A veces, escribo de más...

..........................................................................................................Y ésta, es una de esas veces.

La chica danesa




Ayer fui al cine a ver “La chica danesa”. Tenía muchas ganas de verla, desde el año pasado que vi el trailer. La fotografía me encantó y la historia me llamaba mucho la atención, tenía bastantes puntos que me interesaban: ambos pintores, una historia de amor, un escenario precioso…y el tema central: contar la historia del primer transexual que se sometió a la operación de cambio de sexo. Da la casualidad de que hace tiempo conocí varios casos y sé algo del tema, a veces cuando conoces a alguien con un problema, te pones a investigar porque quieres entender mejor a esas personas.

El caso es que la película no me sorprendió ni tiene giros de argumento, al menos para mí, aunque es difícil sorprenderme, por lo que veo últimamente, porque acierto bastante lo que va a suceder, pero creo que está narrada muy bien y aunque hay detalles que yo habría hecho de otra manera creo que la película es muy recomendable, y ya no solo por pasar un rato, sino porque la película tiene mucho transfondo.

He leído artículos sobre esta película, uno en concreto que decía: “Risas en el cine ¿Está parte del público preparado para ver “la chica danesa”? y comentaba como se escuchaban risas en los momentos más dramáticos de la cinta (ayer yo también escuché algunas fuera de lugar). Está claro que este tipo de cosas ocurren por la falta de respeto y la ignorancia de algunas personas que no son capaces de entender algo que no les ocurre a ellos. Es muy triste que una persona tenga un problema y encima de tenerlo otras personas se mofen. Estoy muy puesta en este tema como os digo y hay muchas personas que pierden la vida o porque se acaban quitando la vida por el acoso sufrido por insultos y vejaciones o porque les dan palizas mortales por ser diferentes. Creo que es aberrante que pasen cosas así. 

La historia transcurre en 1920 pero el trato que recibe Lily bien podría asemejarse al trato que aún se sigue dando a las personas de la comunidad transexual. Les hacen estudios psiquiátricos, les atacan o les tildan de cosas que no son, como travestidos (que además, cada uno que haga lo que quiera) y encima a veces no les comprenden ni familiares ni amigos…desde luego eso sí que es un drama. 

Que cada uno sea lo que quiere ser o lo que siente que es, ojalá hubiese más coherencia y educación en el mundo y más entendimiento para no compartir algo pero sí respetarlo. 

Si eres una persona sensible, abierta de mente y respetuosa, valoras una película bien hecha y unas actuaciones brillantes, entonces te va a gustar.

Cómo crear personajes



Tras el éxito de mi primera guía para escritores noveles: “Cómo escribir una novela” (número 1 de ventas en Amazon), he publicado la segunda parte, esta vez enfocada directamente a la creación de personajes, ya que pienso que es muy importante que los protagonistas de nuestras historias nos resulten interesantes y nos apetezca saber qué les ocurre, sienten o piensan. Una historia con un buen escenario y sucesos misteriosos que no tengan un personaje que nos despierte el deseo de conocerle, echaría por tierra todo lo demás, por eso hay que prestarle especial atención al proceso de su elaboración. 

Os presento esta guía: "Cómo crear personajes" que ya está disponible en amazon (en versión kindle-ebook o papel) y que podéis conseguir a través de la página web de amazon o escribiéndome a mi correo: proyectodescritora@yahoo.es


Y, con motivo de este nuevo lanzamiento, en el blog he creado una nueva sección para analizar personajes de las historias que puedan ser de nuestro interés. ¡No os lo perdáis!



Cómo crear personajes, guía para principiantes

¿Cómo crear unos personajes únicos y atrayentes?
¿Cómo conseguir el mejor de los protagonistas? 
 
Esta guía va dirigida a aquellas personas que están empezando a dar sus primeros pasos en el mundo de la escritura y comienzan a construir así sus primeras novelas y sus primeros personajes.

En esta guía encontrarás una amplia recopilación de consejos, ideas y pautas, para poder construir tus personajes más genuinos, originales e interesantes para tus historias.

En ella, incluyo además, anécdotas personales y un análisis de mis propios personajes para saber qué fórmulas funcionan y cuales son los errores que no hay que cometer en su creación.

Aprenderás a diseñar tus mejores protagonistas, a dotarles de realismo e identidad, a crear los personajes necesarios para cada historia, para qué sirve cada personaje, como darle mayor fuerza a nuestra novela con los personajes, y un montón de cosas más para saber que hemos creado los mejores personajes. 




Cuadernos de montaña



La otra tarde acudí a una presentación de un libro de viajes en la librería Desnivel. Fueron varios montañeros a hablar del libro: Cuadernos de montaña. No es una temática que a mí me guste, la verdad, no soy nada montañera (aunque pasar un día en el río o haciendo alguna actividad, me encanta) y los libros de ese tipo no me llaman la atención, pero me invitaron a ir y quería probar, siempre se aprende algo nuevo. 

Los montañeros me caen bien en general, tienen ese rollo guay de valorar y cuidar la naturaleza y los animales y además valorar la soledad bien entendida. La montaña es ideal para meditar y pensar en tus cosas. Yo lo he experimentado, a más bajo nivel, como digo, pero eso de escuchar solo los sonidos del bosque y evadirte del mundo, es maravilloso. Conectas con tu lado más animal y espiritual. A mí me ha pasado, en algunas ocasiones, de ocurrírseme ideas para algunas novelas en paseos de estos, se debe, seguramente a estar relajado y en paz contigo mismo.

De esto precisamente hablaban los ponentes. De esas vivencias y de sobrevivir en condiciones adversas y en éstas, conocerse mejor a uno mismo, porque al fin y al cabo todas las experiencias en la vida, al menos a mi parecer, el denominador común que las enlaza a todas es el conocimiento interno de uno mismo, y desde ahí la mejora. 

Nos mostraron también los cuadernos originales con anotaciones y dibujos de las expediciones. Ya sabéis que esas cosas me encantan, si yo me fuera así de aventura, sería lo primero que me llevaría para posbrevivir.

La presentación podría haber sido mejorable (el rincón para las presentaciones es un recodo un poco incómodo que no te deja ver a los que exponen y las imágenes del proyector se habrían visto mejor sin luz) pero fueron bastante amables (nos regalaron hasta un calendario muy chulo de imágenes de prácticas imposibles (para mí) en la montaña y la librería, si no la conocéis, es digna de ver. 

Os invito a pasaros por ella para que la disfrutéis:

C/ Matute, número 6. Metro Antón Martín.


Herramientas para conseguir tus propósitos


Continuando con la entrada anterior de los propósitos de 2016, los Reyes me han provisto de material para conseguir mejor estos objetivos. Lo primero, una agenda super chula, tenía ya otra, pero esa es de guarreo y de ir apuntando quéhaceres, en ésta anotaré solo las cosas guays, que invita a ello. También me han equipado de mi calendario de perros anual, de rotuladores para mis dibus, de un cuaderno muy bonito para dibujar y un librín que me autoregalé yo misma, se llama Unison, que lo vi por cuatro euros y que ya me estoy leyendo. (Del que ya os hablaré cuando lo termine).

Os ilustro la entrada con las fotillos que he ido publicando estos días por instagram (proyecto_descritora) de todos ellos, por si neceitáis alguna idea para regalar (os).

 1. Foto general de todos mis regalines.
 2. Calendario de perros 2016
 3. Agenda super chuli
 4. Agenda y tiritas para corregir textos
 5. Rotus para dibujar
 6. Tacita ilustrada
 7. Super E de chocolate
 8. Cuaderno para dibujos



Proyectos, ideas e ilusiones 2016

¡Hola proyectitos!

¿Qué tal ha comenzado este 2016? ¿repleto de proyectos, ideas e ilusiones? espero que sí. Yo por mi parte, ya he escrito mi nuevo listado de propósitos para este año. Creo que es práctico hacerse esta lista para saber lo que se quiere conseguir en estos doce meses que tenemos por delante, tantos días y tantas oportunidades como seamos capaces de permitir.

Mis 47 puntos de mi lista, las he escrito en mi agenda, esa que miro a diario para saber qué tareas tengo que ir realizando, sino se me olvidarían la mitad. Creo que está bien hacérsela en un sitio que la podamos ver aunque no queramos para recordarnos que queremos llegar a unas metas y que si no nos esforzamos no las conseguiremos. En la agenda se pueden ir anotando los pasos para alcanzarlas.

Suelo hacer diferenciaciones entre los objetivos profesionales, los familiares, los más personales, etc. La mitad de ellos tienen que ver con el aspecto cultural, más concretamente con los libros. Tengo varios proyectos editoriales para este año que requieren un trabajo y un esfuerzo diario, por lo que escribirlos en esa agenda se me hace vital.

Aquí van algunos ejemplos:

Propósitos literario-culturales

- 47 lecturas (o si llego a 23 me doy con un canto, jajaja...)
- 6º curso de planning por asignaturas
- Ver 47 películas (seguro que caen el doble, que el cine me encanta)
- Ir a 47 eventos culturales (parecen muchos pero entre unas cosas y otras al final lo cumplo).
- Publicar 47 entradas en el blog (a veces se hace difícil, pero suelo conseguirlo también)
- Publicar la guía de personajes.
- Avanzar en algunas novelas empezadas.


No perdáis más tiempo y empezad vuestro listado si no lo tenéis ya, porque es mucho más fácil conseguir lo que queremos si somos capaces de definirlo, y mucho más factible conseguirlo si podemos fragmentarlo en pasos que seguir y darlos.

¡Mucho ánimo y a por vuestra meta!

Carta de despedida al 2015



Carta Nº 13

Lo primero que suelo explicar, en esta carta, es que es una tradición que comencé hace ahora trece años. Los primeros cinco, escribía un email a mis amigos contándoles el balance de mi año que despedía, y hace ocho años que comencé a hacerlo aquí en el blog. Así que está es la décimo tercera carta y esta la entrada 47 de este año (como también es tradición desde hace algunos años).

Esta misiva tiene el cometido de hacer balance al conjunto de mi año (siempre desde la parte positiva y desde el aprendizaje de la parte negativa) y me gusta hacerlo desde la perspectiva de una de mis teorías que explican el mundo o al menos lo intentan, porque como he dicho en otras ocasiones, cuanto más mayor y más estudio sobre psicología y sobre comportamientos humanos menos os comprendo…

Este año se me ocurrió la teoría visitando una tarde el Museo Reina Sofía con un buen amigo mío. Pasamos la tarde recorriendo exposiciones de estructuras e imágenes y subiendo y bajando los ascensores acristalados de fuera. Lo que me producen esos ascensores es algo extraño. Tengo miedo a los sitios cerrados y los ascensores no son un buen lugar para mí pero al estar abierto al exterior me parecen muy diferentes. Es curioso porque, de quedarme encerrada en uno de ellos, sería la misma situación pero que las paredes sean transparentes lo cambia todo. También observé que me encanta mirar al exterior cuando sube y sobre todo cuando baja aunque también produce un poco de vértigo ver como se acerca el suelo a gran velocidad y sin embargo es una sensación excitante que se puede disfrutar. Pensé que ahí tenía mi metáfora sobre la vida. Esa idea de que los que no arriesgan no ganan y que algunas cosas nos dan vértigo pero son las que más merecen la pena, pero aquello solo era la punta del iceberg de mi idea, que se encontraba en el interior del museo.

Mi teoría apareció en una obra que se encontraba ocupando toda una sala, que a priori no me pareció demasiado grande. Había unos paneles blancos y uno de ellos a modo de puerta que invitaba a entrar, si es que te atrevías. Tengo una máxima desde hace año y medio y es: vamos, valiente!, así que la traspasé sin saber qué me deparaba el otro lado. Así es la vida, decisiones y puertas que cruzamos sin saber cuales serán los resultados de dichas elecciones ni los efectos que harán en nuestras vidas.

Dentro había más paneles. Pronto descubrías que algunos giraban y podías cruzarlos también. Al principio iba con mi amigo decidiendo cuales cruzar pero pronto cada uno tomó un camino diferente. Es lo que ocurre en la vida, quieres a personas pero a veces los caminos se separan. Reconozco que quedarme sola en lo que descubrí era un inmenso laberinto blanco, me asustó. Me sentí perdida, desorientada y atrapada (otra vez un lugar pequeño donde estaba encerrada), y me agobié así que mi principal objetivo fue encontrar la salida, ni siquiera me puse a pensar donde se había metido mi amigo y como encontrarle. Necesitaba salir de ahí, así que me puse a traspasar paneles como loca, que giraban a un lado y a otro y ya no sabía donde estaba. De repente se me antojó un lugar infinitamente inmenso.

Por el camino encontré a un par de desconocidos. Con uno de ellos hubo hostilidad y con el otro nos sonreímos. Algo que ocurre en la vida, a veces, no sabemos por qué, hay personas que de primeras nos caen en gracia y otras que, hagan lo que hagan, no nos caen bien. Seguro que habría más gente en aquel laberinto pero no tuve la suerte o no suerte de encontrármelos, simplemente nuestros caminos nunca se cruzaron. A veces tengo miedo de esa premisa, seguro que hay gente encantadora con la que me llevaría estupendamente pero que nuestras decisiones de abrir o no puertas del laberinto, no hacen que nos crucemos.

Después de un rato, logré salir del laberinto y lejos de sentirme aliviada me sentí vacía. Salir del laberinto es como salir de la vida. Nos puede agobiar tomar decisiones o algunos problemas pero cuando no tenemos nada de ello tampoco podemos vivir las cosas maravillosas del mundo. Es como esa idea de vivir las cosas con la intensidad que se merecen pues seguramente suframos menos pero también nos evitamos las cosas más sublimes.

No me lo pensé mucho y volví a entrar. Además no había encontrado a mi amigo, así que de nuevo, a volver a elegir caminos, solo que esta vez con un objetivo claro y no me agobié sino que estaba esperanzada por lograr mi meta. Lo encontré detrás de una de las puertas y acabamos saliendo de nuevo, esta vez juntos.

Eso es para lo que valen los amigos, te encuentras por casualidad eligiendo pasadizos del gran laberinto intrincado que es la vida y deciden o no acompañarte en tus pasos. El camino, a partir de ahí tiene que ser consensuado y cuando uno de los dos decide abandonarlo por otro, hay que dejarlo marchar y nosotros seguir el nuestro porque, detrás de cada puerta, siempre encontraremos otras personas.

Mi camino por el laberinto este año se ha enriquecido de una manera insólita y nada esperada. Puedo decir que he conocido a personas maravillosas que me han hecho la vida más fácil y feliz y que les agradezco un millón de veces las veces que me han hecho reír, que me han escuchado, que me han dado un abrazo, que me han confiado sus secretos, que me han enseñado cosas valiosas, que me han abierto las puertas de sus casas y de su corazón, que me han dado “momentos Amelie”, instantes “kairós”, muchos “me acuerdos” preciosos, que han aguantado mis conversaciones profundas y que me valoran por como soy. Os adoro y por vosotros va esta carta. Que el 2016 sea tan bonito como lo sois vosotros.


Feliz 2016



PD. Creo que la exposición sigue estando, os invito a que viváis la experiencia por vosotros mismos y luego compartáis vuestras sensaciones y también que sigáis tomando vuestras propias decisiones en la vida, pues es lo que realmente importa y nos hará estar bien con nosotros mismos.

Las demás cartas:



2015



Enero. Sin. Es el problema de llevar el corazón por fuera. Amigas y chocolate. Mapaches. Mi primera cabalgata madrileña. Tomates y pimientos. Dibujos en la pared. TardEs kaFkianAs. Ensalada de pensamientos. ¡Unicornios y arcoiris!  En ocasiones monto muebles de Ikea a medias. Nieves y sombras. Las palabras mágicas de "no vas a poder" ¡y siempre puedo! Maldad con patatas.


Febrero. Cómoescribir una novela. Monster hiiiiiigh. La aplastante lógica de los infantesSin expectativas y todo por ganar. La vida interrumpe a la escritura pero también la alimenta. ESPEJISMOS. Cuidado, que se os ha caído la personalidad y la estáis pisando, sí, justo ahí, junto al criterio y la madurez. Planes perejil.


Marzo. A pie. Más swing! Jugar a las casitas. Microteatro. Creando mi propia cafetería-librería malasañera moderna.  Humos. La fiesta del ascenso. Bicicleta por los perros. Torres Kío. Mudanzas emocionales. Libros. Fotografías.


Abril. Casa del Lector. La taza de Historias escritas en el viento. A cualquier otra parte. 32.  Sois de cartón.  Jugarse la vida a lo "humor amarillo" a las 3 de la mañana por Montera...Contra la pared. He aprendido un paso nuevo para andar por la vida :) El frío de la espera. Sí algún día muero de frío será en Atocha, exactamente igual que sí muero de amor. Excusas. Matadero.


Mayo. Amigos. A cambio de nada. Una bañera. El día de los besos. La perdedora es la que gana. Columpios de libertad. Mercados. Horas que se pierden en el infinito por una buena causa, amigos que tienes que tratar de desconocidos y mudanzas mentales. Filosofar mientras pintas. Un sólo violín contra la vorágine de la ciudad; uno sólo. Y vence. Picnics improvisados antes de la pereza.  La noche de las dos lunas. Doy gracias por poder caminar y también por bailar. y por tener ganas, sobre todo por tener ganas :) Zumbele. Lo que destruye el Hombre lo arregla la Música.


Junio. Hacer la croqueta en el césped con dos golden es lo que yo llamo: planazo :) Feria del libro. Sentirse realizada como escritora. El gazpacho hostil y las mariposas. Decir adiós. Entre fotografías. Pasará a la historia como el día de la sandalia herida y el tenedor. Amueblarse el corazón. 7 años de blog. Las reglas del juego. En este momento me pillas happyfly.


Julio. Sueña conmigo. Piscinas y risas. Titanic en las barcas del retiro. Otros. Quiero que te des cuenta cuando no estoy. Piragüismos. Minions y monos. La peor de las efemérides. Música para no tan feos. Logroño de haditas. Allí. Noches de flu-flú. Vías zurdas que se cruzan. ¡La cajamanta! Los buenos amigos te hacen reír y te dejan llorar, los que no lo son te dicen más "noes" que "síes".


Agosto. Volver al Matadero. Summer time. Playeos, chafados de paja y collejones marinos. Tardes de sckeches.  Plantitas. Las locas aventuras de Super Ele entre tormentas de arena, caras de piedra, relámpagos centelleantes y estepicursores que se cruzan por medio la tormenta que fue. Aquí. A ver las estrellas. Diario visual bianual.


Septiembre. Acuarelear. Laberintos de decisiones. Yo elijo cerca. El mar. Bicho feo y cosa rara. Estamos de ocasión. Dibujos expandidos.  Nuevos proyectos. Amigos no rancios.Vacaciones en Zénnox.


Octubre. Transparencia o asfalto. Cruzar el bosque. Sin aire. Inktober. Perros. Triángulos. Liber y escritores. Literatura juvenil. Momento bighero. Getafe negro. Tapapies. Quédate con quienes te alegren los martes. Seconds.


Noviembre. Salvajes. 5000. Personas que solo fueron ensayos. Fantasmas rancios. “Todo lo que una persona puede imaginar otra puede hacerlo realidad”. Ideas peregrinas. Asombrosas criaturas. Peces de asfalto. Asertividad. ¿Luneamos? A veces los errores de hoy son los aciertos de mañana. Gatos. Nº 1 de ventas en Amazon.


Diciembre. Vértigo. Nunca seré el alma de ninguna fiesta ni falta que me hace. Música. Tantas tristezas como luces en la ciudad. Kurti. Amigos que valen oro. “A versos sí, a veces no, A besos siempreLa chica libélula. ¿Serás tú? Clandestinos.   La guerrera de fuego.