A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Chema Madoz. Las reglas del juego

La semana pasada fui con unos amigos a visitar la exposición del fotógrafo Chema Madoz, en la Sala Alcalá 31 de Madrid, llamada "Las reglas del juego". Ya conocía a este artista y me apetecía descubrir más de sus composiciones, que tienen un aire melancólico y poético a la par que sencillo y contundente. Algunas de ellas quizás puedan parecer algo simplistas a golpe de vista pero siempre son muy metafóricas uniendo pocos elementos y haciendo que la suma de estos dé un resultado diferente, como un juego de palabras visual

Creo que es muy bueno que todos visitemos exposiciones de otras disciplinas que no sean la nuestra porque nos puede dar muchas ideas, por ejemplo en nuestro caso, nos puede evocar sentimientos o emociones que podemos llevar al papel y más tarde a un personaje de nuestras novelas. Algunos me parecieron repetitivas y recurrentes y me hubiese gustado ver qué títulos le ponía a cada fotografía, (por sacarle pegas) hubiese hecho que ganase, aunque creo que lo que pretende conseguir es que cada uno saque su propia interpretación, cosa que a mi me encanta y a juzgar por los resultados, creo que se me da bastante bien.

Se me ocurrió, estando allí, un ejercicio que nos puede venir muy bien a la hora de poner títulos a nuestras novelas o a los capítulos de éstas. Se trata de coger varias fotos de este fotógrafo (en google hay un montón) e intentar ponerle un título acorde que creamos que sintonice con cada una.

Ejemplos:


Tiene muchas fotografías bonitas o llamativas, y que te hacen meditar sobre ideas como el tiempo, el espacio, la soledad o la belleza, de ese tipo de imágenes que luego te rondan la cabeza y que hacen que te surjan buenas ideas.

Algunas imágenes son con los libros o con las palabras como protagonistas, os pongo una muestra por aquí, (no he podido poner más porque se descuadra bastante en la publicación, pero hay muchas) ya que tienen que ver con el tema principal de este blog y con el nexo de unión entre vosotros, lectores, y yo.

Para visitar la exposición aún tenéis hasta el 2 de Agosto (lleva desde el 13 de Mayo), os pongo los horarios y la dirección y toda la información en el siguiente enlace (también hay un video que podéis visualizar también aquí: "Las reglas del juego. Chema Madoz"

Merece la pena dedicarle una horilla que es lo que os va a llevar ver la colección, seguro que salís de ella con ganas de conocer mejor a este fotógrafo y buenas ideas que plasmar en el papel
¡Que la disfrutéis!









...............................oo...........................


Datos: 

Autor: Chema Madoz
Exposición: Fotografía
Lugar: Alcalá 31, Madrid (metro sevilla. Linea 2)
Fechas: Hasta el 2 de Agosto
Horario:  De martes a sábados de 11.00 a 20.30 h.
Domingos y festivos de 11.00 a 14.00 h.
Cerrado: lunes, 1 y 6 de enero, Viernes Santo, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Página web: Chema Madoz

¡Séptimo Cumple Blog!

Hoy estamos de celebración en el blog ya que se cumplen siete años desde su apertura. Por este motivo, en febrero publiqué la Guía para escribir novelas para principiantes basada en este blog donde cuento mi larga trayectoria escribiendo novelas (este año celebro los diecisiete años) y donde doy consejos y pautas para poder escribir esa novela que se nos resiste. (Aquí podéis echarle un vistazo, si no la conocéis: Cómo escribir una novela). No pretende ser la mejor de las guías para expertos, sino para ayudar a aquellos principiantes que están comenzando, como uno de los objetivos que ha tenido y sigue teniendo este blog. Puedo decir que está gustando mucho y que ha conseguido estar en los primeros puestos de venta en Amazon. Otro motivo por el que daros las gracias.

 
También quiero agradecer a todos aquellos que han seguido, leído y aprendido algo en este espacio, espero que este blog os siga aportando muchas cosas y a todos los seguidores también por el facebook que sois ya un montón. Estoy muy contenta por ello. Os dejo el enlace por si acaso no la conocéis:



Aprovecho también a contaros que, ya terminé mi Ciclo Formativo de Diseño y Producción Editorial y como ahora voy a tener más tiempo, os iré contando un montón de cosillas que he ido acumulando y de lo que me apetece hablaros por aquí, así que ¡estad atentos!


La magia de la asertividad

Para escribir historias con personajes que parezcan reales es fundamental saber algo o todo lo que se pueda del ser humano y sus comportamientos. Para eso también es primordial conocer a personas, no para convertirlas en personajes sino para coger algunos rasgos y hacerlos más realistas. 
Ya os he hablado alguna vez, en el blog,  de psicología, me gusta bastante el tema, si eres amigo mío es muy posible que te hayas comido alguna chapa sobre comportamientos humanos y asertividad, de las mías.
Hoy os traigo un ejemplo práctico de algo que me pasó el otro día, para mostraros que no es ninguna tontería y que, un acto asertivo puede desencadenar varios otros así como lo contrario. 


Pierdo el bus y me toca esperar quince minutos al siguiente. A pocos minutos, llegan otras personas, pero yo estoy la primera de una fila irregular. LLega el autobús y una mujer se cuela para entrar la primera, algo que me parece injusto pero de lo que no me llego a quejar. Como no me retiro aunque ella ya está la primera, me da un empujón y entra. Solo lo ha hecho para entrar la primera porque ni siquiera sabe qué sitio prefiere. Yo no digo nada y escojo asiento la segunda, pero noto que la mujer, encima, se me queda mirando de malos modos. Entonces yo la devuelvo la mirada y me dice: "estaba yo la primera". No tenía pensado decirle nada, pero ya era demasiado, así que le contesto: "que va, estaba yo primero". Me vuelve a decir que no, que le ha preguntado a otra señora. Si hubiese habido otra señora, ¿no habría tenido que entrar ella primero? así que le contesto, con un tono pausado, no como era el suyo, que estaba la primera porque he perdido el bus anterior. Empieza a subir el nivel en su discurso pero yo le digo: "le vuelvo a repetir que estaba yo antes, pero ya ha pasado la primera, así que deje de discutir, eso sí, el empujón se lo podría haber ahorrado". Me dice que no me ha empujado y le digo yo que casi me estampa en la puerta, pero que no voy a seguir discutiendo. Y añado: menuda educación. El hombre que se ha sentado a mi lado, que ha sido testigo de todo, me da la razón.
Comienza el trayecto y yo me siento orgullosa de haberle argumentado lo ocurrido con calma, sin alterarme ni discutir o hacer juicios de valor.
Mi sorpresa es que, cuando la mujer llega a su parada, antes de salir, se me acerca, me toca el brazo y me dice: "lo siento, vale, si estabas tu la primera, perdóname"


Me quedé doblemente bien al recibir sus disculpas y os diré también que no es la primera vez que me ocurre esto, con desconocidos o con conocidos, y que me siento bien diciendo lo que pienso pero de manera educada y asertiva, porque quiero pensar que esa mujer, el próximo día que se vaya a montar en un autobús, antes de empujar a otra persona para entrar la primera, se acordará de mí y no lo hará. Si ella no lo hace, nadie tendrá que discutir con ella, es más, quizás deje pasar y la otra persona lo reciba con una sonrisa y haga otro acto bueno a otra persona, porque es así, los actos que hacemos repercuten en los demás y si son amables se contagiarán y desencadenarán otros actos amables, y viceversa.

Por eso, os aconsejo que no os cayéis cuando penséis que algo no está bien, porque
guardarse ese tipo de cosas lo único que hace es que un día salgan de manera desmesurada y a lo mejor hacia la persona que menos se lo merece, pero decirlo bien, argumentar vuestras ideas haciendo comprender por qué algo es molesto para vosotros. Si lo decís con asertividad, lo normal es que os encontréis una buena respuesta. No es fiable al 100% porque hay gente que no atiende a razones, pero al menos vosotros estaréis haciendo lo correcto y os sentiréis bien con eso.

Garry Winogrand, exposición fotográfica


Ayer estuve en una exposición fotográfica de Garry Winogrand en la Fundación Mapfre. Aunque no soy una entendida en fotografía sí que me gusta y se aprende también viendo el trabajo de grandes profesionales. 
Su fotografía era en blanco y negro, sobre todo de Nueva York, desde los años 50 a los 80,  y sobre todo de rostros y de personas, que es como a mi me gustan las fotografías. A veces me gusta ver fotos de paisajes o hacerlas yo, o de objetos o de animales, pero siempre preferiré los retratos. 


Me gustó bastante. Tiene trabajos muy chulos, se nota que le apasionaba su trabajo. El resultado de nuestros proyectos difiere mucho de cuando los hacemos con pasión y entusiasmo a cuando lo hacemos porque lo tenemos que hacer. Igual pasa con cualquier cosa en la vida.

Al finalizar la exposición, que consta de dos salas grandes, mi amiga y yo nos pusimos a leer las opiniones en el tablón. Es algo que me gusta hacer para ver que opinan los demás de cosas que yo también he visto. Me sorprendió que hubiese tanta crítica. Últimamente veo que la gente es muy atrevida juzgando el trabajo de los demás y que la falta de valores y de vergüenza hace que la gente se sienta libre de echar por tierra tanto el trabajo del fotógrafo como el de los profesionales de la Sala. Supongo que fueron adolescentes obligados a verla en una excursión del instituto pero aún así me da pavor que la gente infravalore tan frívolamente el trabajo de toda una vida.




Me quedo con el buen sabor de boca de la exposición, de que haya salas que expongan aún gratuitamente para los visitantes y que la cultura siga llegando de alguna manera, porque sino acabaremos todos tan lelos como los que escribieron esas absurdas críticas.









La exposición está hasta el 3 de Mayo, y es en la Sala Bárbara de Braganza. Aquí os dejo el enlace a la exposición para que le echéis un vistazo: Exposición Garry Winogrand.

Novedades primaverales

¡Hola Proyectitos!

¿Qué tal váis? ¿tenéis nuevos proyectos a la vista?
.
Me he pasado poco por aquí las últimas semanas porque estaba con las clases de Diseño Gráfico hasta arriba. Ya las he terminado después de un montón de prácticas. La verdad es que me ha gustado esa clase, era muy creativa y tenías libertad para realizar la práctica que te dijera la profesora, ella te ponía las pautas y tú elegías el tema. Yo he intentado llevarme a mi terrero todas las prácticas, hacia los libros, las cubiertas, si había que crear una empresa, que estuviera relacionada con los libros...y me han salido cosas muy chulas, yo creo, además de haber aprendido técnicas nuevas para no limitarme a la hora de hacer nuevos diseños en el futuro. 

http://proyectodescritora.blogspot.com.es/Hemos terminado ya las clases, después de año y medio de Ciclo, pero aún nos quedan las prácticas. Tengo muchas ganas de realizarlas porque elegíamos por nota y yo tenía la más alta de clase, lo que quiere decir que, aunque haya sido una chica de notas mediocres toda la vida, con mucho esfuerzo se pueden conseguir muchas cosas. Ha sido un curso muy difícil para mí, por mis circunstancias personales y aún así he sacado muy buenas notas, creo que me merecía elegir prácticas, después de todo. Supongo que ha sido Justicia Poética, eso que a mí me encanta que suceda. Aún tengo que ir allí y ver que me encuentro, pero estoy muy ilusionada, la verdad. El sitio me encanta y el trabajo que voy a realizar también. Cuando esté realizándolas ya os contaré un poco, que aún está tan reciente que ni me lo creo.

A la par, tengo nuevos proyectos que se están fraguando de los que me siento también muy contenta, eufórica, creo que tanta mala suerte se está empezando a compensar, aunque no quiero que se tuerza por lo que de momento no puedo contaros, pero espero que todo siga adelante y salga bien.

No es que os esté contando muchas cosas la verdad, pero es que de momento no puedo desvelar muchos de los secretos (ya sabéis que me encanta crear misterio, jejeje). Os contaré, no obstante, que en breve voy a ir otra vez al Registro a presentar tres novelitas más, y que empezaré a preparar alguna en breve para su publicación. Y hasta ahí, puedo leer también...

Y bueno, que no queda nada para la Primavera, y que aunque hace frío otra vez, estoy alérgica perdida y aún quedan pendientes algunos problemillas que solucionar, creo y espero que vendrán buenos tiempos.

Historias escritas en el viento. Capítulo 1 (Última parte 5/5)



Capítulo 1. Parte 4/5

Se ha propuesto unos objetivos con respecto a sus futuros vecinos y los ha escrito así en su libreta:


Misterios de los pisos bajos:

• Bajo A y B: Si las dos parejas de viejos son familia. Actúan como si no lo fueran, pero ella siente que son hermanos o primos. Igual su parentesco es lejano y ellos aún no lo saben.
• Bajo C: Si la anciana de la silla en la calle tiene la misma teoría que ella de los zapatos y si sabe que, cuando ella observa a las demás personas, ella hace lo mismo.


Misterios de los pisos del primero:

• Saber cuantos sudamericanos viven en ese piso y cual es el número exacto de familiares que están en el piso, duerman o no en él.
• Cual es la causa de que el matrimonio de cincuenta y tantos años esté triste.
• Y dar las gracias a la niña que sonríe.


Misterios de los pisos del segundo:

• Si la chica de dieciocho años está enamorada de su hermano de veinte y si él siente que tiene que protegerla hasta que tenga novio.
 Si las dos hermanas se cuentan sus secretos.
 Por qué está solo el profesor de piano si con sus notas enamoraría a cualquiera.


Misterios de los pisos del tercero:

• Como es la vida como familia numerosa.
 Descubrir por qué el hombre se fía tanto de su perro y por qué su perro hace todo lo que le dice.
 Como te sientes cuando estás enamorada y por qué han cerrado la ventana.


Misterios de los pisos del cuarto:

• Como es vivir con una compañera de piso.
• Como se las apaña la mujer árabe para sacar todo adelante.
 Como funciona una mente esquizofrénica.


Son muchos puntos a cumplir, pero necesarios si quiere conocer todos sus enigmas antes de compartir rellano con ellos.
Como ahora tiene una meta que alcanzar, tiene que reordenar todas sus rutinas, bueno, solo las necesarias. Seguirá levantándose a las siete y veintitrés, andará hasta el lavabo dejando sus huellas en los azulejos fríos y desayunará una tostada y media, porque una es poco y dos demasiado.
Pero en vez de pararse junto al armario para pensar que destino de los tres: parque, centro o supermercado decide; se quedará junto a la ventana para observar las rutinas de sus vecinos.
A primera hora verá quienes salen a sus trabajos o a estudiar, a media mañana verá quien sale a la compra o a tomar el vermú en el bar de la esquina de los Chopitos.
A la hora de la comida, por su puesto ella hará un alto en el camino para comer a su hora y después, a la hora en que la mayoría come, verá quien vuelve o quien lo hace mas tarde.
Por la tarde verá quien sale de paseo y a que horas vuelven. Como ahora es verano, seguramente mas tarde, y también verá quien trasnocha y quien no.
Va a ser un trabajo duro, se dice, pero vale la pena, porque esa vigilancia, le deparará muchas respuestas de todos sus futuros vecinos. Se ha propuesto seguir esta rutina toda la semana y está ilusionada, por fin tiene unos objetivos en mente y eso le encanta.



Última parte del primer capítulo.

 **************************************************


----------------------------------------------------------------------------

"Historias escritas en el viento"
Capítulo 1. Parte 5/5
Consigue el libro en Amazon 
o escribe a proyectodescritora@yahoo.es

----------------------------------------------------------------------------



Cómo escribir una novela



En determinados momentos, cuando estamos en mitad del proceso de escritura, nos atascamos y no sabemos por donde continuar. Una de los principales motores para continuarla que a mi me funciona es pensar que, si no continúo la historia me quedaré sin conocer qué ocurre en ella, porque escribir una novela no es otra cosa que contarnos una historia a  nosotros mismos, somos nuestro primer lector. Cuando estamos escribiéndola, nos interesa y queremos saber que ocurre a continuación, y a menos que nosotros la escribamos, nos quedaremos sin saberlo. 

Otra cosa es que la historia nos esté aburriendo, una alerta clarísima de que la historia tiene problemas, porque si no nos gusta ni a nosotros mismos, la historia fracasará. Soy de las que piensan que hay que escribir para uno mismo, escribir del tema que nos motive y de unos personajes que nos interesen, porque sino muy probablemente dejemos la historia a medias.

Me encuentro, ahora mismo, en ese proceso creativo y en momentos tengo la duda de cómo seguir la historia o qué poner entre lo último que escribí y otro acontecimiento del que quiero escribir más adelante, y entonces pienso que no quiero quedarme sin saber qué va a ocurrir, ya llevo ochenta folios y no creo que le quede muchísimo para que la termine, así que quiero verla terminada.

A mí antes me ocurría mucho y algunas de mis novelas se quedaron a medias por atascos parecidos, pero según se va teniendo experiencia escrituril esto ocurre menos o tenemos más recursos para contraatacarlos.
Sobre este tema y sobre muchos otros hablo en una guía para escribir novelas que acabo de editar. Es un compendio de pautas y consejos que he ido recopilando sobre mi experiencia escribiendo novelas en estos 17 años y que creo pueden serle útiles a los escritores principiantes. Lo tenéis en Amazon a un precio asequible, os pongo por aquí el enlace, por  si estáis interesados.