capaces de seguir ningurna línea o seguirán una línea diferente a la de la visión normal.

21 Aquellos con visión normal trazarán una línea color anaranjado entre las dos letras X.
La mayoría de quienes tienen deficiencias para la visión de los colores no son capaces de seguir ninguna línea o trazarán una línea diferente a la normal.


22 Aquellos con visión normal de los colores conectarán una línea azul-verde y amarillo-verde.
Aquellos con deficiencias para percibir el rojo-verde conectarán la línea azul-verde y morado.
Aquellos con ceguera total a los colores no son capaces de trazar ninguna línea.
23 Quienes tienen visión normal de los colores trazarán una línea conectando el morado y el anaranjado entre las dos letras X.
Aquellos con deficiencias para percibir el rojo-verde deberán trazar una línea conectando el morado y el azul-verde.
Aquellos con ceguera total a los colores y debilidad no son capaces de trazar ninguna línea.

24 Ambos: visión normal y aquellos con deficiencias para percibir los colores pueden trazar una línea zigzag entre las dos letras X

DOBLES: SELBOD

Eso de que somos todos diferentes y especiales, no sé yo si creérmelo. Tengo una manía, y es que cada vez que conozco a una nueva persona, le busco el parecido a otras ya conocidas a lo largo de mi vida. Como si tuviera un fichero con todos ellos y lo buscara. A veces me cuesta algo más, pero hay con personas que el parecido es inmediato, incluso a veces asusta.
Tanto crees que son iguales, que a veces cometes errores pensando en que actuarán igual a los conocidos y claro, a veces te equivocas porque no son la misma persona. Que cosas…
De todos modos esto es muy bueno a la hora de crear personajes interesantes para tus novelas, porque crees al que crees siempre le gustará a algún lector. (Aunque solo sea porque se parece a sí mismo).
No tengo ni idea si a la gente le pasan estas cosas, (o si ni siquiera las piensa). Igual es porque me fijo demasiado en los detalles.
O a lo mejor no es que todo el mundo se aparezca a alguien, sino que yo tengo afinidad con varios tipos de personas, y siempre termino con las personas que pertenecen a ellos.
Supongo que será una paranoia mía como las tenemos todos (y creo que ahora la habré sembrado a alguien también, pensando a quien se puede parecer cada uno de mi entorno…jaja) pues sí, casi todos acaban teniendo un “doble” o “triple” al que se asemejan.
Pero aún así, está comprobado que no hay dos personas iguales, al menos cerca (igual en la otra punta del mundo existan, como decía Millás, la antípoda de cada uno), pero como nunca podremos comprobarlo, podemos estar tranquilos, siempre seremos únicos e intransferibles.
.

LAS DUDAS DEL ESCRITOR NOVEL

Hay días en que la meta que quieres conseguir se antoja más complicada, más lejana. Es como un camino que nunca se acaba. Que no logras alcanzar por mucho que te estires.
He estado pensando en participar en algún concurso antes de que finalice el año, para probar suerte y mover mis novelas, para poder decir que al menos lo he intentado. Tampoco quiero darme cuenta de que no lo intenté cuando ya sea tarde.
Algunos días piensas en que podrías tener alguna mínima posibilidad de conseguir algo, pero hay otros en que piensas en la cantidad de gente que escribe, que según leí el otro día cada vez hay más, aunque no lleguen todos a publicar, y pienso que qué tengo yo que no tengan todos ellos para poder conseguir ningún premio. Y piensas en todas tus carencias como escritora y se te hace cuesta arriba.
Por eso llevo diez años escribiendo sin pensar en que iba a hacer con todas esas novelas que se iban amontonando en mi ordenador. Ahora, que es cuando he decidido intentarlo, porque creo que estoy más preparada que entonces, es como enfrentarse a tus miedos, exponerse a la opinión ajena ¿Quién no tiene miedo al rechazo? Quien diga que no, es que no le importa realmente escribir. Es que no lo siente. Supongo que quien lo siente, aunque nunca consiga publicar seguirá escribiendo el resto de su vida. Es lo que pienso hacer yo, hasta que me quede sin historias que contar.
.

Despistaos

Hace unas semanas estuve en uno de los conciertos de los Despistaos. Acabo de conocer a este grupo pero cada vez que escucho una nueva canción suya me gustan más. Son tipo Marea o la Fuga.
Además los músicos son normales, (o lo parecen) que es algo que en los grupos de música cada vez se echa mas de menos. Se les sube a la cabeza y van de estrellas, como algunos escritores, buenos o no. Hay quienes creen que por saber escribir algo (que ellos siempre creen bueno), son mejores que los demás. Hay que ser un poco más humilde. Y los halagos pienso que te los tienen que hacer los demás. (Personalmente me gustan, como a todos, pero me dan una vergüenza…)
No hay nada peor que alguien que hable de su obra nada mas conocerle. Hay quienes, que me conocen, que se han enterado de que escribía novelas después de mucho tiempo. No entiendo como podría presentarme como: “Hola, soy Elena y escribo novelas”. Es como quien se presenta diciéndote su curriculum. Las personas somos algo más que los títulos que hayamos obtenido (de una u otra forma), las posesiones o las aficiones que tengamos. Aunque consiga ser escritora, nunca me presentaré así, queda tan pedante…y ya he dicho que he fundado la liga anti-pedantes. Hay que acabar con ellos…jeje. Son el mal de la cultura.
.

El libro de Nobac

De este libro me llamó la atención la cubierta y lo que decía en ella: estás leyendo un libro que se escribe a sí mismo cada noche ¿Y si lo que te cuenta se hiciera realidad al amanecer?, reconozco que entre el título, esa frase y su cubierta creo que me creé unas expectativas que no ha conseguido cumplir.
Me llamó la atención porque en cierto modo me recordó a la parte de una de mis novelas y con curiosidad y con algo de miedo, quise ver de que se trataba en realidad.
La novela es entretenida, y su protagonista me ha caído simpático, aunque los tiempos de la historia van a veces muy despacio y a veces se precipitan. Me creó un poco de estrés porque veía que el libro se acababa y no le iba a dar tiempo a explicar todos los enigmas.
He acabado el libro con dos sensaciones contrariadas. Me habría gustado que el libro me sorprendiera y me fascinara el final, así creía que iba a ser, pero no ha sido para tanto. Por otro lado me quedo más tranquila, pues la historia no es igual a la que yo cuento en mi novela, aunque de lo que yo he escrito un capítulo, él ha sacado todo un libro…
Mi balance final es que esperaba más. A veces cuando esperamos mucho sobre algo o alguien, cuando por fin lo conocemos, nos decepcionamos. Está bien y es entretenido, pero no en los puestos más altos de mi ranking personal.
.
"Es el precio del escritor: cualquiera puede venir, asomarse a tu alma y seguir su camino como quien va de compras a una tienda de zapatos usados"
Federico Fernández Giordano
.