A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

Proyecto Final



Para finalizar este último trimestre de curso y terminar el primer año de mi Ciclo Formativo de Diseño y Producción Editorial, tenemos que elaborar el proyecto final que consiste en hacer un libro.
El trabajo se basa en maquetar un texto que elijamos, insertando imágenes y decorarlo, para después imprimirlo y encuadernarlo. Como el tema era libre y yo tiendo a complicarme la vida en cuestiones que me gustan, yo decidí hacer una especie de bibliografía de mis escritos. 

Algunos habréis visto las Fichas Técnicas que iba publicando en otro de mis blogs: Escritos y Proyectos, que se trataba de una ficha que rellenaba con los datos de cada una de las novelas que he escrito o empezado. Me parecía una buena forma de tener la información sobre ellas a mano bien organizada. Esto lo voy haciendo en un cuaderno a mano, pero cuando me dijeron que había que hacer un libro pensé que podría matar dos pájaros de un tiro y, además de hacer el trabajo con mucho más interés que de cualquier otro tema, además así tendría esa información bien encuadernadita.

Las fichas de las novelas contienen estos datos:


TÍTULO:
 
Ficha técnica:

Número de novela:
Fecha de inicio:
Años de la autora:
Tiempo de escritura:
Correcciones:
Páginas (de Word en times 12 p):
Temática:
Narrador:
Se desarrolla en:
Protagonista:
Dedicatoria:

Además de la presentación, la temática, los personajes, curiosidades de la novela en su creación, la problemática con la que me haya encontrado, fragmentos y fotografías o imágenes.

También he incluido otros capítulos donde voy narrando mis experiencias con la escritura y algunos relatos inéditos, textos y curiosidades sobre mis andanzas como escritora. 

Es un bonito homenaje a mis 25 criaturitas (no están todas terminadas pero las considero a todas importantes y parte indispensable para seguir mi camino de las letras) y también por todos estos años que llevo escribiendo. Os iré hablando de este trabajo, que sin duda me va a hacer aprender mucho, y os pondré alguna fotillo, si estáis interesados del proceso y el resultado final.

Diario Visual



¡Hola Proyectitos! ¿cómo llevais vuestros diarios en imágenes? Yo os diré que llevo mi libretita bastante al día. Es verdad que tengo algunas hojas sin dibujar o algunos dibus sin terminar, pero tenía que hacer, en un mes, los dibujos de tres meses, así que yo creo que voy bastante bien al día.

Os comentaré que, una vez que me puse a realizar mi libreta, todas las indicaciones que daban en la exposición para hacerla, no he cumplido casi ninguna, pero yo creo que en eso se basa la inspiración: ves algo que te gusta, una idea chula, y la transformas y la llevas a cabo según tus propios gustos o tus necesidades.

Las recomendaciones eran:

            1. Hacer un dibujo por día.
      2. No pensar mucho.
      3. Ser creado de una sola vez.
      4. Hacerlo en un periodo de tiempo breve.

1.       Mi libreta está dividida en ocho páginas por mes, así que imposible hacer un dibujo por día y además creo que eso, en mi caso que no estoy acostumbrada a dibujar tanto ni tampoco me dedico a ello, creo que sería más estresante que otra cosa, al menos para ser la primera libreta que hago.

2.       Jo, es que si no pienso mucho, me saldría un churro. Si es un diario visual, creo que los dibus tienen que tener significado y para eso tengo que pensar (también he tenido que pensar más porque tenía que acordarme de lo que me ha ido pasando en los meses anteriores)

3.       Tampoco he cumplido esa porque mola eso de ir haciendo una cosa un día y otro día se te ocurre algo que lo enriquece y lo sumas. Creo que así está en continuo movimiento y cambio, como la vida misma.

4.       Pues tampoco. Creo que hay que tomarse cada uno el tiempo que necesite y yo creo que, como es una práctica que relaja bastante, es genial tirarse un rato y disfrutarlo bien.

Otra de las cosas que he experimentado en estas semanas es que es genial dibujar al aire libre. Por ejemplo en un parque o en un rinconcito de la ciudad (el otro día se me acercó un chico para verme dibujar, así que se hacen hasta amigos!). 

Además, y aunque suele darme vergüenza enseñar mis trabajos, ya le he enseñado mi agendita a algunos amigos y es curioso ver lo que comentan o qué dibujos les gustan más que otros. Es lógico que llamen más la atención unos que otros, a lo mejor los que tienen color o los que fueron más elaborados, pero yo creo que todos los que están tienen una parte importante en la libreta y representan mis ideas, mis gustos y mis sentimientos en este año.

Si aún no habéis empezado vuestro Diario Visual, no sé a qué esperáis, no tiene más que cosas positivas que aportaros.

Pensar con las manos

La otra tarde fui al museo ABC a visitar una exposición llamada: Pensar con las manos, de Pep Carrió e Isidro Ferrer.  Básicamente son imágenes, composiciones o las mismas libretas que han ido dibujando y componiendo a lo largo de los años. 


Al inicio nos cuentan todo lo que caben en estos cuadernos y además nos dan las pautas para realizar el nuestro propio pero antes de contároslo, seguiré explicando lo que podéis encontraros en esta curiosa exposición, porque a la entrada nos dejan una tablet y si la diriges a obras en concreto, la obra se muestra en 3 D, o aparecen videos explicativos o entrevistas a los autores.  Es muy divertida, ¡incluso cuando no sabes como funciona y te tiras media hora moviendo la tablet para todos lados!

La verdad que me inspiró bastante y me nacieron las ganas de hacer mi propia libreta para este 2014. Por lo que vi en la exposición y por las ideas que saqué, éstas son las instrucciones para hacernos cada uno la nuestra propia. 
Si os animáis, tomad nota:

1.       Necesitas un cuaderno o libreta. Si es con hojas en blanco mejor, tipo moleskine es la ideal. Yo tenía una de un formato más pequeño y creo que para empezar está bien.
2.       Hay que dividir el cuaderno por días. En mi caso, y como la libreta era más pequeña y también me parece demasiado una composición/dibujo por día, la he hecho por conjuntos de varias hojas en meses. En mi caso cada mes tiene 8 páginas. 

3.       En la primera página tiene que poner:
- Cuaderno de…y nuestro nombre.
- Las cosas que caben en este cuaderno: y a continuación una lista de las cosas que vamos a incluir. Por ejemplo, uno de los autores puso ésta:

-el trabajo
-los hallazgos
-las reflexiones
-los otros
- la voz popular
-los listados
-las dudas
- la agenda
-las ocurrencias
-las certezas
-las cervezas
-los amigos
-los viajes
Pero yo creo que lo mejor es que cada uno la haga propia y original.

- También hay que ponerle un nombre. Las suyas se llamaban: los días al revés (título que me encantó) y los sueños de Helena (otro título que ya no puedo poner, jajaja).

Yo estoy haciendo como una presentación del mes con un dibujo, pero cada uno puede hacerlo como quiera.

Se trata de hacer dibujos (a lápiz, rotuladores, plumilla, acuarelas, carboncillo, pinturas...), composiciones con recortes, pegatinas, o lo que se nos ocurra, en cada una de las páginas con las cosas que se nos vayan ocurriendo, relaccionadas con nuestro año. Lo ideal es que haya días en que espontanéamente cojamos una página y nos pongamos a ver que sale, pero yo he pensado que en mi caso la voy a hacer mitad así y mitad pensándolo por dos motivos: el primero es que la he comenzado en Marzo y no quiero que Enero y Febrero queden en blanco, así que estoy reconstruyéndolos con las cosas que ya me pasaron. Y la segunda es que no tengo una página por día, así que tengo que ir resumiendo varios días juntos en la misma hoja por lo que no creo que todo sea espontáneo.


¿Y para qué hacer este cuaderno? Pues creo que nos puede servir para varias cosas. Una de ellas es que con la tontería de ir pensando cosas para incluirlas en la libreta, miramos el mundo desde otras perspectivas nuevas. Algo que creo que es muy enriquecedor para nuestra creatividad.
También practicamos el dibujo. No hace falta ser un gran ilustrador, se pueden hacer dibujos sencillos que expliquen una sensación, un sentimiento o algo que queramos plasmar.
Además puede inspirarnos para algún escrito, por qué no. Se trata de expresarnos de otra manera y todo lo que esté relacionado con eso, nos puede servir a la hora de escribir.
Otra de las cosas buenas que yo le veo es que fomenta nuestra constancia, algo que no viene sobrando a la humanidad. El tener algo que ir construyendo todo el año, con regularidad.
Y por último yo creo que llegar a fin de año y verlo terminado tiene que dar mucha satisfacción, un logro más del que sentirnos orgullosos de nosotros mismos, algo que nos ayudará a nuestra autoestima.

Como os digo yo ya la he empezado, de hecho la empecé el mismo día, tenía ansia creativa, jajaja. Me encantaría despertarle el gusanillo a alguien y que también la hiciera, me parece una idea genial. Así que si os apetece ya sabéis y si tenéis alguna duda, pues escribidme en comentarios, y os cuento.

 Nota: si veo que mi libreta va quedando más o menos aparente, igual me animo y os enseño algunos dibus que vaya haciendo. Y vosotros en vuestros blogs podéis hacerlo mismo ;)

Mariposas

Últimamente me estoy encontrando con exposiciones muy chulas, así de sorpresa, como a mí más me gusta. Llevo una semana un poco chunga y la verdad es que el arte, esta semana, me ha sacado una sonrisa y de ese estrés del que están teñidos estos días.

El martes pasado me encontré con una bailarina que giraba y giraba como una mariposa. Loie Fuller, con su obra más característica: La Metamorfosis. 

La sala, con luz tenue, mostraba imágenes traslúcidas de varios fragmentos de grabaciones muy antiguas, a lo Melies. Coloreadas y con una melodía de fondo. 

De nuevo mi amigo Toulosse-Lautrec, aparece, ya que tiene relación con la bailarina. Es curioso como algunas veces todo parece estar conectado: Los carteles de Art Noveau, mis trabajos de clase, y una máquina del tiempo que siempre vuelve a llevarme diez años atrás. 

Hemos subido unas escaleras, que no tengo claro donde conducen pero que, una vez en lo más alto, me he dado cuenta de que las vistas me encantan.
 
Atardece en Madrid y los sueños empiezan a brotar como pequeñas plantas que no sé identificar. Por un momento he dejado mi imaginación volar y esta vez lo haré hasta que la realidad me lo permita.

Nos hemos perdido por unas calles más que conocidas, pero en ellas siempre hay algo por descubrir, algo nuevo que hallar, algo bonito que vivir. 

Y así, convertida en mariposa, vuelvo a casa, con la cabeza llena de ilusiones.

Los libros también nos hacen reir



Entre el libro electrónico y el libro en papel creo que siempre existirá una relación de amor-odio. Yo no puedo evitarlo, sigo conquistada por el papel y me hizo mucha gracia esta imagen que me encontré, y al leerla me imaginé como apagaba el botoncito de algunas personas que son igual de pesadas ;)

¡Feliz viernes! ¡Que disfrutéis del finde!

La ladrona de libros en el cine




Por fin he visto la ladrona de libros en cine. A poco que sigáis mi blog o mis rankings de lecturas, sabréis que este libro es mi favorito. Me lo leí hace seis años cuando lo descubrí en una biblioteca, como si de la propia Liesel se tratara y me hubiera poseído, eligiendo por mí aquel libro que me llamaba tanto la atención.

Su lectura me cautivó y se convirtió así en mi libro favorito, recomendándolo cada vez que me preguntaban. Ahora han hecho la película y cuando vi el tráiler supe que no me iba a decepcionar. Me alegra que no lo haya hecho porque tenía muy altas expectativas y las han cumplido.

La película empieza con un narrador en off, que ya todos sabéis quien es, desde las nubes y hasta un tren a vapor precioso que recorre las vías a gran velocidad. Es ahí donde se encuentra la pequeña Liesel y donde nos la presenta.

Creo que tanto ella como los demás personajes adorables del libro, están perfectamente descritos y elegidos en la película. Algo que habría tirado por tierra toda la historia de no haber sido así.

La actriz que encarna a Liesel tiene magia. Su forma de mirar es la de Liesel. Esa curiosidad por el mundo y por los libros. Por aprender y vivir las cosas a su alrededor. De mirar de una forma diferente. Y encima es zurda, para qué quiero más…

Creo que hay muchísimas escenas preciosas y muy bien descritas. A mi Liesel me enamoró pero la relación que tiene con su padre Hans, o la relación con su amigo Rudy, o con Max, es que no sé cual me gusta más de las tres y claro, cada vez que sale cualquiera de estos personajes, que
es en la mayoría de escenas, me tienen cautivada.

Con Hans la relación es preciosa porque tienen una complicidad y un afecto paternofilial que se va generando con el paso de los días y la unión del aprendizaje y el amor. Hans es adorable y cuando le demuestra cuanto la quiere, es enternecedor.

Con Rudy ocurre algo parecido. La camaradería y la amistad que hace seguirla a todas partes, a ayudarla y apoyarla, en un “estoy de tu parte, pase lo que pase” me encanta. Una historia que con el paso de los días se va haciendo cada vez más fuerte e indestructible.

La tercera relación es con Max. Esta es una mezcla de las dos anteriores. Max es un joven judío que tiene que vivir esc
ondido y aún así disfruta de los pequeños placeres de la vida como ninguno. Le muestra a Liesel el poder de las palabras y los libros y crece entre ellos una amistad familiar de las que hay pocas.
Creo que el film es precioso. Muy visual y poético, justo lo que quería ver para esta historia. Hay muchas escenas, o casi todas, que tienen algo mágico, algo estético, algo que te remueve por dentro.
Puedo decir que es también una de mis películas favoritas, quizás la única pega es una escena un poco peliculera que en el libro no ocurre, pero por lo demás le doy un diez. No muchas películas pueden conseguir que me haya emocionado en casi toda la película.

No puedo entender como unas chicas que fueron a verla a la misma sala, que tendría unos veinte años, dijeron: “esta peli es la risa, no podía contenerme”, no sé muy bien si se referían al odio hitleriano reflejado, a la persecución y asesinato de los judíos, al horror de la guerra o al sufrimiento desgarrador de unos personajes adorables. Es uno de esos misterios del ser humano, ante una escena, una película, alguien puede emocionarse hasta el dolor por algo que ni siquiera le ocurre a sí mismo y otro puede mofarse. A lo mejor es como le dice Max a Liesel, en una de las muchas frases preciosas de la cinta: “Si tus ojos pudieran hablar, ¿qué dirían?” a lo mejor es que algunos ojos no quieren ver lo hermoso del mundo, pero yo lo prefiero.

Sí vosotros también sois así, os encantará la película.